Agosto 23 de 2022

Refugiados de Ucrania y jóvenes de Israel sacudidos por la guerra encuentra alivio en el campamento de verano ´Hallelujah´

POR: Jacob Rivkin

Los participantes en el ´Campamento Hallelujah´ en la costa de Israel, 12 de agosto del 2022.

En la costa de Israel, una reunión internacional les da a adolescentes extranjeros y de las comunidades en la frontera con Gaza una sensación de normalidad. ´Cuando vives con la guerra todo el tiempo, quieres paz´.

Un proyecto de campamento de verano poco convencional este mes en Israel ha dado la bienvenida a campistas que han sido sacudidos por los efectos de la guerra, reuniendo a jóvenes de Ucrania y del sur de Israel y de otros lugares para vincularse y hacer frente al trauma en la costa de Israel.

El ¨Campamento Hallelujah¨, un campamento de verano internacional fundado por el movimiento juvenil Habonim Dror, atrajo a los participantes a su campamento frente a la playa en las afueras de Haifa para su tercera cumbre anual de liderazgo este año. Casi 600 campistas de todo Israel y del exterior se unieron, entre ellos refugiados de Ucrania y niños de las ciudades en la frontera con Gaza, todos unidos a pesar de las barreras del idioma y disfrutando del verano israelí.

Los esfuerzos del campamento son parte del ¨Proyecto Hallelujah¨ más amplio que ha traído niños de Europa, Sudamérica y otras áreas al campamento internacional en Israel en años recientes, entre otros proyectos interculturales en todo el país.

Las otras iniciativas del proyecto, incluido un programa de unidad en ciudades israelíes-árabes a continuación de los disturbios de mayo del 2021, también tienen como objetivo promover el diálogo y ¨una celebración de la diferencia¨.

Con el estallido de la guerra en Ucrania, el proyecto llevó sus actividades fuera de Israel por primera vez, encontrando un campamento de retiro en Hungría, al que los refugiados y sus familias asistieron en junio. Los organizadores dijeron que se vieron obligados a actuar al ver el sufrimiento de aquellos huyendo de la guerra, y sintieron que la misión del campamento de fomentar los encuentros interculturales y el empoderamiento juvenil resultaría beneficiosa para los ucranianos y otros campistas.

¨No hay tema más candente y doloroso que el de Ucrania¨, dijo el director del campamento, Doron Moshe. ¨Era lo obvio que queríamos traer y empoderar a los jóvenes ucranianos -en Europa y aquí en Israel¨.

Los campistas del ´Campamento Hallelujah´ surfean cerca de Haifa, 12 de agosto del 2022.

Como un campamento de verano tradicional, los participantes adolescentes en el Campamento Hallelujah disfrutan días llenos de deportes y actividades grupales, con la ventaja añadida de lecciones de surf gracias a la ubicación costera. Pero para los campistas que vienen de áreas de conflicto, el entorno pacífico del campamento puede ser una experiencia terapéutica después de atravesar traumas y trastornos, dijo Moshe, al permitirles ¨probar finalmente la normalidad¨.

El campamento está equipado con los recursos de apoyo a niños que han experimentado trauma con consejeros entrenados y un asesor profesional en el lugar. Moshe dijo que el campamento sirve como una introducción positiva a la sociedad israelí para los nuevos inmigrantes, y ha tenido éxito en aclimatar a otros campistas, como un grupo de Etiopía.

Si bien el programa tiene experiencia en hacer arreglos internacionales para los campistas, dijo Moshe, los organizadores encontraron desafíos nuevos con los participantes de este año, como exenciones que los padres de los ucranianos no pudieron firmar porque estaba en la línea del frente.

Dasha, de 17 años, una campista de Odesa, recuerda la reacción cuando otros campistas escucharon por primera vez que había venido de Ucrania.

Los campistas toman parte de una actividad grupal en el ´Campamento Hallelujah¨, 12 de agosto del 2022.

¨Supongo que lo lamentaron, y había un poco de tristeza detrás nuestro¨, dijo. ¨pero después de hablar más, nos olvidamos de eso y simplemente estábamos hablando entre nosotros, como amigos¨.

Dasha dijo que después de una semana en el campamento, está agradecida de haberse unido.

¨Puedo relajarme aquí, puedo hablar con muchos amigos, saber sobre más personas, y pasar un buen rato. Tal vez pueda mantener mi mente alejada de otros problemas¨, dijo.

El componente central del campamento, dijeron sus organizadores, es el entrenamiento de liderazgo, que está incorporado en las actividades físicas grupales, las artes y las discusiones que abordan problemas sociales. La misión del campamento se enfoca en problemas ambientales y la tolerancia, pero los organizadores dijeron que las conversaciones las dirigen los campistas.

¨Primero, les preguntamos ´¿qué te molesta?´¨ dijo Moshe. ¨¿Qué quieres cambiar?¨

La respuesta a menudo proviene de los problemas que los campistas experimentan en sus propias comunidades y países, pero después de escuchar los relatos de los campistas de Ucrania y de la frontera de Gaza, otros participantes han abierto los ojos a problemas más amplios.

¨Creo que muchos de nosotros creemos en la paz¨, dijo Oz, de 14 años, sobre la perspectiva traída por compañeros campistas de la frontera de Gaza. ¨Cuando vives con la guerra todo el tiempo, quieres paz¨.

Los participantes del ´Campamento Hallelujah´, 12 de agosto del 2022.

Ofir Liebstein, director del consejo regional Sha´ar Hanegev de la frontera de Gaza y presidente de Habonim Dror, dijo que los niños que vienen del área de Gaza también sirven como modelos de liderazgo para los otros campistas.

¨Los niños aquí del área de la frontera de Gaza tienen las herramientas que aprendieron a lo largo de los años de cómo hacer frente¨, dijo Liebstein, incluido cómo trabajar en situaciones estresantes y cómo hablar sobre experiencias y sentimientos difíciles. Así como el ambiente libre de preocupaciones del campamento de verano alivia el estrés postraumático para los niños del área de Gaza, dijo, otros campistas, también, pueden aprender de su determinación¨.

¨Es algo que está tan lejos del estrés¨, dijo Oz. El campamento hace que se sienta como si la Operación Alba del conflicto de este mes fue ¨hace un año y medio, un año¨.

Oz, cuya familia vive en el Kibbutz Erez junto a la frontera con Gaza, ha sido parte de la iniciativa de todo el año dirigida por Proyecto Hallelujah, y se unió al campamento este año por primera vez. Él y sus hermanos estuvieron entre los que fueron evacuados al norte de Israel durante la operación, que tuvo lugar menos de una semana antes del inicio del campamento. Muchos de los evacuados que planeaban asistir al campamento no estaban seguros de poder hacerlo.

¨En el sur¨, dijo, ¨los chicos me envían mensajes de texto ´Doron, Iré directamente desde el norte …No tengo ropa, ¿podemos comprar algunas cosas?´¨

Al final, el campamento de este año continuó según lo planeado, parcialmente debido a los esfuerzos de los consejeros y el personal tras el estallido en Gaza, dijo Moshe.

Una campista primeriza, Paulina, de 14 años, de Ucrania, dijo que estaba contenta de unirse al Campamento Hallelujah, pero su alegría era agridulce. El campamento era divertido, pero sólo desea que hubiera podido tener esta experiencia ¨no debido a la guerra, sino sólo para visitar Israel¨.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel