Julio 12 del 2022

Gobierno de Biden acusa a Rusia de antisemitismo y de explotar el sufrimiento judío

En un lenguaje contundente, la administración de Biden acusó al gobierno ruso de antisemitismo y de aprovecharse del sufrimiento judío al afirmar que su guerra contra Ucrania es una operación de “desnazificación”.

“Para servir a sus fines depredadores, el Kremlin está explotando el sufrimiento y el sacrificio de todos aquellos que vivieron la Segunda Guerra Mundial y sobrevivieron al Holocausto”, señala el Departamento de Estado en un expediente que se publicará en su sitio web este lunes.

“En el proceso, el Kremlin está restando valor a los esfuerzos globales de importancia crítica para combatir el antisemitismo y, en cambio, está propagando una de las formas más insidiosas del antisemitismo, la distorsión del Holocausto”.

El expediente, obtenido de antemano por JTA, aparecerá en una página, “Desarmar la desinformación”, dedicada a exponer la desinformación rusa en su guerra contra Ucrania.

Está programada a publicarse antes de una sesión informal el lunes por la tarde del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que Rusia convocó para reforzar su reclamo de desnazificación.

Tass, la agencia de noticias rusa, citó el viernes a Dmitry Polyansky, el enviado adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas, diciendo que la sesión “será nuestra respuesta a los colegas occidentales, que expresan dudas sobre uno de los objetivos principales de nuestra operación militar especial en Ucrania, a saber, la desnazificación, y afirman que estamos exagerando el problema”.

El expediente del Departamento de Estado cita a historiadores e instituciones de conmemoración del Holocausto, incluidos Yad Vashem y el Museo Conmemorativo del Holocausto de EE. UU., que denuncian que las afirmaciones de desnazificación son falsas.

El documento de tres páginas enfatiza que el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, es judío y perdió a su familia en el Holocausto. Incluye una foto de Zelensky con una Kipá, rodeado de judíos ortodoxos, en el Muro de los Lamentos en Jerusalén durante una visita de 2020.

“El Kremlin afirma falsamente que los peores nazis eran en realidad judíos y busca minimizar el papel del antisemitismo en la ideología nazi”, dice el expediente.

El documento se refiere a la afirmación ampliamente desacreditada del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, de mayo de que los judíos sostienen que “los mayores antisemitas son judíos”. Cita a funcionarios israelíes que condenan la declaración de Lavrov.

El documento concluye diciendo que Rusia está dañando la lucha contra el antisemitismo. “Con el aumento del antisemitismo en todo el mundo, es imperativo que todos denuncien este tipo particularmente pernicioso de desinformación rusa”, dice.

 

Fuente: Ynet Español