Septiembre 2 de 2022

Torah Viva: Por qué el verdadero hogar de un judío es solo Israel

POR: Rabino Ari Enkin, Director Rabínico, United with Israel

Judíos franceses llegan en Aliyah a Israel.

Incluso cuando se discute el tema de las cortes judías, se vuelve evidente que el lugar natural para que un judío viva es la Tierra de Israel.

La porción de la Torah de esta semana es ¨Shoftim¨ (Deuteronomio 16:18-21:90), que significa ¨Jueces¨. Como el título implica, hay mucho en la lectura de esta semana sobre establecer un sistema de justicia, completado con policías, jueces, cortes y mucho más.

¡Sí, es D-s Mismo quien quiere a la policía patrullando nuestras calles buscando a los que van a exceso de velocidad!

Veamos el versículo de apertura: ¨Nombrarás para el pueblo…jueces y policías en todos tus asentamientos que el Señor tu D-s te está dando …y te asegurarás de que ejecuten un juicio honesto para el pueblo¨[Deut. 16:18].

Los rabinos derivan, de una cuidadosa lectura de este versículo, que es necesario establecer cortes en cada pueblo y ciudad en la Tierra de Israel. En cualquier lugar en Israel donde haya un asentamiento o reunión de personas, se requieren cortes y el acceso al sistema legal. Había cortes locales y cortes regionales, cortes más pequeñas y cortes más grandes, cortes para asuntos financieros y cortes para asuntos capitales. En pocas palabras, incluso en la era bíblica, el sistema de justicia judío era muy elaborado y eficiente.

Dicho eso, el sistema era muy diferente fuera de la Tierra de Israel, donde no se requería establecer cortes en cada ciudad. Sólo se requerían ¨aquí y allá¨. Era suficiente siempre que las personas tuvieran acceso a las cortes a una distancia razonable. No se instalaron en todos los barrios judíos, por decir lo menos.

¿Por qué esa distinción fuera de Israel?

Se hace la pregunta: ¿Por qué hay esa distinción entre la Tierra de Israel y el resto del mundo judío? ¿Estamos menos preocupados sobre la justicia y la aplicación de la ley en la Diáspora?

Entre las respuestas a esta famosa pregunta está una lección respecto a nuestra actitud. Para ir al grano: los judíos no pertenecen a ningún otro lugar en el mundo más que a Israel.

El hogar de un judío, y el único hogar de un judío, está en Israel. Sí, muchos países han acogido a los judíos y los han hecho ciudadanos plenos e iguales, y eso es muy apreciado.

Sin embargo, Canadá, Estados Unidos y todos los otros países maravillosamente democráticos y hospitalarios ¡simplemente no son el lugar a dónde pertenece un judío! Los judíos pertenecen a un solo lugar: Israel.

Como tal, la Torah minimizó el ¨establecimiento¨ fuera de la Tierra de Israel., porque la actitud de un judío debería ser que la vida en la Diáspora es sólo temporal. Todos los judíos tienen puestos sus ojos en mudarse a Israel cuando sea el momento correcto para ellos. La Torah quería hacer que la Aliyah, ya sea individual o comunitaria, sea mucho más fácil, para que así cuando llegue el momento, no habría demasiado que ¨desmontar¨.

Como Dorothy dice, ¡no hay lugar como casa!

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: United with Israel