Junio 27 del 2022

Un exsoldado israelí dona un riñón a su compañero de armas

Yossi Moskovitsh, soldado veterano de la unidad Golani y herido en la 2ª Guerra del Líbano, necesitaba un trasplante de riñón. Por una publicación en Facebook, se encontró con un donante de su misma brigada. «No hay nada parecido a este tipo de vínculo», contó.

El término «compañeros de armas» no sólo es válido para el servicio militar, como descubrió Yossi Moskovitsh, de 51 años, veterano de una unidad de élite de la brigada Golani.

Moskovitsh, que fue herido durante la Segunda Guerra del Líbano, vio cómo su salud se deterioraba hasta necesitar un trasplante de riñón.

 El símbolo del Golani y la boina marrón afiliada.  (Facebook)

Además de sufrir heridas físicas, también padecía un trastorno de estrés postraumático que le provocó un brote de diabetes aguda.

Luego de ser reconocido como veterano discapacitado, su estado de salud siguió deteriorándose, por lo que sus hermanos de armas de su unidad de reserva decidieron ayudarlo.

Kfir Goona, que sirvió junto a Moskovitsh, escribió en Facebook. «Golani es una familia, y uno hace todo por su familia. Mis amigos y yo estamos buscando un donante de riñón para salvar la vida de un veterano que fue herido mientras nos salvaba la vida».

«La diabetes provocó un deterioro de su estado renal, y está en peligro de muerte. Ahora, yo y mis amigos, que le debemos la vida a Yossi, queremos encontrar un donante adecuado para salvar la suya», agregó.

 Ari Ringer y Yossi Moskovitsh. (Ynet)

 «Yossi es un verdadero héroe», según Goona, de 43 años. «En el momento de la verdad, hizo lo que tenía que hacer para salvar vidas», remarcó.

Goona también contó el momento en que Moskovitsh llamó a sus amigos.

«Sentí que nos llamaba para despedirse y no pude soportarlo. Sabía que cuando se necesita un riñón, el tiempo es esencial», manifestó.

«Fui miembro de la Guardia de la Knesset -una unidad de seguridad protectora israelí- durante más de 20 años, y los valores que adquirí en ese lugar y en mi país, me hicieron ver que tenemos que hacer algo. Así que dije que debemos ayudar a nuestro hermano», prosiguió.

Ari Ringer, de 40 años, casado y padre de cuatro hijos, que sirvió en el Golani, vio el posteo.

«El mensaje me conmovió», comenzó Ringer. «Soy un soldado del Golani, de una familia de cuatro hermanos y dos sobrinos que sirvieron todos en la brigada. Inmediatamente dije que estaría encantado de ver si podía ser compatible».

Yossi Moskovitsh, Ari Ringer y Kfir Goona.
(Ynet)

El trasplante fue realizado en el Hospital Ichilov de Tel Aviv hace una semana por el Dr. Jacob Goichman, director de la unidad de trasplantes del hospital.

«Después de la operación, nos hicimos una foto con la bandera de la brigada», contó Ringer. «Todo el evento fue memorable, y la conexión que sentí fue muy especial. Es una sensación indescriptible. Mucha gente me dio las gracias, pero yo ya las recibí, lo sentí en mis entrañas», sumó.

Actualmente, Moskovitsh se recupera en su casa, intentando todavía asimilar el gesto. «No hay palabras para describir lo emocionado que estaba», confesó.

«Desde que me hirieron, estuve lidiando con el estrés postraumático y me sentía desconectado. Invité a los chicos al Bar Mitzvá porque mi hijo no me había visto de uniforme, nació después de mi lesión y quería que conociera mi pasado militar y que conociera a mis hermanos de armas», dijo Moskovitsh.

 Entrenamiento de la Unidad Golani.  (Voceros IDF)

«Vinieron y alegraron el encuentro. Incluso yo, que crecí en Golani, no sabía lo fuerte que podía ser el vínculo de los soldados de combate. Reclutaron a toda la Brigada para ayudarme», aseveró.

«Mi comandante del campo de entrenamiento de hace 30 años, me llamó y me dijo que quería donar un riñón», recordó. «Y después de él, otros 10 soldados del Golani con el mismo tipo de sangre que el mío, se pusieron en contacto y me ofrecieron también sus riñones. Esta hermandad en las armas es algo más, el Golani es para siempre, cerró el veterano.

 

Fuente: Ynet Español