Julio 21 de 2022

Testigo clave en el juicio de Netanyahu dice que Milchan se sentía con la libertad de sacar al ex primer ministro de reuniones

Hadas Klein llega a una audiencia en la corte en el juicio contra el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, en la Corte de Distrito de Jerusalem, 19 de julio del 2022

La asistente del multimillonario una vez más defendió la evidencia que dio en el interrogatorio, afirma que Milchan acosaba ´obsesivamente´ a Netanyahu por la ayuda con las visas.

Una testigo clave en el juicio contra Benjamin Netanyahu fue interrogada nuevamente el jueves antes de que la corte entrara en receso, enfrentando los intentos de la defensa de hacer agujeros en su testimonio, y describir cómo su jefe sentía que podía contactar al ex primer ministro en cualquier momento.

Hadas Klein, una de las principales asistentes del magnate de Hollywood, Arnon Milchan, subió al estrado para una contra interrogación final del abogado defensor de Netanyahu, Amy Hadad, en el Caso 1000, que gira en torno a regalos lujosos que el ex primer ministro y su familia recibieron y compensaciones de las que está acusado Netanyahu de haber proporcionado a cambio.

Klein está programada para retomar el estrado cuando el juicio se reinicie en septiembre.

La acusación contra Netanyahu en el Caso 1000 acusa al primer ministro de fraude y abuso de confianza por aceptar regalos -incluidos champán y cigarros -de Milchan y del billonario australiano James Packer valorados en 691,776 shekels ($200,000) y por intervenir a nombre de Milchan cuando estaba buscando una renovación de la visa de Estados Unidos y ayudándolo con los beneficios regulatorios.

Durante la sesión, Hadad presentó citas del interrogatorio de Klein, cuando no estaba segura de cuánto del champán comprado por Milchan y Packer en el marco de tiempo relevante fue para la esposa del líder de la oposición, Sara Netanyahu. Klein había vacilado entre un radio de 65/35 y un radio de 70/30 en favor de Netanyahu y estaba preocupado de que ella no pudiera proporcionar una cifra precisa.

¨Vámonos con 60/40¨, dijo eventualmente a la policía.

Arnon Milchan posa para los fotógrafos a su llega al estreno de la película ¨Widows¨, mostrada como parte de la gala de apertura del Festival de Cine de Londres BFI en Londres, 10 de octubre del 2018.

En la corte, Klein respondió que temía causar daño durante su interrogatorio, y que no recordaba su estimado de 60/40.

Reconoció que Milchan no tenía ¨intereses económicos¨ en su relación con Netanyahu, pero comentó que ¨desde la perspectiva del poder que esto le daba, podía decir, ´soy amigo del primer ministro´¨.

¨Arnon podía venir y ser hospedado por ellos cuando quisiera. Esto le abrió las puertas¨, dijo.

Klein agregó que Milchan sentía que podía llamar a Netanyahu en cualquier momento, incluso durante reuniones importantes, y dirigirse inmediatamente a él cuando necesitó ayuda con su visa.

Klein reafirmó sus palabras después de que el juez Moshe Bar-Am habló en la audiencia para aclarar con ella que, a pesar de una falta de intereses económicos, Milchan podía sacar a Netanyahu de reuniones importantes.

Como un ejemplo, Klein dijo que, en el 2016, Milchan le pidió que llamara a Netanyahu  mientras él estaba reunido con el primer ministro chipriota después de que llegara un contador de la isla mediterránea para revisar una inversión de Milchan, pero éste se negó.

¨Arnon esperaba y sabía, Arnon sabía que podía sacar al Sr. Netanyahu de reuniones y conversaciones¨, le dijo a la corte.

Hadas Klein llega a una audiencia en la corte en el juicio contra el ex primer ministro Benjamin Netanyahu, en la Corte de Distrito de Jerusalem, 19 de julio del 2022

Klein también afirmó que Netanyahu cumplió la petición de Milchan después de que acosara ¨obsesivamente¨ al ex primer ministro sobre la visa.

Su testimonio ha planteado un desafío para la defensa de Netanyahu, que ha luchado para contradecir sus comentarios.

Klein testificó el lunes que el ex primer ministro vetó una donación de $3 millones al Centro Peres de parte del multimillonario australiano después de que anunció orgullosamente a Milchan que pretendía hacer la contribución.

A principios de este mes, describió que se convirtió en el conducto para un suministro interminable de cigarros premium y champán para los Netanyahu, artículos que no fueron suministrados voluntariamente por Milchan o Packer, sino pedidos directamente por ex primer ministro y su esposa.

Su testimonio es muy significativo ya que socava la defensa de Netanyahu de que simplemente estaba aceptando regalos de un amigo y que no sabía la extensión de los regalos.

La acusación alega que, a cambio, el ex primer ministro ayudó a Milchan a recibir una visa de Estados Unidos, junto con beneficios regulatorios y de impuestos relacionados con sus intereses de negocio en Israel.

Junto con el Caso 1000, Netanyahu enfrenta cargos de fraude y abuso de confianza en otros dos casos, así como de soborno en no de ellos. Él ha negado haber actuado mal y afirmado sin evidencia que las acusaciones fueron fabricadas y parte de un intento de la fiscalía estatal y rivales políticos para sacarlo del cargo.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel