Agosto 29 de 2022

El Ministerio de Salud aprueba el regreso de los productos Strauss-Elite

POR: Judy Siegel-Itzkovich

La fábrica de caramelos Strauss Elite en Nazareth.

Elite debido a la salmonella encontrada en sus chocolates.

Los consumidores que han estado extrañando los dulces Strauss-Elite se sentirán algo aliviados. Unos cuatro meses después de que la bacteria salmonella fuera encontrada en algunos de los productos de la compañía, el principal fabricante de chocolate de Israel se está preparando para reanudar la fabricación de caramelos.

El Ministerio de Salud anunció el domingo que, después de una auditoría sanitaria y tecnológica, que fue llevada a cabo en la planta de Strauss-Elite, se le permitirá a la planta regresar gradualmente a la actividad. El ministerio dijo que continuará las auditorías hasta que a la planta se le pueda permitir regresar al funcionamiento completo.

Después de la auditoría, los inspectores del ministerio aprobaron el regreso a la producción de wafles regulares y sin gluten. La aprobación fue otorgada después de que todas las acciones exigidas a la compañía habían sido implementadas, incluida la limpieza a fondo del equipo y que los inspectores quedaran satisfechos de que las líneas de producción cumplieran con los nuevos estándares.

Ministerio de Salud retira los dulces Strauss-Elite

El 26 de abril, el ministerio realizó una auditoría sanitaria y tecnológica a continuación de hallazgos positivos para salmonella y un amplio aviso de retiro que fue informado al público el 25 de abril. Las palomas aparentemente entraron a la fábrica a través de hoyos en el techo.

En la auditoría, se encontraron deficiencias sustanciales, y como resultado, los servicios de comida profesionales decidieron suspender el permiso de producción de la compañía por un período de tres meses o hasta que todas las deficiencias encontradas en la auditoría fueran corregidas.

La enorme compañía se vio obligada a retirar millones de barras de chocolate, barras de cereal, tortas y pudines de las perchas en todo el país.

Mientras tanto, los consumidores se cambiaron a otras marcas de chocolate, importados y fabricados localmente, y Strauss-Elite -considerada por mucho tiempo como el ¨rey del chocolate israelí¨ y casi un monopolio -sufrió enormes pérdidas financieras y bursátiles.

La pregunta es si los consumidores se han acostumbrado a otras marcas y regresarán a los productos Strauss-Elite o se quedarán dónde están.

Después del cierre, los sistemas de muestras ambientales, que monitorean los productos acabados y los materiales crudos, fueron mejorados. La fábrica ahora revisará cada lote antes de que deje la fábrica, dijo el ministerio. Extensas mejoras sanitarias fueron hechas, incluido sellar los techos, limpieza profunda, reemplazo de algunos equipos, cambio de los pisos y sellamiento de las grietas.

Se llevó a cabo un nuevo examen y cambios en la estructura organizativa. La responsabilidad del fabricante se extendió ampliando el equipo que asegura la calidad, incluyendo controladores para la fábrica de caramelos, así como más espacio para el chocolate derretido. Los códigos de vestimenta también cambiaron. El ministerio dijo que permitirá un regreso a la producción regular en fases, mientras la compañía prueba que ha implementado todos los cambios exigidos.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post