Junio 15, 2022

Las sinagogas del gueto de Venecia experimentan un renacimiento por la restauración

Esfuerzo en curso para preservar las casas de oración del siglo XVI del vecindario histórico, tanto para la pequeña comunidad judía restante como para los turistas.

Por Chris Warde-Jones

Rita Ranzato, restauradora de arte, usa un bisturí para quitar capas de pintura vieja de una pared estucada dentro de la sinagoga italiana Schola de 1575 en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

Los interiores de la Gran Sinagoga Alemana Schola de 1528, de rito Askenazí, se ven en esta imagen tomada en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. La Gran Schola Alemana es la primera sinagoga del gueto de Venecia. El gueto judío de Venecia se considera el primero de Europa y uno de los primeros del mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo para preservar sus sinagogas del siglo XVI para los judíos que se han quedado y los turistas que están de paso. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

El historiador de arte David Landau señala un área restaurada de una columna de madera en la sinagoga italiana Schola de 1575 en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. Landau encabeza el esfuerzo de recaudación de fondos para restaurar las sinagogas de Venecia y los edificios cercanos tanto para la pequeña comunidad judía de Venecia como para para los turistas que pueden visitarlas en una visita guiada por el Museo Judío de Venecia. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

Los interiores de la Sinagoga Schola Canton de 1531-32 se ven en esta imagen tomada en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. El gueto judío de Venecia es considerado el primero en Europa y uno de los primeros en el mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo preservar sus sinagogas del siglo XVI para los judíos que se han quedado y los turistas que están de paso. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

Gente caminando en el Campo del Ghetto Nuovo (Terrenos del gueto nuevo) en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. El gueto judío de Venecia es considerado el primero en Europa y uno de los primeros en el mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo para preservar sus sinagogas del siglo XVI para los judíos que se han quedado y los turistas que están de paso. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

El interior de la Gran Sinagoga Schola Alemana de 1528, de rito Askenazí, en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. La Gran Schola Alemana es la primera sinagoga del gueto de Venecia. El gueto judío de Venecia se considera el primero de Europa y uno de los primeros del mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo para preservar sus sinagogas del siglo XVI para los judíos que se han quedado y los turistas que están de paso. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

Dario Calimani, presidente de la Comunidad Judía de Venecia, posa dentro de la Sinagoga Schola Española en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. La Schola Española, fundada alrededor de 1580, pero reconstruida en la primera mitad del siglo XVII, es la más grande de las sinagogas venecianas. El gueto judío de Venecia se considera el primero de Europa y uno de los primeros del mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo para preservar sus sinagogas del siglo XVI para los judíos que se han quedado y los turistas que están de paso. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

Vista exterior de la Sinagoga Schola Española en el gueto judío de Venecia, norte de Italia, 1 de junio de 2022. El gueto judío de Venecia es considerado el primero en Europa y uno de los primeros en el mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo para preservar su 16º sinagogas del siglo para los judíos que se han quedado y los turistas que están de paso. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

Venecia, Italia (AP) — El gueto judío de Venecia es considerado el primero de Europa y uno de los primeros del mundo, y se está realizando un nuevo esfuerzo para preservar sus sinagogas del siglo XVI para los judíos que se quedaron y los turistas que pasan por allí.

Durante casi dos años, los restauradores han estado quitando la pintura y descubriendo los cimientos originales de tres de las sinagogas del gueto, que se consideran las únicas sinagogas del Renacimiento que aún están en uso, dijo el historiador de arte David Landau.

Landau encabeza el esfuerzo de recaudación de fondos para restaurar las sinagogas y los edificios cercanos tanto para la pequeña comunidad judía de Venecia, que cuenta con alrededor de 450 personas, como para los turistas que pueden visitarlas en una visita guiada por el Museo Judío de Venecia.

“Estaba profundamente ofendido por el estado de las sinagogas”, dijo Landau, un especialista en el Renacimiento que compró una casa en Venecia hace 12 años. “Sentí que las sinagogas estaban en muy malas condiciones. Habían sido transformadas más allá del reconocimiento a lo largo de los siglos, y necesitaban ser cuidadas y amadas”.

Ha asegurado alrededor de 5 millones de euros hasta la fecha y espera que los trabajadores puedan completar el proceso de restauración para fines de 2023 si llega el resto de la financiación, aunque los 4 millones de euros pendientes originales ahora se han disparado a 6 millones de euros debido a los altos costos de construcción.

El gueto de Venecia data de 1516, cuando la república obligó al creciente número de judíos a trasladarse al distrito donde se encontraban las antiguas fundidoras, o «geti«, como se las conocía. El área, que se cerraba por la noche, se convirtió en lo que se considera el primer gueto de Europa y sigue siendo el centro de la comunidad judía de Venecia en el área de Cannaregio.

El historiador de arte David Landau en la Sinagoga Canton Schola de 1531-32 en Venecia, norte de Italia, el 1 de junio de 2022. Landau encabeza el esfuerzo de recaudación de fondos para restaurar las sinagogas de Venecia y los edificios cercanos tanto para la pequeña comunidad judía de Venecia como para los turistas que pueden visitarlas en una visita guiada por el Museo Judío de Venecia. (Foto AP/Chris Warde-Jones)

La primera sinagoga data de 1528 y fue construida por judíos asquenazíes alemanes. Otros siguieron y servían a diferentes grupos, incluido uno para judíos sefardíes españoles y otro para judíos italianos.

Ninguna es visible desde la calle, ya que las estrictas reglas impuestas por los gobernantes de Venecia no permitían que los judíos practicaran su fe abiertamente. Todas las sinagogas están escondidas en los pisos superiores de edificios aparentemente normales que en los niveles inferiores albergaban espacios reducidos para familias judías.

Las sinagogas se han mantenido en funcionamiento de forma continua, a excepción de los años de la Segunda Guerra Mundial durante la ocupación alemana.

El jefe de la comunidad judía de Venecia, Dario Calimani, dijo que el proyecto de restauración era necesario tanto para mantener la vida religiosa y cultural de los judíos de Venecia en la actualidad como para preservar la historia de la comunidad.

“Son un testimonio de la vida que fue, de la historia de nuestra comunidad, pequeña comunidad”, dijo.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel