Septiembre 7 de 2022

Diarios de mujer judía del siglo XVII serán adaptados a una nueva novela gráfica

POR: Ben Bresky

Bertha Pappenheim, una descendiente de Glikl Hamel, posa como Glikl para este retrato pintado por el artista Leopold Pilichowski.

El diario de Glikl de Hamlyn, escrito a lo largo de 20 años hace cientos de años, describe los problemas, ambiciones y luchas que siguen siendo relevantes en la actualidad.

Glikl de Hamlyn puede haber vivido hace más de 400 años, pero de muchas maneras las ambiciones y luchas de su vida reflejan los problemas de hoy. La mujer judía, cuyo diario de 20 años describe la vida en la Europa del siglo XVII, ha sido convertido en una novela gráfica por un equipo de educadores formado por marido y mujer. Mat y Julie Tonti hablaron con Magazine sobre su próximo proyecto destinado a hacer una versión digerible para hoy.

Mat y Julie viven con sus hijos en el área de Washington, DC, donde ambos trabajan en el campo de la educación, Mat como rabino y educador en la Escuela Diurna Judía Milton Gottesman, y Julie como directora de servicios de educadores en The Associated: Federación Judía de Baltimore. La pareja estuvo recientemente en Israel, a continuación de su visita a Alemania donde rastrearon dónde vivió, trabajó y rezó Glikl.

Nacida en aproximadamente 1646, vivió principalmente en Hamburgo, en la actual Alemania. Habitualmente, se la conoce como Glikl de Hamlyn, la ciudad natal de su esposo, que también se deletrea Hamelin, famosa por la historia del Flautista de Hamelin.

El nombre Glikl significa ¨suerte¨, explicó Julie, y era un nombre común para las mujeres judías de la época. Su nombre algunas veces se deletrea Gluckel o Glueckel, pero se pronuncia Glikl en yiddish, el idioma en el que escribió sus memorias. También se la conoce por su nombre en hebreo, Glikl bas Leib, que ahora es su cuenta de Instagram gracias a los Tonti.

¨Ella realmente es un buen ejemplo de una mujer exitosa¨, explicó Julie. ¨Muestra lo que significa trabajar y tener una buena relación con tu esposo¨. Glikl vivió hasta bien entrados sus 80 años y tuvo 14 hijos, 12 de los cuales vivieron hasta la edad adulta.

Glikl de Hamlyn: Un ejemplo de una mujer judía exitosa

Glikl y su esposo Haim de Hamlyn trabajaban juntos y crearon un exitoso negocio familiar en la cosmopolita ciudad portuaria de Hamburgo. Cuando su amado esposo falleció, Glikl recurrió a la escritura como una forma de sobrellevar la situación y como algo para transmitir a las generaciones futuras.

La familia era muy devota y sería descrita hoy como ortodoxa. ¨Ella vivió según la Torah y murió según la Torah¨, explicó Mat. Cualquier sufrimiento que experimentaba, lo atribuía a sus propios pecados, mientras que cualquier golpe de buena fortuna era atribuido a D-s y era motivo de celebración. Sus escritos son importantes por crear una comprensión más amplia de la vida en Europa en general y de la comunidad judía en particular.

¿Por qué vivieron los judíos tanto tiempo en Alemania si la situación era tan mala?

Una pregunta que los estudiantes a menudo hacen a los Tonti es por qué los judíos vivieron en Alemania por tanto tiempo si las cosas iban tan mal. ¨Hablar sobre la Alemania de la época posterior al Holocausto es un desafío¨, afirmó Julie. ¨Pero pudimos ver que Hamburgo es una hermosa ciudad y era un gran lugar para administrar un negocio¨.

Ilustraciones de la próxima versión en novela gráfica de los diarios de Glikl.

Los Tonti experimentaron personalmente la dicotomía cuando les gritaron en alemán en varias ocasiones por infracciones menores. Para los turistas judíos estadounidenses, el enfoque en seguir las reglas y el tono en que se expresaban provocaron algunas emociones complejas. Pero el hermoso río y el paisaje eran impresionantes.

Fueron asistidos en su viaje por un guía turístico alemán, Andreas Kowalski, que, aunque no era judío, ha hecho la misión de su vida explicar el judaísmo y la vida judía. ¨Él nos ayudó tanto, y ahora tenemos una amistad eterna¨, dijo Julie. El guía turístico ayudó a la pareja a navegar por dónde Glikl vivió y cómo era visualmente su vida. Señalaron que el recorrido por la ciudad habría tomado el doble de tiempo en la Edad Media, cuando la conveniencia del transporte moderno era inconcebible.

