Octubre 28 del 2022

Tensión en Rusia: un funcionario del Kremlin atacó a Jabad Lubavitch y el exrabino de Moscú llamó a los judíos a abandonar el país

El subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Aleksey Pavlov, había afirmado que el país albergaba cientos de cultos neopaganos, incluido Jabad.

Rabino en jefe de Rusia, Berel Lazar, con Putin en 2014. Wikimedia.

El exrabino principal de Moscú, Pinjas Goldschmidt, pidió el jueves a los judíos rusos que abandonen el país. La declaración de Goldschmidt se da después de que un alto funcionario de defensa ruso atacara al movimiento jasídico Jabad Lubavitch, acusándolo de «culto supremacista».

En un artículo para el semanario Argumenty i Fakty, propiedad del gobierno, que pedía la «desatanización» de Ucrania, el subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Aleksey Pavlov, había afirmado que el país albergaba cientos de cultos neopaganos, incluido Jabad.

“El principio principal de los jasídicos es la superioridad de los partidarios de la secta sobre todas las naciones y pueblos”, escribió Pavlov.

“Un ataque del gobierno ruso contra Jabad, así como los ataques contra la Agencia Judía para Israel, son actos antisemitas contra todos nosotros”, dijo Goldschmidt, quien huyó de Rusia a principios de este año después de trabajar en el país durante décadas.

“Reiteramos nuestro llamado a todos nuestros hermanos y hermanas que aún permanecen en Rusia y pueden salir del país para que lo hagan”, dijo el rabino, que hace poco mantuvo un encuentro con el Papa Francisco para hablar de la guerra.

Los comentarios de Pavlov despertaron grandes temores entre la comunidad judía de Rusia, que se identifica abrumadoramente con el movimiento Jabad. El rabino jefe ruso Berel Lazar es él mismo un Lubavitcher, al igual que la gran mayoría de los rabinos en el país y en gran parte de la antigua Unión Soviética.

Un portavoz de la comunidad judía rusa, Baruch Gorin, que también es miembro de Jabad, dijo a la emisora ​​pública israelí Kan que los comentarios de Pavlov plantearon el espectro no solo del odio a los judíos, sino también de una política oficial de antisemitismo por parte de las autoridades rusas.

En respuesta al artículo, el rabino principal de Rusia, Lazar, alguna vez considerado cercano a Putin, escribió una carta abierta a las autoridades rusas el miércoles, pidiéndoles que condenen los comentarios de Pavlov.

“Puede llamar a la lógica del Sr. Pavlov sin sentido o antisemitismo vulgar y superficial, pero esta es una nueva variedad de viejos libelos de sangre. Y si las pronuncia un miembro del Consejo de Seguridad de Rusia, esto representa un gran peligro. Por ello exigimos una respuesta inmediata e inequívoca de la sociedad y de las autoridades del país”, escribió Lazar.

 

Fuente: Aurora Digital