Noviembre 30 de 2022

Shaked niega asilo a mujer huyendo de la mutilación genital femenina

Por: Tzvi Joffre

Los buscadores de asilo africanos y los activistas israelíes protestan afuera de la Oficina del Primer Ministro en Jerusalem, en contra de su deportación, 3 de abril del 2018.

La ministra del interior comparó la práctica con la circuncisión masculina, diciendo que tratarlas de manera diferente en la ley sería ´absurdo´.

La ministra del interior Ayelet Shaked rechazó una petición de asilo de una mujer de Sierra Leona buscando refugio de la mutilación genital femenina, una decisión que puede ir en contra de una decisión anterior de la Corte Suprema de Justicia, según un documento hecho público el martes.

En la decisión de 43 páginas emitida originalmente el 17 de noviembre, Shaked afirmó que la Convención de Ginebra sobre Refugiados de 1951 no considera que todos los peligros o crisis sean para proporcionar el estatus de refugiado a una persona.

Aunque Israel ratificó la convención, no ha aprobado la legislación regulándola en la ley.

Según el ACNUR [Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados], un refugiado es definido ¨como una persona que está fuera de su país de nacionalidad o de residencia habitual; tiene un temor bien fundado de ser perseguido debido a su raza, religión, nacionalidad, membresía a un grupo social en particular u opinión política; y no puede o no quiere acogerse a la protección en ese país, o regresar allí, por temor a la persecusión¨.

Shaked argumentó que el sexo no está en la lista y que no cumple los requerimientos de ¨membresía de un grupo social en particular¨ en este caso.

Ayelet Shaked llegando a una reunión de gabinete semanal, 12 de junio del 2022.

La Corte Suprema dictaminó que la amenaza de mutilación genital podría ser razón de otorgar asilo

En el 2019, la Corte Suprema de Justicia dictaminó que la amenaza de mutilación genital de menores por la fuerza sería considerada una amenaza basada en la pertenencia de los recurrentes a un determinado grupo social, lo que significa que serían considerados refugiados bajo la Convención para los Refugiados.

La ministra del interior admitió que, debido al fallo, ¨en circunstancias apropiadas¨, la amenaza de mutilación genital femenina podría ser considerada como ser perseguido de una manera que convierte a la persona acosada en una refugiada. Sin embargo, Shaked afirmó que este fallo estaba basado en la interpretación y no escrito explícitamente.

Shaked también argumentó que, específicamente en el caso de la circuncisión femenina, existen ¨consideraciones especiales y significativas¨, comparando la práctica con la circuncisión masculina y notando que la ¨circuncisión femenina¨ no está prohibida en Israel.

¨Es, por lo tanto, impensable que el Estado de Israel perjudicaría sus intereses de soberanía y otorgaría asilo por una presunta persecución que es similar o cercana en su esencia a una tradición popular entre nuestros propios ciudadanos¨, escribió Shaked.

¨No sólo sería esto ilógico y desproporcionado, sino que también contradeciría el principio de igualdad en la ley, ya que el resultado sería que el estado permitiría que una cierta acción sea realizada en los niños (y eso es una cosa buena) y a otros ciudadanos, mientras que se otorga protección contra un daño similar a las niñas, que no son ni siquiera ciudadanas o están residiendo ilegalmente. Una política como esta sería completamente absurda¨.

La ministra del interior destacó que no quiere tratar de afirmar que la circuncisión masculina y femenina son lo mismo, pero agregó que no todos los casos de mutilación genital femenina son considerados persecución.

Shaked citó un documento de posición por la Real Asociación Médica Holandesa que establece que la mutilación genital femenina ¨toma muchas formas¨ y tiene ¨muchas formas mucho más leves¨ donde sólo se elimina el prepucio del clítoris. Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud establece que ¨La mutilación genital femenina de cualquier tipo ha sido reconocido como una práctica dañina y una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres¨.

Shaked también señaló los intentos de prohibir la circuncisión masculina en Europa, afirmando que muchos defensores de tales intentos han usado razonamiento similar al razonamiento usado para prohibir la mutilación genital femenina.

La ministra del interior advirtió que, si Israel reconoce todas las formas de mutilación genital femenina como persecución, esto podría tener ¨consecuencias negativas¨ para las comunidades judías luchando por los derechos para realizar la circuncisión masculina.

Con respecto al caso de la mujer que busca asilo, Shaked afirmó que la mujer tiene la edad suficiente para que, estadísticamente, es improbable que sea forzada a someterse a la mutilación genital. La ministra del interior, citó adicionalmente casos donde a las mujeres se les permitió negarse a someterse a la mutilación genital.

La mujer buscando asilo también había tenido hijos mientras estaba en Israel y aunque argumentó que sus hijos tendrían dificultades para ajustarse a la vida en Sierra Leona, no afirmó que serían sometidos a la mutilación genital.

ONG y parlamentario condenan la decisión de Shaked

La ONG Línea Caliente para Refugiados y Migrantes, condenó la decisión el jueves, escribiendo ¨Shaked está orgullosa del hecho de que decidió no otorgar el status de refugiados a una mujer que teme que será forzada a someterse a la circuncisión de mujeres en su patria, y esto a pesar del hecho de que el comité asesor para asuntos de refugiados -que también consiste de representantes del ministerio del interior -recomendaron de manera unánime que le fuera otorgada protección en Israel¨.

La ONG calificó la medida como ¨la última ronda de las relaciones públicas en la espalda de una mujer que buscó protección en Israel¨.

El parlamentario de Hadash-Ta´al, Ofer Cassif, expresó indignación ante la decisión de Shaked, escribiendo ¨la decisión de Shaked de deportar a una mujer, una buscadora de asilo de Sierra Leona, a un lugar donde no podrá resistir o decir no a la mutilación de su cuerpo en medio de un riesgo para su vida y una pérdida de control sobre su cuerpo -es satánico, inhumano e ilegal¨.

¨El hecho de que Shaked basó su decisión en la Ley de la Nación-Estado, sólo prueba cuán vil y monstruosa es la ley y que racistas son sus consecuencias para la sociedad¨.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post