Glikl disfrutaba el ambiente cultural de Hamburgo, y en sus diarios escribe que la prefería mucho más a Hamlyn, la ciudad natal de su esposo, que era un poco demasiado provinciana para ella.

Además de su descripción de una próspera comunidad judía, también hubo casos de judeofobia.

A mediados de los años 1600, la comunidad judía ashkenazi fue expulsada de Hamburgo y forzada a reasentarse en la cercana Altona. A los judíos sefaradíes de España y Portugal se les permitió quedarse porque eran vistos como más útiles económicamente. Cuando Glikl era una niña, su familia estuvo entre aquellas que se trasladaron a Altona y luego, varios años más tarde, regresaron a Hamburgo.

Antisemitismo y una pandemia en la Alemania del siglo XVII

Además del antisemitismo, hubo una pandemia. ¨Cuando era una niña pequeña, su familia acogió a judíos que tuvieron que huir de Polonia debido a las masacres¨, afirmó Julie. ¨Alrededor de 10 de ellos vinieron a quedarse en su casa y algunos estaban muy enfermos¨.

Glikl escribó que todos los miembros de la casa contrajeron la enfermedad que asolaba a Europa y, aunque la mayoría se recuperó, su abuela sucumbió a la enfermedad.

También describió un incidente en Sukkot, en el que se descubrió que su hija de tres años tenía una llaga debajo del brazo. Temiendo que fuera la plaga, rápidamente la sacaron de la sinagoga y la enviaron a un pueblo cercano mientras duraba la fiesta. No sólo temían propagar el virus mortal, sino también a las autoridades que habrían puesto en cuarentena a toda la comunidad y culpado a los judíos por propagar la enfermedad.

Los eventos de su vida, tanto felices como tristes, llenaron los pensamientos de Mat y Julie mientras visitaban su ciudad natal. Vieron el antiguo cementerio y tomaron fotos de las tumbas de Haim de Hamlyn y de muchos familiares de Glikl, aunque la propia Glikl fue enterrada en Francia.

Gran parta del Hamburgo histórico fue destruido en un incendio en 1842, y durante la Segunda Guerra Mundial los Aliados bombardearon Hamburgo en su lucha contra los nazis. Pero los Tonti sintieron la necesidad de hacer su libro tan auténtico como fuera posible y vieron muchas casas que les dieron una idea de cómo puede haberse visto la casa de Glikl.

¨Desde un punto de vista artístico, realmente quería mejorar el juego para este libro¨, dijo Mat. ¨Hay algunos artistas geniales que hacen que el lector realmente sienta como si está en ese lugar en ese momento. Y por eso, parte de la razón por la que fuimos a Alemania era respirar el aire, caminar las calles y realmente tratar de tener una idea de la vida que ella vivió¨.

Julie comentó: ¨Es muy fácil identificarse con su diario en que, aunque han pasado 400 años, tenemos preocupaciones y problemas similares. Los problemas de su día no se han resuelto completamente, aunque tenemos innovaciones en salud pública y modernidad¨.

Mientras estaban en Israel, la pareja conoció a Chava Turniansky, profesora emérita en el Departamento de Yiddish de la Universidad Hebrea de Jerusalem, que es editora de una traducción moderna y autorizada del diario de Glikl, que fue publicada en el 2019. Los Tonti esperan usar su versión del diario para su novela gráfica.

Julie dijo que siente que los diarios del Glikl son una herramienta de enseñanza invaluable para los jóvenes judíos, pero no siempre es fácil de leer. La traducción del yiddish y la palabrería de su texto pueden dificultar las cosas para un joven criado en la era del internet. ¨Los niños de hoy necesitan bytes de sonido. Son más visuales¨, explicó Julie.

Novelas gráficas: Una herramienta útil para enseñar a los niños

Ahí es dónde entra la idea de una novela gráfica. El formato de libro de cómic es algo en lo que Mat sobresale. Su novela debut del 2020, El Libro de los Secretos, es un juego colorido e imaginativo protagonizado por un niño y una niña que viajan a través de un mundo lleno de cuentos populares judíos clásicos e historias jasídicas.

Esperan que el nuevo libro será tanto serio como familiar para niños y adultos. ¨Mi objetivo principal es traducir la voz de Glikl, pero a través de la comprensión de Julie¨, dijo.

A través de la plaga, el antisemitismo, la fe, la maternidad, el éxito en los negocios y los problemas financieros, la vida de Glikl, con suerte, arrojará luz sobre un mundo desvanecido que puede no ser tan diferente del nuestro.

Hasta que el libro salga, los Tonti han creado un perfil de Instagram de Glikl en @glikl.bas.leib, donde los fanáticos pueden seguir los viajes de esta mujer del pasado. Para más información: www.MatTonti.com

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post