Septiembre 12 del 2022

Las raíces judías de Leonard Nimoy, el idish y el saludo de los Cohanim

Con los dedos separados, que popularizó internacionalmente el Sr. Spock: “Larga vida y prosperidad”

Nimoy tocando la guitarra en 1967 – Foto: Wikipedia – Dominio Público

Leonard Nimoy vio por primera vez lo que se convirtió en el famoso saludo Vulcano, “Larga vida y prosperidad”, de niño, mucho antes de que existiera “Star Trek”. El especial saludo de la mano proviene de un recuerdo de infancia, de un servicio de la sinagoga judía ortodoxa en Boston.

El actor Leonard Nimoy, más conocido por el papel de Spock en “Star Trek”, murió el viernes 27 de febrero 2015. Varios días antes de su muerte, Nimoy compartió estas palabras con sus millones de seguidores en Twitter:

“La vida es como un jardín. Puede haber momentos perfectos, pero no se conservan más que en el recuerdo. LLAP. El actor casi siempre terminaba sus tweets con ´LLAP´, abreviatura de ´¡Larga vida y prosperidad!´ (por sus siglas en inglés), el aforismo Vulcano que se convirtió en el slogan de Spock y, por lo tanto, del propio Nimoy”.

Nimoy y el saludo vulcano en 2011 – Foto: Wikipedia – CC BY 2.0

 El hombre que haría de Spock vio el gesto como parte de una bendición, y nunca lo abandonó. “Algo realmente se apoderó de mí”, dijo Nimoy en una entrevista con el Centro Nacional del Libro Idish en 2013.

Nimoy habló sobre las raíces judías del famoso gesto para un proyecto de historia oral que documenta las vidas de las personas que hablan en idish, entre las cuales estaba él. Al principio de la entrevista, habló de su infancia en idish. Nació en Boston, pero sus padres eran de un pueblo en lo que hoy es Ucrania. “Mi primer idioma fue el inglés”, dijo Nimoy al entrevistador en idish, “pero yo necesitaba hablar idish con mis abuelos”.

Una revelación: “Hace años, cuando era estudiante universitario, trabajé a tiempo parcial en el Centro Nacional del Libro Idish, que se encuentra en el campus de mi alma mater”.

Aunque Nimoy nunca ocultó su judeidad al mundo, su trabajo en el Centro, sus esfuerzos por preservar el idioma de su infancia, emergen hoy. En el Centro explican que Nimoy empezó a grabar cuentos judíos de Europa del Este, en 1995, para un programa de radio conducido por ellos. Él además financió otro proyecto para grabar historias en idish y distribuirlas entre los niños.

“Hacia el final de su vida, pidió que se incrementaran los esfuerzos para enseñar idish a una nueva generación”, comentó Aaron Lansky, presidente del centro, en un correo electrónico. “No creo que ningún Vulcano hablara un idish más geshmak (sabroso). Le echaremos de menos”.

Tal vez ningún actor estuvo más atado a Star Trek que Leonard Nimoy, cuyo Sr. Spock ayudó a convertir el papel en una referencia cultural. Nimoy es tan sinónimo de su alter ego vulcano que los fans se rebelaron al ver el título de su primer libro de memorias, “Yo no soy Spock”, a pesar de la insistencia de Nimoy de que detrás del nombre del libro no había más que una explicación matizada de las diferencias entre él y su personaje.

El hecho de que Nimoy incorporara a su papel la bendición habla de algo particularmente conmovedor sobre los límites permeables entre Spock y el propio Nimoy.

“Es la forma de la letra shin”, dijo Nimoy en la entrevista de 2013, haciendo el famoso gesto de “V”. La letra hebrea Shin, señaló, es la primera letra de varias palabras hebreas, incluyendo Shaddai (uno de los nombres de Dios), Shalom (la palabra hola, adiós y paz) y Shejinah, que definió como “el aspecto femenino de Dios que supuestamente fue creado para vivir entre los humanos”.

La Shejinah, dijo Nimoy, era también el nombre de la oración en la que participó de niño que le inspiró el saludo. La oración, la intención de bendecir a la congregación, debe su nombre al aspecto femenino de Dios, Nimoy explicó en un post en 2012 en el sitio de “Star Trek”. “La luz de esta Deidad podría ser muy perjudicial. Así que para protegernos hemos de cerrar los ojos”, escribió en el blog.

“Se pusieron el talit en la cabeza, y comenzaron este canto”, dice Nimoy en la entrevista de 2013, “Y mi padre me dijo: ‘no mires’”. Al principio, lo ordenó, pero lo que siguió me intrigó. Pensé, ‘algo importante está sucediendo aquí’. Así que me asomé. Y los vi con sus manos sobresaliendo de debajo del talit así”, dijo Nimoy, mostrando la “V” con sus dos manos. “No tenía ni idea de lo que estaba pasando, pero lo que oía y veía era mágico”.

Después de presenciar los rituales hace todos esos años, Nimoy practica haciendo la “V” con los dedos de niño. “Nunca soñé que un día haría el gesto en público y reiteradamente de adulto».

Eso fue, dijo, hasta que un guion de “Star Trek” requirió que su Sr. Spock se fuera a casa a Vulcano. “Era la primera vez que nos veríamos con otros vulcanos, otras personas de mi raza, así que esperaba encontrar un toque que pudiera contribuir al desarrollo de la sociología Vulcan”, dijo Nimoy. “Creo que los vulcanos deberíamos tener algún saludo especial”, recordó Nimoy haber dicho. Y sugirió el gesto de la oración de su infancia.

“Chico”, dijo, “eso tiene gancho. Sencillamente le da un toque mágico”.

Nimoy señaló que “la mayoría de la gente a día de hoy todavía no sabe” la historia del saludo, aunque en varias ocasiones y con entusiasmo compartió su origen.

Riendo, Nimoy revela lo mejor de todo: “La gente no se da cuenta que con este gesto están bendiciendo a los demás!”

 

Fuente: Aurora Digital