Julio 18 del 2022

Vandalizan cementerio judío en Turquía

Un total de 36 lápidas fueron destruidas en el cementerio judío Hasköy en Estambul, Turquía, en un acto de vandalismo el jueves por la noche, informó The Jerusalem Post.

Según el la comunidad judía local, el hecho ocurrió el jueves a la medianoche y las autoridades correspondientes han sido informadas.

Ibrahim Kalin, un portavoz del presidente de Turquía, condenó el vandalismo en el cementerio judío, calificándolo de “ataque atroz”.

“Nunca permitiremos que aquellos que atacan los valores sagrados intenten sembrar semillas de conflicto y enemistad en nuestra sociedad”, agregó Kalin.

El rabino ashkenazi de Turquía, el rabino Mendy Chitrik, dijo a The Jerusalem Post que estaba seguro de que “la comunidad judía en Turquía, encabezada por el rabino jefe Hakham Bashi, el rabino Ishak Haleva, junto con las autoridades turcas, se ocuparán del problema de la mejor manera, y garantizarán que tales casos no vuelvan a ocurrir”.

Chitrik explicó que el cementerio en cuestión tiene 600 años y está ubicado en el centro de Estambul, con una carretera principal que ahora lo atraviesa.

Según el sitio web oficial de la comunidad judía turca, Hasköy es uno de los distritos más antiguos donde han vivido judíos y allí se encuentra uno de los cementerios judíos más antiguos que aún se utilizan.

Durante los muchos siglos que el cementerio de Hasköy ha estado en uso, el tamaño de los cementerios se ha reducido significativamente, en parte debido a los terremotos y en parte a las destructivas intrusiones de personas privadas y autoridades oficiales.

La organización de la comunidad judía explicó en su sitio web que, al cooperar con la policía local, han podido organizar “patrullas policiales constantes que permiten además mantener un vigilante día y noche”.

“Actualmente la población local no puede pasar por el cementerio y usarlo como atajo; gracias a la presencia de los perros guardianes, la gente no puede cavar la tierra para buscar tesoros y ha disminuido la intrusión en el cementerio por diferentes motivos”.

Sin embargo, esto probablemente no sea suficiente, agrega la declaración en el sitio web, que dice que “a pesar de todas estas medidas, nuestro vigilante sufre constantes abusos verbales por parte de los lugareños y nuestros perros son atacados continuamente con la intención de mutilarlos o matarlos”.

 

Fuente: Enlace Judío