Agosto 9 del 2022

Preso terrorista palestino sospechoso de violar a guardia repetidamente

Un guardia de prisión es visto en una torre de vigilancia en la prisión Gilboa, en el norte de Israel, 6 de septiembre del 2021.

El levantamiento parcial de la orden de mordaza en un caso explosivo revela la afirmación de una soldado de que la dejaron sola en el área de seguridad de la prisión, el atacante amenazó su vida si le contaba a alguien.

Un prisionero de seguridad palestino es sospechoso de violar a una guardia en la prisión de Gilboa en al menos tres ocasiones en el 2016, según los informes de los medios de comunicación en hebreo el domingo, después del levantamiento de partes de una orden mordaza sobre el caso.

La mujer no identificada, una ex soldado que había servido como guardia en la prisión, alegó el mes pasado que fue violada repetidamente por el prisionero, una acusación que ha perturbado al Servicio de Prisión de Israel y ha sido seguida por más denuncias de agresión sexual por parte de otras soldados que sirvieron en la prisión.

Según los informes del domingo, la guardia les dijo a los investigadores que su comandante la dejo sola en el área de seguridad de la prisión, mientras los prisioneros estaban caminando libres en el patio -en contra de las regulaciones de la prisión. También dijo, según los informes, que el prisionero de seguridad que la violó, amenazo su vida si le contaba a alguien lo que sucedió.

Las acusaciones de que los guardias de la prisión eran ¨proxenetas¨ de las soldados de las FDI que servían en la prisión para los convictos terroristas palestinos han circulado desde el 2018. El caso desapareció en gran medida de la mirada pública después de que se encontró poca evidencia.

Pero el año pasado, las acusaciones volvieron a la palestra a continuación de comentarios explosivos del director de la prisión Gilboa, Freddy Ben Shitrit. En noviembre, Ben Shitrit -quien no estaba en la prisión cuando los incidentes presuntamente tuvieron lugar -dijo que las soldados que eran guardias en la prisión habían sido presionadas para servir como regalo para los ojos, o peor, para algunos prisioneros, como un medio para evitar que los prisioneros se salgan de control.

El comandante de la prisión Gilboa, el subjefe Freddy Ben Shitrit, llega para su testimonio en el comité de inspección del gobierno para el incidente de la fuga de prisioneros de seguridad de la prisión Gilboa, en Modi´in, 25 de noviembre del 2021.

Ben Shitrit hizo las acusaciones durante el testimonio ante una comisión investigadora que está haciendo pesquisas sobre la fuga de la prisión de convictos terroristas palestinos en septiembre pasado, lo cual destacó una serie de deficiencias en las operaciones de la prisión y provocó duras críticas al Servicio de Prisión.

La mujer anónima, usando el pseudónimo de ¨Hila¨, hizo sus acusaciones en un post en el sitio de financiación BeActive, donde su abogada Keren Barak estableció una campaña para apoyarla. ¨Hila¨ dijo que fue ¨entregada¨ por su comandante a un peligroso terrorista¨ para que él pudiera lastimarme y abusar sexualmente de mí una y otra vez¨ y agregó que otras guardias habían corrido la misma suerte.

Las nuevas denuncias dieron lugar a una feroz audiencia en la Knesset la semana pasada sobre el tema y promesas del gobierno y de oficiales de la prisión de investigar a fondo las denuncias y hacer que los responsables paguen por sus acciones.

El ministro de defensa, Benny Gantz, dijo la semana pasada que había ordenado la revaluación de un acuerdo de años de duración que permite que los conscriptos de las FDI sean reclutados por el Servicio de Prisiones de Israel, pero el ministro de seguridad pública, Omer Barlev replicó que un cambio así requeriría nueva legislación.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil