Noviembre 23 de 2022

Rabino en Jefe pide al gobierno cambiar la ley de inmigración para mantener fuera a los no judíos

Por: Judah Ari Gross

El rabino en jefe David Lau habla en un evento de Jabad en New Jersey, 20 de noviembre del 2022.

Hablando en un evento en New Jersey, David Lau se hace eco de los comentarios del Rabino en Jefe sefaradí, Yitzhak Yosef, quien dijo que el gobierno entrante podía ofrecer una oportunidad para ´enmendar la ley sobre quién es judío´.

El rabino en jefe David Lau pidió el domingo al gobierno entrante que revoque la así llamada ¨cláusula del nieto¨ de la Ley de Retorno, que otorga la ciudadanía israelí a cualquiera con al menos un abuelo judío que no practique otra religión.

¨Durante 10 años he estado pidiendo tratar de cambiar este error de la tercera generación en la Ley de Retorno -arreglarla, asegurar que Israel será un estado judío, un estado de judíos¨, dijo Lau.

El rabino en jefe ashkenazi de Israel hizo los comentarios en un evento anual en New Jersey el domingo en la noche honrando a los emisarios de Jabad, quienes sirven en las comunidades en todo el mundo en nombre del movimiento jasídico.

En su discurso, Lau también se jactó de su intransigencia sobre el tema de las conversiones al judaísmo, ya que el gobierno anterior buscó reformar el proceso. En un aparente acto de protesta contra esas reformas, Lau redujo dramáticamente el número de conversiones que su oficina reconoció.

¨He tenido el honor el año pasado de ser el emisario del rebbe [el fallecido líder del movimiento Jabad, el rabino Manachem Mendel Schneerson] y continuar sus grandes pasos para garantizar que la conversión se realice de acuerdo con la ley judía¨, dijo Lau.

A principios de este mes, el rabino en jefe sefaradí, Yitzhak Yosef, instó al probable gobierno entrante que apruebe un proyecto de ley que permite a la Knesset anular los fallos de la Corte Suprema de Justicia, declarando a Israel un ¨estado ortodoxo¨.

El rabio en jefe sefaradí de Israel, Yitzhak Ovadia habla en el Cuartel General Nacional de la Policía de Israel en Jerusalem, 22 de septiembre del 2022.

Yosef dijo que el llamado proyecto de ley de anulación era ¨una oportunidad para enmendar la ley sobre quién es judío¨. Hablando durante su sermón semanal, el rabino afirmó que Israel ¨es un estado ortodoxo, no reformista¨, acusando al judaísmo reformista de ¨causar la asimilación en el extranjero¨.

¨Tienen que [aprobar] la cláusula de anulación para superar los fallos de la Corte Suprema¨, dijo.

Los dos rabinos en jefe de Israel son funcionarios públicos cuyos salarios son pagados por el estado y no están supuestos a intervenir en asuntos públicos. Después de los comentarios de Yosef, el jefe de Yisrael Beytenu, Avigdor Liberman, pidió que fuera despedido de su cargo.

El futuro gobierno que se espera, liderado por el primer ministro designado, Benjamin Netanyahu, está previsto que se componga del Likud junto con los partidos ortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torah y el partido religioso de extrema derecha Sionismo Religioso.

Todos los cuatro partidos han indicado un deseo de aprobar la llamada ley de anulación, que permite a la Knesset anular los fallos de la Corte Suprema, que afirman que subvierte la voluntad del pueblo y limita lo que creen que es el activismo de la corte. Se espera que dicho proyecto sea un elemento clave de los acuerdos firmados entre los partidos de la coalición.

Inmigrantes ucranianos a Israel que huyeron de los combates en Ucrania llegan en un vuelo de rescate al Aeropuerto Ben-Gurion, 17 de marzo del 2022.

Shas, JUT y Sionismo Religioso han indicado el deseo de cambiar la Ley de Retorno para limitar el número de personas elegibles para la inmigración a Israel que no son considerados judíos bajo la ley ortodoxa. Esto tendría principalmente una influencia importante en la inmigración de la ex Unión Soviética.

Algunas partes del partido Likud, que tiene una base importante de apoyo de inmigrantes de la ex unión Soviética, se espera que se opongan a un cambio de la Ley de Retorno.

El jefe de Otzma Yehudit, Itamar Ben-Gvir, que se postuló con Sionismo Religioso y se separó a principios de esta semana, ha dicho que también buscará acabar con el reconocimiento de las conversiones reformistas para propósitos de la ciudadanía. Los partidos haredim han apoyado hace mucho permitir solamente las conversiones ortodoxas al judaísmo para ser reconocidos de cualquier manera oficial.

Los principales grupos judíos de Estados Unidos han emitido raras advertencia sen contra de tales esfuerzos, que dicen que podrían alienar a grandes sectores de la judería de la Diáspora.

William Daroff, director de la Conferencia de Presidentes de las Principales Organizaciones Judías de Estados Unidos -que ha tenido cuidado de no publicar críticas al gobierno entrante -dijo la semana pasada que ¨La Ley de Retorno es la base del sionismo¨.

Times of Israel contribuyó con este reportaje.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel