Octubre 17 del 2022

Los analistas están divididos sobre si las críticas de Lapid a Rusia dañarán las relaciones entre los países

Mientras que algunos creen que la medida del primer ministro fue un paso peligroso contra el Kremlin, otros creen que las críticas no harán que Rusia deje de cooperar repentinamente con el Estado judío.

  La enérgica condena del primer ministro Yair Lapid a Rusia luego de una serie de ataques aéreos en Ucrania. Es la primera vez que un primer ministro israelí condena las acciones de Rusia desde que comenzó la guerra, lo que podría marcar un punto de inflexión en los lazos entre Rusia e Israel, aunque los analistas están divididos sobre el tema.

Las fuerzas rusas dispararon el lunes docenas de misiles contra ciudades de Ucrania y utilizaron drones iraníes para dañar las instalaciones eléctricas en todo el país. Al menos 19 personas murieron y decenas más resultaron heridas, según funcionarios ucranianos.

 El primer ministro Yair Lapid, el presidente ruso Vladimir Putin (Foto: AFP)

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que el bombardeo fue una represalia por la explosión del sábado en un puente clave que conecta a Rusia con Crimea, un ataque que Rusia atribuyó a un camión bomba ucraniano que causó graves daños.

El lunes por la noche, Lapid condenó los ataques de Rusia contra objetivos civiles, marcando la primera declaración de este tipo de un primer ministro israelí desde la invasión rusa de Ucrania a finales de febrero.

“Condeno enérgicamente los ataques rusos contra la población civil en Kiev y otras ciudades de Ucrania”, tuiteó Lapid. “Envío nuestras más sinceras condolencias a las familias de las víctimas y al pueblo ucraniano”.

Rusia se apresuró a emitir una refutación y acusó a Jerusalén de permanecer en silencio frente a “ocho años de continuos ataques terroristas ucranianos contra los ciudadanos de Donbás”, así como de “hacer la vista gorda ante el reciente ataque letal de Ucrania contra un convoy de refugiados en la región de Kharkiv” y la destrucción del puente de Crimea.

 Ucranianos recogen cadáveres en Lyman cerca de Donetsk (Foto: AP)

 Israel ha tratado de permanecer en su mayoría neutral sobre la invasión rusa de Ucrania, debido en parte a su necesidad del consentimiento de Rusia, que patrulla el espacio aéreo sirio, para llevar a cabo ataques aéreos contra proxys terroristas iraníes en Siria.

Sin embargo, Jerusalén ha emitido críticas a Moscú en varias ocasiones y también ha rechazado públicamente la reciente anexión de los territorios ucranianos ocupados por Putin.

Sin embargo, las fuertes críticas de Lapid al bombardeo podrían dañar los lazos entre las dos naciones, según los analistas.

“Lapid hizo una jugada relativamente cautelosa con la esperanza de que no afectará los lazos a pesar de que sus comentarios fueron menos que elogiosos y recibió una respuesta menos que amigable”, dijo Zvi Magen, investigador del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv.

“Debemos recordar que Israel no está proporcionando armas a Ucrania y no se ha sumado a las sanciones contra Rusia”, agregó Magen, embajador de Israel en Ucrania entre 1993 y 1997 y embajador en Rusia desde 1998 a 1999.

 Zvi Magen (Foto: Nitzan Dror, Uri Davidovitch)

 En general, el ex diplomático es optimista de que los lazos entre Rusia e Israel no se verán afectados, pero admite que la pregunta aún está en el aire.

“Lapid habló sin cambiar el status quo y eso no cambiará por ahora”, dijo Magen. “Hay algunos en Israel que creen que el país necesita ir más allá (en sus críticas a Rusia) y dejar de temer su respuesta, pero creo que hay una buena razón para que el gobierno israelí no lo haga”.

Otros expresaron su preocupación por las críticas públicas y acusaron a Lapid de ser “descuidado”.

El profesor Efraim Inbar, presidente del Instituto de Estrategia y Seguridad de Jerusalén, dijo que, a diferencia de su predecesor, Naftali Bennett, Lapid ha sido durante mucho tiempo abiertamente crítico con Putin y la invasión rusa de Ucrania.

Lapid “quiere ponerse del lado de los europeos y particularmente de los países de Europa occidental”, dijo Inbar. “Definitivamente podría afectar nuestras relaciones”.

 Una protesta a favor de Ucrania en Praga (Foto: EPA)

 El Kremlin, señaló, está bajo una enorme presión en medio de las recientes pérdidas militares en el este de Ucrania. Además, y quizás de manera más significativa, Moscú también está experimentando un acercamiento con Irán, que le ha proporcionado cientos de drones de combate en las últimas semanas.

“Desde mi punto de vista, es descuidado”, argumentó Inbar. “Deberíamos continuar con nuestra política de opacidad en este conflicto porque Israel tiene intereses en el norte y Rusia es nuestro vecino. No queremos tener un vecino enojado”.

La historia está escrita por Maya Margit y reimpresa con permiso de Media Line.

 

Fuente: Ynet Español