La fiscal general dijo que se opone al proyecto de ley para expandir la autoridad de Ben Gvir sobre la policía

La coalición entrante probablemente aprobará la legislación de todos modos, pero Gali Baharav-Miara advierte que no la defenderá cuando ésta sea impugnada en el Tribunal Superior de Justicia

Foto compuesta: el presidente de Otzma Yehudit, Itamar Ben Gvir (izq.), durante una reunión de facciones en el Knesset el 21 de noviembre de 2022; La fiscal general, Gali Baharav-Miara, habla en la Universidad de Tel Aviv el 28 de septiembre de 2022.

La Fiscal General. Gali Baharav-Miara. se opondrá a la legislación que la coalición entrante está buscando aprobar para otorgar al presidente extremista de Otzma Yehudit, Itamar Ben Gvir, una autoridad sin precedentes sobre la fuerza policial como ministro de seguridad nacional, según informaron los medios hebreos el viernes.

Mientras Baharav-Miara reconoce que la coalición que el presunto primer ministro, Benjamin Netanyahu, está buscando finalizar en estas próximas semanas, probablemente aprobará la legislación de todos modos, ella no defenderá la ley cuando ésta sea impugnada por el Tribunal Superior de Justicia, de acuerdo con lo que informaron varios medios de comunicación hebreos sin citar fuentes, lo cual indica que la historia probablemente se haya filtrado a través de la oficina de Baharav-Miara.

Ben Gvir se convertirá en el ministro de Seguridad Nacional del nuevo gobierno, un nuevo cargo creado que reemplaza al de ministro de Seguridad Pública, lo cual le asignará además la supervisión de la policía. El nuevo ministerio que encabezará también controlará a la Policía de Fronteras en Judea y Samaria, la cual actualmente responde al ejército.

Adicionalmente, Ben Gvir presentó el jueves un proyecto de ley que pretende redefinir radicalmente la relación entre la policía y los políticos. Establece que es el ministro quien fijará la política, relegando al comisario de policía al papel de administrador o encargado de cumplir con dicha política. Actualmente, el comisionado establece la política en forma conjunta con el ministro, y este cambio aparentemente dará a Ben Gvir, un activista de extrema derecha a menudo condenado, un amplio control sobre una fuerza policial con la cual ha estado en desacuerdo durante mucho tiempo.

También provee al ministro de amplios poderes para decidir qué temas ameritan o no una mayor dureza de investigación y ejecución.

El jefe de Otzma Yehudit, Itamar Ben Gvir (L), y el Comisionado de Policía de Israel, Kobi Shabtai, asisten al Bat Mitzvá de la hija de Ben Gvir, en el asentamiento de Kiryat Arba en Judea y Samaria, 8 de diciembre de 2022.

El proyecto de ley establece que el ministro no podrá dictar la apertura o cierre de sondeos específicos, como investigaciones sobre políticos sospechosos de irregularidades. Sin embargo, el ministro estará autorizado a definir las políticas generales sobre las investigaciones y sobre el tratamiento de los casos.

“El principio fundacional de una democracia moderna es que el liderazgo político — es decir, los representantes electos — delinean y dirigen la política, y que el liderazgo ejecutivo implementa esta política”, narra un texto explicativo adjunto al proyecto de ley.

Los informes del viernes en los medios de comunicación hebreos dijeron que Baharav-Miara se opone al esfuerzo del proyecto de ley para subordinar al jefe de la policía al ministro de seguridad nacional.

Ella también rechaza la manera en que Ben Gvir busca involucrarse en las investigaciones policiales, argumentando que tales investigaciones deben estar libres de interferencias políticas y que la aplicación de la ley debe permanecer independiente.

Otro tema que el fiscal general ha planteado sobre la legislación es que busca tratar a la fuerza de la policía nacional como a las Fuerzas de Defensa de Israel, al subordinar a las primeras a un ministro. Mientras que esto se acepta en el caso de las FDI, que, hasta cierto punto, están subordinadas al ministro de defensa; se debe a que los militares luchan contra los enemigos externos de Israel, mientras que se supone que la policía solo interactúa con los ciudadanos. Por lo tanto, el límite para la participación de un ministro en las operaciones de la fuerza policial es mayor.

El Canal 12 también señaló que un ministro con autoridad sobre las investigaciones policiales significaría que, los oficiales a cargo de las mismas, no se atreverían a investigar a Ben Gvir o a otros miembros del gobierno en contra de su voluntad. Esta atmósfera problemática ya existe hasta cierto punto, con la red señalando que muchos de los altos funcionarios involucrados en las investigaciones por corrupción de Netanyahu han renunciado o han sido promovidos.

En medio de la creciente frustración ante los planes de la coalición entrante para alterar la relación de la policía con los funcionarios políticos, un usuario anónimo publicó un «aviso de muerte» para la fuerza policial de Israel en un grupo de WhatsApp para oficiales superiores este viernes.

Los sitios de medios hebreos también citaron fuentes policiales anónimas que se encontraban descontentas con lo que percibieron como la voluntad del comisionado de policía Kobi Shabtai de llegar a un acuerdo con las reformas Ben Gvir.

Discípulo del difunto rabino extremista Meir Kahane, Ben Gvir guardó una foto del perpetrador de la masacre de la Tumba de los Patriarcas en 1994 en su muro, hasta que comenzó a fortalecerse en la política. Fue condenado en 2007 por los delitos de apoyo a una organización terrorista y por incitación al racismo, aunque insiste en que se ha moderado en los últimos años.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel