Diciembre 5 del 2022

Israelíes cancelan su suscripción a Netflix por la polémica película «Farha»

Los clientes israelíes esperan que la medida haga que el gigante del streaming tome medidas para eliminar la película, que muestra a soldados de las FDI ejecutando a palestinos, y reconsidere que se incluyan películas similares en en el futuro.

Muchos israelíes expresaron su indignación y cancelaron su suscripción a Netflix después de que la plataforma de streaming anunciara que subiría a su catálogo el jueves la película «Farha», que muestra a soldados israelíes ejecutando a una familia palestina.

Los suscriptores podrán ver la polémica película de la directora jordana Doreen J. Salam, que se centra en la Nakba («catástrofe» en árabe, que significa para los palestinos la creación del Estado de Israel). La película incluye una impactante escena de 15 minutos en la que los soldados israelíes masacran a una familia de refugiados palestinos, incluido un bebé de un año.

Netflix. (Shutterstock)

 El miércoles, el teatro Al Saraya de Jaffa, financiado por el gobierno, fue objeto de críticas por la proyección de la película. El ministro israelí de Cultura y Deportes, Chili Tropper, tachó la decisión de proyectar la película de «escandalosa» y «vergonzosa», y el ministro de Finanzas, Avigdor Lieberman, pidió que se retiraran los fondos al teatro.

Más tarde, se produjeron manifestaciones en el exterior de la sala en ambos lados, con la policía separando a los dos grupos: los manifestantes pro-Israel en un lado y los asistentes a la película en el otro.

El grupo pro-Israel cuestionó por qué un cine financiado por el gobierno estaba proyectando la película, considerada por los críticos como propaganda anti-Israel. El otro bando abogó por un debate, alegando que la película muestra hechos históricos que, según ellos, deben ser reconocidos.

«Después de dos años, decidí cancelar la suscripción a Netflix debido al apoyo a la película antiisraelí», comentó un famoso streamer.

«Netflix apoya una escena tan chocante e irreal que no se ajusta en absoluto a la moral israelí y judía. No puedo suscribirme a un sitio que apoyo una escena tan chocante en la que los soldados [israelíes] son retratados tan vilmente como asesinos sin corazón y sin ninguna humanidad», declaró Tal Oknin.

Farha. (Ynet)

 «Espero que un abandono masivo por parte de los israelíes haga que Netflix se dé cuenta de que se equivocó al comprar la película y cambie su decisión al respecto. Siempre hay lugar para la crítica, pero una crítica objetiva basada en casos reales», añadió.

Otro internauta afirmó que «últimamente, la sensación es que muchos sitios están controlados por los enemigos de Israel y el BDS (el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel) en particular».

«Es muy importante que todos nosotros, como israelíes, respondamos a cualquier provocación de este tipo, de lo contrario les damos vía libre. Como la economía mundial está en problemas, los que se identifican con la narrativa palestina sabrán que nos perderán como clientes y dejarán de recibir dinero de nosotros», continuó el internauta identificado como «Asher».

La modelo e influencer Nataly Dadon también decidió cancelar su suscripción a Netflix. «Motivo de la cancelación: ¡¡¡Los valores antes que el lujo!!! Así que como todo el mundo ya sabe y también lo subí aquí esta semana, Netflix estrena una película llamada ‘Farha’ que aparentemente tiene el único propósito de aumentar el antisemitismo contra el pueblo judío. Y no es la única serie anti-Israel que tiene una escena en Netflix», escribió en Instagram.

Nataly Dadon, modelo israelí. (Ynet)

 «Hay algo muy cínico y doloroso en el estreno de una película cuyo objetivo es presentarnos como un pueblo cruel y despiadado. Nosotros, que salimos a las calles a bailar y alegrarnos tan pronto como la decisión de la ONU del 29 de noviembre de 1947, no sabíamos entonces que nos enfrentábamos a batallas malditas y estábamos envueltos en una guerra en la que todos los bandos sufrieron grandes pérdidas, ¡pero el pueblo judío nunca actuó de manera cruel ni llevó a cabo purgas, asesinó a personas inocentes sin razón y por pura crueldad!», continuó.

«¡No somos nosotros los que metimos a las familias en las cámaras de gas, no somos nosotros los que observamos y perseguimos, no somos nosotros los que violamos y asesinamos! […] ¡Esta impactante película no tiene más que el deseo de contribuir al odio del pueblo judío y esta vez frente a 222 millones de abonados!» afirmó la modelo.

«Somos fuertes y es el momento de unirnos a Israel. También hay suficientes sitios de streaming y no le pasará nada a nadie si cancelamos nuestra suscripción», manifestó.

 

Fuente: Ynet Español