Noviembre 25 del 2022

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: un drama también israelí

Opinión. Durante 2022 en Israel fueron asesinadas 18 mujeres y toda israelí que sufre violencia de género sabe que puede ser la próxima. Miles de familias viven en entornos violentos, sin protección del Estado e invisibilizadas por la agenda pública.

Hace unos años recibí una llamada a altas horas de la noche. Era una mujer. “No me conoces, pero necesito tu ayuda, no tengo a nadie más a quién acudir. Tengo cinco hijos, hace unos días salimos de un albergue para mujeres maltratadas y temo por nuestras vidas”, me contó con la voz entrecortada.

“¿Fuiste a la policía? ¿A una oficina de asistencia social?”, le pregunté. “Todo el mundo conoce nuestra historia”, respondió decidida. “Pero no tienen nada para ofrecernos excepto un refugio en el que no nos podemos quedar para siempre. Nos mudamos de ciudad para tratar de comenzar de nuevo, pero no le tomará mucho tiempo encontrarnos, necesito ayuda para que no nos mate”, relató.

 Las 18 mujeres asesinadas en Israel durante 2022. (Ynet)

 Cuando me dispuse a investigar la historia me costó aceptar que una mujer y sus niños en peligro quedaran tan expuestos. Pero los documentos que me envió hablan por sí solos. Desde resúmenes de visitas al hospital hasta opiniones psiquiátricas que indican daños físicos a los niños. Todas señales de advertencia escritas con sangre ante un sistema ciego.

En una de las entrevistas que le realicé ella me pidió especialmente que la conversación sea grabada “para que, si me asesina, al menos haya un testigo”. Su historia no es la única y no se trata de un fenómeno marginal. Se estima que decenas de miles de familias israelíes viven en contextos violentos. En algunos de esos hogares hay mujeres cuyas vidas corren verdadero peligro, y que perdieron la confianza en un sistema que las invisibiliza. Continúan acumulando cicatrices y dolor, ante un Estado de Israel que hoy no tiene suficientes herramientas para ayudarlas.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se conmemora en todo el mundo y no resiste segundas lecturas: a pesar de un discurso de mayor conciencia en torno al fenómeno, y a pesar de que las mujeres cuentan con mayores recursos para identificar señales de peligro, en Israel la violencia doméstica sigue recibiendo un tratamiento inadecuado.

No es posible aceptar que en 2022 los profesionales que mantienen contacto con los niños no se capaciten periódicamente para identificar señales de angustia sobre el infierno que algunos pequeños viven en sus hogares. No es posible que en Israel hoy la única forma de proteger a una mujer en peligro es darle una orden de restricción de acercamiento o enviarla a un albergue.

 La Knesset, parlamento de Israel. (AFP)

Las mujeres israelíes que sufren violencia son forzadas a elegir entre esperar a que un papel las proteja o irse de sus casas junto a sus hijos, dejando atrás su trabajo, la escuela, los amigos y la familia, para mudarse a una pequeña habitación durante un tiempo y esperar que a su regreso la persona de la que huyen ya no represente una amenaza.

En promedio, 20 mujeres son asesinadas cada año en Israel. Este año ya fueron asesinadas 18. A una de ellas la mataron en la mañana del día de las elecciones, ante el silencio atronador de los parlamentarios electos. El programa nacional para la prevención de la violencia doméstica cuenta con un presupuesto de 100 millones de shekels (29 millones de dólares) que resulta insuficiente. La legislación sobre el tema se mantiene estancada y la falta de interés sigue costando vidas. ¿Qué piensan hacer para evitar el próximo asesinato?

 

Fuente: Ynet Español