Julio 6, 2022

Testigo clave en el juicio describe las incesantes demandas de obsequios de los Netanyahu

POR: Jeremy Sharon

Hadas Klein, asistente de Arnon Milchan, llega a la audiencia de la corte en el juicio contra el ex primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la Corte de Distrito de Jerusalem, el 5 de julio del 2022.

Hadas Klein, asistente de los multimillonarios Arnon Milchan y James Packer, le cuenta a la corte sobre el suministro continuo de artículos de lujo que ayudó a entregar al ex primer ministro y su esposa.

Hadas Klein, una asistente de los multimillonarios Arnon Milchan y James Packer, detalló el martes las incesantes demandas de artículos de lujo hechas durante años por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu y su esposa Sara Netanyahu.

Durante su primer día de testimonio ante la Corte de Distrito de Jerusalem, Klein describió que se convirtió en el conducto de un suministro interminable de cigarros y champán de primera calidad para los Netanyahu, bienes que, según ella, no fueron ofrecidos por Milchan o Packer, sino solicitados directamente por el ex primer ministro y su esposa.

Su testimonio es muy significativo ya que socava la defensa de Netanyahu de que simplemente estaba aceptando regalos de un amigo y que tampoco estaba al tanto del alcance de los obsequios.

El testimonio de Klein se refería al Caso 1000 del juicio por corrupción de Netanyahu, en el que está acusado de fraude y abuso de confianza por supuestamente aceptar obsequios de lujo de Milchan y Packer por valor de 691,776 shekels.

La acusación alega que, a cambio, el ex primer ministro ayudó a Milchan con asuntos de visas personales y beneficios regulatorios relacionados con sus intereses en los medios de comunicación.

Los artículos fueron suministrados entre el 2011 y el 2016, según la acusación.

Hadas Klein, asistente de Arnon Milchan, llega a la audiencia de la corte en el juicio contra el ex primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la Corte de Distrito de Jerusalem, el 5 de julio del 2022.

Durante la audiencia del martes, la primera para el Caso 1000, Klein dijo que ella personalmente había entregado champán y joyas a los Netanyahu, señalando que Milchan a menudo entregaba los cigarros él mismo cuando tenía una reunión con el entonces primer ministro.

Describió específicamente la constante presión y demandas hechas por la pareja, incluidas las llamadas personales del propio Netanyahu pidiendo una marca específica de cigarros que era difícil de conseguir.

¨Éramos muy discretos sobre esto …teníamos la sensación de que debíamos serlo¨, dijo Klein de las entregas.

Klein señaló que Netanyahu había solicitado cigarros Cohiba 56 a Milchan, pero que ella sólo había podido conseguir los Cohiba 54. Dijo que un enojado Netanyahu se quedó con Miljan sobre ello.

Klein dijo que en un viaje personal que hizo a Cuba, trató de encontrar los elusivo Cohiba 56 para Netanyahu, pero fue en vano.

Su afirmación de que Netanyahu la contactó directamente sobre obtener los cigarros correctos aparentemente contradice su defensa de que no sabía sobre los obsequios.

En otra ocasión, Klein dijo que Sara le pidió que llevara champán a la Residencia del Primer Ministro en Jerusalem en la víspera de la fiesta de Pesaj.

Arnon Milchan (izquierda) y Benjamin Netanyahu en una conferencia de prensa en la Knesset, el 28 de marzo del 2005.

Klein dijo que inicialmente trató de evitar hacer la entrega, ya que estaba recibiendo a 40 personas para la noche del Seder. Sin embargo, cuando Milchan la llamó y le dijo que había recibido una llamada de Sara sobre la solicitud, Klein dijo que no tuvo otra alternativa que viajar a Jerusalem para entregar el champán.

¨Si le daba tres botellas de champán, [Sara] se quejaba, ´¿Por qué solamente tres?´¨, agregó.

En su testimonio, Klein dijo que Milchan aprobó personalmente todas las peticiones de obsequios ya que mantenía un estricto control de sus finanzas.

Aún así, estaba perturbado por todas las costosas solicitudes.

¨Arnon me dijo, ´Estas cantidades están empezando a salirse de control, dile a ella que nuestro contador está empezando a hacer preguntas¨, testificó Klein, agregando que Milchan nunca se ofreció voluntariamente a comprarles esos obsequios.

Packer, por otro lado, que quedó profundamente impresionado por Netanyahu después de que se conocieron en el 2013, le dijo a Klein que le diera a los Netanyahu todo lo que pidieran y que no retuviera nada, dijo.

Klein detalló numerosas ocasiones en las que ella o el chófer de Milchan llevaron a los Netanyahu champán y cigarros a la residencia del primer ministro en la Calle Balfour en Jerusalem o a su residencia en Cesárea.

Según Klein, en una ocasión, cuando había arreglado que el reloj de Sara fuera reparado y entregado a Netanyahu, él le preguntó si había traído cigarros también (no lo había hecho).

Sara Netanyahu (a la izquierda) posa con la esposa de Arnon Milchan en una de muchas fotografías que el primer ministro ha entregado a la policía para probar que el champán y los cigarros que recibió del magnate de Hollywood fueron obsequios en el marco de una larga amistad entre las dos familias, 16 de noviembre del 2017.

El champán disfrutado por los Netanyahu incluía la marca vintage premium Dom Perignon, por la que Klein dijo que pagaban 1,000 shekels por botella, así como también un champán rosé de Moet & Chandon, la bebida favorita de Sara.

Klein dijo que ella y el chófer nunca hacían las entregas del champán por menos de dos cajas de 6 botellas en cada caja.

Cuando el fiscal le preguntó si alguna vez recibió quejas de que no se había entregado suficiente champán o cigarros, Klein respondió, ¨esa era la historia de nuestras vidas¨, agregando, ¨No podías decir no, él era el primer ministro¨.

¨Me encontraba con Sara a menudo, cuando llevaba el champán. Cuando lo llevábamos, entregábamos por lo menos dos cajas. Por supuesto, yo compraba las cajas de cigarros. Las joyas se las di yo personalmente a Sara en su casa, en la piscina. [Y los] abrigos que compré¨, dijo.

El testimonio de Klein estaba programado para continuar el martes en la tarde.

Junto con el Caso 1000, Netanyahu enfrenta cargos de fraude y abuso de confianza en otros dos casos, así como soborno en uno de ellos. Él ha negado haber actuado mal y afirmado, sin evidencia, que las acusaciones fueron fabricadas y parte de un intento de la fiscalía estatal y rivales políticos para obligarlo a dejar el cargo.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Jerusalem Post