Agosto 26 de 2022

45 años después, la mística judía de Elvis Presley persiste

POR: Larry Luxner

Tanto una Estrella de David como una cruz decoran la tumba de Gladys Love Presley, madre de Elvis Presley, en la mansión de Graceland en Memphis.

En Tennessee, seguí felizmente la historia del Rey (judío): desde la lápida de su madre y su filantropía hasta el traje que usó para actuar en New York.

Nashville se llama así misma ¨la Música Country de Estados Unidos¨, pero Memphis es el hogar del blues -y su icónica calle Beale es el verdadero lugar de nacimiento del rock n´roll. Así que cuando una reciente conferencia sobre distrofia muscular me llevó al Estado Voluntario, aproveché la oportunidad para explorar ambas ciudades.

A lo largo del camino, esperaba resolver uno de los misterios más perdurables de la vida: ¿Era Elvis realmente un miembro de la tribu?

No es una pregunta original. Muchos han especulado sobre el supuesto judaísmo de El Rey, quien murió de un ataque cardíaco inducido por drogas el 16 de agosto de 1977 -hace exactamente 45 años esta semana.

Poco después de que comenzara la conferencia, mi compañero de periodismo con sede en New York, Robert Walzer -que necesitaba una breve escapada -se reunió conmigo en Nashville. Ambos teníamos fechas límites urgentes que cumplir, pero después de tres días confinados en el extenso Centro de Convenciones y Resort Opryland, con sus nueve acres de jardines interiores, ríos sinuosos y falsas cascadas -sin mencionar sus 15 restaurantes y bares caros -estábamos desesperados por salir y ver el verdadero Tennessee.

Poster de Elvis Presley conduciendo su motocicleta frente a la tienda Lansky Bros. en Memphis.

Saliendo a la carretera en un Chevy alquilado, nos dirigimos al suroeste por la Interestatal 40 durante aproximadamente cuatro horas, pasando por pueblos con nombres divertidos como Dickson, Ripley, y Bucksnort. Llegamos a Memphis después de oscurecer y nos registramos en la habitación 450 de la Casa de Huéspedes en Graceland Inn, que esta ubicada a unos pocos cientos de pasos de Graceland, la mansión donde Elvis vivió desde 1957 hasta su prematura muerte a la edad de 42 años.

Esa noche, mientas paseábamos a lo largo de la calle Beale después de una sesión de jam en el Club de Blues de B.B. King, nos cruzamos con un hito histórico para el Café Shop Suey, un restaurante chino que había estado en ese lugar durante 47 años, pasando a través de una sucesión de dueños -siendo el último un hombre llamado, de entre todas las cosas, Jew Sing [Canta judío].

Mercado histórico en la calle Beale, Memphis.

Esto provocó algunas risas entre dos chicos judíos bromistas, pero lo que realmente nos intrigó fue otro hito a varias cuadras de la calle Beale honrando a ¨Hermanos Lansky – Sastre del Rey¨.

Según la placa, Bernard Lansky y su hermano, Guy, fundaron la tienda de ropa Lansky Brothers en 1946 con $125 de su padre. La tienda, conocida por sus modas extravagantes y marcadoras de tendencias, termino vistiendo a Elvis sólo 10 años después, para su primera actuación en el Show Ed Sullivan.

¨Me pregunto si este tipo Lansky sigue por aquí¨, reflexionó Robert en voz alta mientras paseábamos por la calle Beale, rodeados de carteles de neón azul intermitentes y multitudes de lugareños que disfrutaban los buenos tiempos.

Memphis honra a dos Reyes -Elvis y el Rev. Martin Luther

A la siguiente mañana, Robert recibió su respuesta. Mientras yo estaba ocupado entrevistando a hematólogos en el cercano St. Jude Children´s Research Hospital, mi inquisitivo amigo se dirigió al histórico Hotel Peabody en el centro de Memphis, donde Lansky Brothers ha vendido ropa y trajes deportivos desde 1981.

