Agosto 2 de 2022

Elecciones en Israel: Likud alcanza nuevos niveles de bajeza con Netanyahu a cargo, vergüenza – Editorial

El líder de la oposición, Benjamin Netanyahu, se dirige a la Knesset el 30 de junio.

¿Cómo llegamos a un punto en el que, en un partido importante, se entiende que para sumar puntos uno necesita hablar mal y aceptar ese tipo de comportamiento?

Ha comenzado, la época más fea del año: la temporada de las primarias del partido Likud.

Es la época más fea porque, en años recientes, el tono más dominante en el Likud, expresado en el enfoque de los candidatos de que, para ganar un puesto en la parte superior de la lista del partido, hay que golpear a la izquierda tanto como sea posible.

Los contendientes del Likud creen que, para recibir la mayoría de los votos, necesitan mostrar que son los mejores en pegarle a la izquierda.

La semana pasada, el ex ministro del Likud, Ayoub Kara, dio la señal para empezar la carrera.

¨Con la voluntad de D-s, los aplastaremos¨, dijo Kara con rabia, dirigiéndose a una conferencia de la campaña electoral. ¨Aplastar, aplastar a la izquierda. D-s le dará a su pueblo la fuerza. D-s bendecirá a su pueblo con paz¨.

El candidato por Yamina, Abir Kara, asiste a los preparativos para la nueva Knesset el 5 de abril.

Los miembros de la Knesset, Galit Distal Atbaryan, Gadi Yevarkan y Avi Dichter (quien también es un ex director de la agencia de seguridad interna Shin Bet) estaban sentados a sólo unos pocos pasos de distancia, pero no dijeron nada. Distal Atbaryan fue vista cubriéndose su cara con vergüenza después de oír los comentarios incitantes, pero después de darse cuenta de que la multitud estaba aplaudiendo, decidió aplaudir también.

Otro activista del Likud que destaca es Rami Ben-Yehuda.

Ben-Yehuda es partidario bien conocido y vocal de Benjamin Netanyahu que asiste a cada protesta y mitin del Likud. En esos eventos, no duda en usar el lenguaje más repugnante en contra de la izquierda. En una protesta en contra de Yamina, Ben-Yehuda gritó: ¨La prostituta de la alfombra palestina [refiriéndose a Ra´am (Lista Árabe Unida)] Ayelet Shaked. Traidores al pueblo de Israel, merecen un solo castigo: una sentencia de muerte¨.

En otro vídeo que circuló, se lo ve gritando a un partidario de Yamina: ¨Eres un pedazo de basura. Pretendiendo ser de derecha …[Anda] a la cámara de gas, yalla¨.

Famoso en las redes sociales

Ben-Yehuda se convirtió en una estrella, no sólo en las redes sociales sino también en el terreno. Un informe de N12 mostró que constantemente organiza mítines en su casa, a los que han asistido altos miembros del Likud, incluidos Miri Regev, Israel Katz, Ofir Akunis y Shlomo Karhi.

En un vídeo posteado en las redes sociales, estos representantes del Likud son vistos abrazando a Ben-Yehuda y elogiándolo por su duro trabajo.

El escándalo más reciente ocurrió esta semana, cuando Ben-Yehuda mantuvo una discusión en Twitter en la que otro miembro del Likud, Michael Ben-Shushan, compartió sus opiniones en contra de la fiscalía, que los partidarios de Netanyahu creen que lo incriminó.

¨Mi solución es un poco extrema, pero rápida, y resuelve completamente el problema¨, dijo Ben-Shushan. ¨Hacemos un juicio de exhibición y llevamos a aquellos que tienen mucho poder, aquellos que han usado su poder para corromper. Pintamos las paredes en blanco, los alineamos y los ejecutamos por traicionar al estado y a sus instituciones. Después todos vendrán y escupirán los detalles de lo que hicieron¨.

Esto se produce después de los llamados de partidarios de Netanyahu para detener su juicio, y después ataques continuos a las cortes, la fiscalía y la policía.

¿Dónde ha estado la respuesta de Netanyahu? Silencio

Netanyahu ha dicho muy poco para denunciar este comportamiento vil.

Todos recordamos la famosa imagen de él parado afuera de la sala de la corte con una multitud de parlamentarios y ministros del Likud en silencio rodeándolo mientras arremetía contra las fuerzas de la ley.

¿Qué sucedió con el Likud, el grande y glorioso partido de Ze´ev Jabotinsky y Menachem Begin, que veían la ética y la dignidad como componentes básicos de la democracia y los cimientos del sionismo?

¿Cómo llegamos a un punto en el que, en un importante partido, se entiende que para sumar puntos uno necesita hablar mal y aceptar este tipo de comportamiento?

¿Cómo se convirtió el Likud en un hogar para candidatos como el que fue condenado por tomar parte en el secuestro de un trabajador extranjero; y otro que fue condenado por allanar la casa de una anciana? Hay otros que enfrentan cargos por soborno o fueron sospechosos de delitos similares en el pasado.

¿Tiene algo que ver con la persona que lidera el partido, que ahora está enfrentando acusaciones él mismo?

El Likud necesita limpiar la casa y es duro imaginarlo haciéndolo mientras al frente del partido se sienta un hombre que está siendo juzgado por soborno, fraude y abuso de confianza. Es un legado desafortunado para un partido que una vez representó mucho más.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil