Junio 28 del 2022

Una siderúrugica estatal iraní sufrió un ataque cibernético y suspendió su producción

Khuzestan Steel Company informó que habían determinado que la planta tenía que dejar de funcionar hasta nuevo aviso debido a «problemas técnicos» resultantes de un ciberataque.

Una de las principales compañías siderúrgicas de Irán dijo el lunes que se vio obligada a detener la producción después de ser golpeada por un ataque cibernético, aparentemente marcando uno de los mayores ataques de este tipo contra el sector industrial estratégico del país.

La empresa estatal Khuzestan Steel Company informó que los expertos habían determinado que la planta tenía que detener el trabajo hasta nuevo aviso debido a «problemas técnicos» tras sufrir los «ciberataques» El sitio web de la compañía estaba caído.


Este lunes 27 de junio, el sitio web de la empresa continuaba caído a raíz del ataque hacker.
(Shutterstock)

El CEO de la compañía, Amin Ebrahimi, afirmó que Khuzestan Steel logró frustrar el ataque cibernético y evitar daños estructurales a las líneas de producción que afectarían a las cadenas de suministro y los clientes.

«Afortunadamente con el tiempo y la conciencia, el ataque no tuvo éxito», dijo Ebrahimi, citando a la agencia de noticias semioficial Mehr, y agregó que esperaba que el sitio web de la compañía fuera restaurado y que todo volviera a la «normalidad» al final del día.

Un canal de noticias local, Jamaran, informó que el ataque fracasó porque la fábrica no estaba operativa en ese momento debido a un corte de electricidad.

La compañía no culpó a ningún grupo específico por el asalto, que constituye apenas el último ejemplo de un ataque contra los servicios del país en las últimas semanas. En un incidente importante el año pasado, un ataque cibernético a la distribución de combustible de Irán paralizó las estaciones de servicio en todo el país, lo que provocó largas filas de automovilistas enojados.


Ciberataque a las gasolineras de Irán en octubre de 2021.
(EPA)

Las estaciones de tren en Irán han sido golpeadas con mensajes de retraso falsos. Las cámaras de vigilancia en el país han sido hackeadas. Los sitios web estatales han sido interrumpidos. Se han filtrado imágenes que muestran abusos en la famosa prisión de Evin en el país.

Irán ha acusado previamente a Estados Unidos e Israel de ataques cibernéticos que han apuntado y paralizado la infraestructura del país.

Irán desconectó gran parte de su infraestructura gubernamental de Internet después de que el virus informático Stuxnet –»ampliamente creído como una creación conjunta de Estados Unidos e Israel»– interrumpiera miles de centrifugadoras iraníes en los sitios nucleares del país a fines de la década de 2000.

Khuzestan Steel Company, con sede en Ahvaz, en la provincia de Juzestán, rica en petróleo, tiene el monopolio de la producción de acero en Irán junto con otras dos grandes empresas estatales. Fundada antes de la Revolución Islámica de Irán de 1979, durante décadas la compañía tuvo algunas líneas de producción suministradas por compañías alemanas, italianas y japonesas.

Sin embargo, las aplastantes sanciones a Irán por su programa nuclear han obligado a la compañía a reducir su dependencia de partes extranjeras.


No es la primera vez que Irán sufre un ciberataque de este tipo.
(Shutterstock)

El gobierno considera que el acero es un sector crucial. Irán es el principal productor de acero en el Medio Oriente y entre los 10 primeros del mundo, según la Asociación Mundial del Acero.

La producción de acero crudo de Irán, sin embargo, fue de solo 2,3 millones de toneladas el mes pasado, dijo la WSA. Su caída en las exportaciones se ha atribuido en gran medida a que Rusia, golpeada por las sanciones, inundó a los compradores chinos de Irán con acero con descuento después de perder el acceso a los mercados occidentales en medio de la guerra contra Ucrania.

 

Fuente: Ynet Español