Hal Lansky, de 70 años, habla sobre los largos vínculo de su familia con Elvis Presley.

El Motel Lorraine en Memphis ahora alberga el Museo Nacional de los Derechos Civiles.

Ahí, detrás de la caja registradora, estaba nada menos que Hal Lansky, hijo del difunto Bernard Lansky. Al principio elusivo, Hal se abrió una vez que Robert se identificó como un reportero del Wall Street Journal -y rápidamente se pusieron de acuerdo para una entrevista esa tarde.

Mientras tanto, recorrimos el lugar histórico más importante de Memphis. El Museo Nacional de Derechos Civiles está construido en los terrenos sagrados del viejo Motel Lorraine, donde Martin Luther King Jr. fue asesinado en 1968. Un poderoso testamento del legado de MLK, este museo es mucho más interesante e históricamente significativo que la propia Graceland, que a ambos nos pareció una trampa para turistas exagerada y cursi con largas filas y con demasiadas tiendas de regalos.

De hecho, el Rey del Rock n´Roll tenía un profundo respeto por King, el ícono de los derechos civiles. A pesar de la abierta hostilidad mostrada en el momento por la mayoría de sus coterráneos sureños hacia los estadounidenses negros, Elvis realizó un conmovedor tributo a la justicia racial con su canción de 1968, ¨Si Puedo Soñar¨, sólo dos meses después del asesinato de MLK por un supremacista blanco declarado.

La letra de la canción -¨Debe haber luces ardiendo más brillantes en algún lugar/Tiene que haber pájaros volando más alto en un cielo más azul/Si puedo soñar con una tierra mejor/Donde todos mis hermanos caminen mano a mano¨ parece particularmente conmovedora dada la amarga división de hoy del panorama político estadounidense.

Turistas visitan las tumbas de Elvis Presley, sus padres y otros miembros de la familia en Graceland en Memphis.

La verdad sea dicha, la única cosa que encontré que realmente valía la pena en Graceland fue la colección de automóviles clásicos de Elvis al otro lado de la calle -y en el jardín de meditación junto a la mansión en sí, la lápida de la madre del cantante, Gladys Love Presley, que contiene tanto una cruz como una Estrella de David judía.

¨La gran cruz de mármol era el monumento original de Gladys Presley en el Cementerio de Forest Hill¨, informa una placa cercana a los visitantes, ¨y la lápida, que presenta la Estrella de David para representar la ascendencia judía de Gladys, fue colocada en su tumba en diciembre de 1964¨

Recorte de periódico del St. Louis Post-Dispatch de Missouri anuncia la muerte de Elvis Presley, el 16 de agosto de 1977.

El caso de la tumba desaparecida

Sin embargo, esa es solamente una parte del intrigante misterio.

Roselle Kline Chartock, historiadora, profesora y autora de El Mundo Judío de Elvis Presly, dijo que el 2017, cuando empezó a investigar el tema, carecía de suficiente documentación para decir definitivamente que Elvis tenía un ancestro judío. De hecho, la primera página de su libro de 276 páginas comienza: ¨Elvis y los judíos. Dos palabras que no parecen ir juntas¨.

Era conocido que su tatarabuela, Nancy Burdine, era una judía cuya familia vino de Lituania aproximadamente en la época de la Revolución Americana. Eso, al menos halájicamente, haría judío a Elvis también -sin embargo, Chartock no estaba completamente segura.

De acuerdo con Chartock, en 1977, después de que Elvis murió, su padre brutalmente antisemita, Vernon, trasladó los restos de su difunta esposa a Graceland, y, ¨de alguna manera, la lápida con la estrella judía desapareció¨.

¨Pero todo cambió en el 2018¨, dijo Chartock en una llamada telefónica desde su casa en Pittsfield, Massachussets. ¨Apareció un artículo en el Memphis Commercial-Appeal afirmando que Angie Marchese, la archivista en Graceland, había encontrado una lápida escondida en una bodega de 20,000 pies cuadrados -la tumba original en la que Elvis había hecho poner una estrella judía¨.

La calle Beale en el centro de Memphis es famosa por sus clubes de blues.

Uno de los amigos judíos de mucho tiempo de Elvis, el recientemente fallecido Marty Lacker, se encargó de que la lápida no sólo fuera sacada de la bodega, sino develada en el 60mo aniversario de la muerte de Gladys Love Presley. Ahora se exhibe de manera prominente en el jardín de la meditación y rodeada de flores -y ahí es exactamente dónde ha estado durante los últimos cuatro años, donde es vista por millones de turistas anualmente.

Aparentemente, Elvis era muy consciente de su yiddishkeit, pero cuando era niño se le advirtió que no anunciara su patrimonio porque ¨a la gente no le gustan los judíos¨, según Chartock.

¨A menudo hacía una broma, ´No quiero quedarme fuera del cielo por un tecnicismo´¨, dijo Marchese en una entrevista de junio del 2021 con la Jewish Telegraphic Agency. ¨Así que usaba una Estrella de David, una chai y también usaba una cruz. Quería mantener todas las bases cubiertas¨.

Elvis el mensch: Un hombre de gratitud y generosidad

Como un ejemplo de su filantropía con las causas judías, en 1972, la Academia Hebrea de Memphis envió una delegación a Graceland, esperando solicitar una donación de $1,000 a Elvis. Él se excuso por un momento, luego regresó y entregó al grupo un cheque por $150,000 -el equivalente a $1 millón en la actualidad.

¨Elvis, debes haber cometido un error¨, dijo su líder. ¨No cometí un error¨, contestó Elvis. ¨Sé lo que estoy haciendo¨.

Dice Chartock: ¨El hecho es que, Elvis estudiaba la kabbalah, estaba encantado con la gematría y hablaba con sus amigos sobre lo orgulloso que estaba de su patrimonio judío. No sólo era halájicamente judío, sino que también era un humanitario bueno y generoso¨.

Hal Lansky, quien escribió el prólogo del libro de Chartock, no pudo estar más de acuerdo:

Hal Lansky, de 70 años, señala una foto de 1956 suya y de sus hermanos con Elvis Presley, en la tienda de ropa de la familia en Memphis.

¨Elvis es nuestro negocio de turismo. Si no fuera por él, no vendrían aquí¨, nos dijo Hal más tarde esa noche, con unos tragos en bar el hotel Peabody. ¨Le encantaba la calle Beale. Puedes ir a cualquier lugar en el mundo, y puedes no hablar su idioma. Pero dices la palabra ´Elvis´ y una sonrisa aparecerá en la cara de cualquiera¨.

Hal, de 70 años, conoció a Elvis cuando era niño, y tiene fotos que lo prueban -incluida una foto grande en blanco y negro de 1956 que muestra al ícono cultural mejor conocido de Estados Unidos posando con un Hal muy joven y unos pocos de sus hermanos mayores.

Tal como lo cuenta, allá por 1946 -cuando Bernard abrió un negocio con uno de sus hermanos justos después de la Segunda Guerra Mundial -¨Memphis tenía el mayor depósito de armas del mundo. Así que comenzaron a vender pantalones del ejército, uniformes, abrigos, cualquier cosa sobre la pudieran poner sus manos¨. Pero su clientela eran principalmente afroamericanos que vivían en el área del centro, en lo que todavía era entonces un sur profundamente segregado.

¨Si eras blanco, no pertenecías a la calle Beale¨, dijo Hal. ¨Un día, mi papá vio a un joven blanco entrar a la tienda. Dijo, ´Sr. Lansky, no tengo dinero, pero un día cuando sea rico, lo compraré a usted´. Mi padre le dijo: ´No me compres a mí, sólo compra aquí¨.

´Le puse su primer traje, y le puse su último traje´

Este Mercedes Benz perteneciente a Elvis Presley, es uno de las docenas de automóviles clásicos en exhibición en Graceland, en Memphis.

Ese joven era Elvis Presley, y rápidamente se convirtió en el mejor cliente de Lansky.

¨Esa noche, cuando Elvis apareció en el Show de Ed Sullivan, mi papá dijo, ´Este chico está destinado al estrellato´¨, recordó Hal. ¨Entregué cosas a su casa más de unas pocas veces. Siempre fue muy amable, educado y tímido. Elvis también donó mucho al centro de la comunidad judía local¨.

Hal tenía 25 años cuando Presley murió, de causas que todavía no están completamente claras, incluso ahora. Los informes sugieren que estaba enfermo crónicamente con glaucoma, diabetes y constipación -parcialmente el resultado de su hábito de atiborrarse de hamburguesas y otros alimentos altos en grasa y colesterol. Elvis también era adicto a los analgésicos.

El día después de que Elvis falleció, Bernard puso un tributo de una página completa en el Memphis Press-Scimitar local: ¨Elvis, fuiste un hombre que tocó la vida de tantos´, decía. ¨Tuviste un don más allá de lo creíble. Sólo hace 23 años desde que te conocí, mirando por las ventanas de nuestra tienda, sólo mirando, amigable y tan seguro de tu futuro. Nos convertimos en buenos amigos, y por el resto de nuestras vidas tendremos el recuerdo duradero de tu amistad¨.

La tienda Lansky Bros. en el hotel Peabody capitaliza sus conexiones con Elvis.

Jimmy Carter, quien era presidente en el momento, emitió su propia declaración: ¨La muerte de Elvis Presley priva a nuestro país de una parte de si mismo …Su música y su personalidad, fusionando los estilos del country blanco y el ritmo y blues negros, cambió permanentemente la cara de la cultura popular estadounidense. Su seguimiento fue inmenso. Y fue un símbolo para la gente del mundo de la vitalidad, rebeldía y buen humor de este país¨.

Oportunamente, Elvis fue enterrado en un traje blanco de Lansky, camisa celeste, y corbata blanca. Como Bernard diría más tarde, ¨Le puse su primer traje, y le puse su último traje¨.

Hal entonces se puso de pie, se disculpó porque tenía que atender a sus clientes. Lo seguimos de regreso a la tienda, donde nos entregó a cada uno copias autografiadas de su libro de recuerdo, titulado simplemente Lansky Brothers: Sastres del Rey.

¨Nuestro negocio está en llamas. Todo ha estado cerrado durante los dos últimos años debido al COVID, y ahora la gente quiere ir a conciertos, salir y gastar dinero¨, nos dijo Hal a Robert y a mí con un guiño. ¨Somos como una atracción turística en sí misma¨.

Antes de irnos, tenía una última pregunta para el afable tendero: ¿Había alguna posibilidad de que estuviera relacionado con Meyer Lansky, el infame gánster judío que dirigía casinos en Las Vegas y La Habana, pero quien, a pesar de sus bien conocidas conexiones con la mafia, nunca fue encontrado culpable de nada más serio que del juego ilegal?

¨Nos preguntan eso todo el tiempo. Venía del mismo lugar [actualmente Bielorrusia] de donde venía mi familia¨, respondió Hal. ¨Quién sabe, podría estar en mi árbol familiar. Simplemente no sabemos en qué rama está¨.

Sobre el Autor

Larry Luxner, nativo de Miami, es un veterano periodista y fotógrafo, que ha informado desde más de 100 países en América Latina, África, Europa Oriental, Medio Oriente y Asia para una variedad de medios de comunicación. Vivió por muchos años en San Juan, Puerto Rico, y en el área de Washington, D.C., antes de mudarse a Israel en enero del 2017.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel