Junio 13 del 2022

Alta funcionaria estadounidense se reúne con un furioso Abbas en Ramala antes de la esperada visita de Biden

El presidente de la Autoridad Palestina advierte a EE. UU. que está a punto de degradar los lazos con Israel por las acciones en Jerusalén Oriental y Cisjordania; reitera las exigencias a Biden para sacar de la lista a la OLP y reabrir el consulado.

Por Jacob Magid

La subsecretaria de Estado de EE. UU. para Asuntos del Cercano Oriente, Barbara Leaf (izquierda), se reúne con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en la oficina de este último en Ramala el 11 de junio de 2022. (Departamento de Estado/Twitter)

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, recibió el sábado a una delegación estadounidense encabezada por la subsecretaria de Estado para Asuntos del Cercano Oriente, Barbara Leaf, y emitió un nuevo llamado a Washington para que cumpla sus promesas de restablecer los lazos antes de la visita prevista del presidente Joe Biden el próximo mes.

La reunión se produjo menos de dos semanas después de una llamada telefónica que Abbas sostuvo con el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, durante la cual el presidente de la Autoridad Palestina advirtió que estaba a punto de degradar los lazos con Israel por las “violaciones del derecho internacional en Jerusalén Oriental y Cisjordania”, dijo un funcionario palestino a The Times of Israel el sábado.

Abbas se ha enojado cada vez más con la administración de los EE. UU. en los últimos meses por el fracaso percibido en el retroceso de las medidas impuestas por la administración Trump.

La delegación de Leaf espera asegurarle a Ramala que Washington aún está trabajando para mantener las perspectivas de una solución de dos estados, incluso cuando los funcionarios estadounidenses aclararon que no tienen intención de lanzar una iniciativa de paz en el futuro previsible.

Pero esto puede ser considerado insuficiente por el anciano Abbas, quien ha perdido durante mucho tiempo el apoyo de grandes sectores del público palestino.

“El presidente [le dijo a Leaf] que la situación actual es insostenible y no puede tolerarse [dada] la ausencia de un horizonte político”, dijo el sitio oficial de noticias de la AP, Wafa.

Abbas planteó las “escaladas israelíes” contra los lugares sagrados islámicos y cristianos, la expulsión de los palestinos en Jerusalén Oriental, las aprobaciones de asentamientos y la violencia de los colonos, dijo su oficina.

Fuerzas de seguridad israelíes chocan con palestinos tras el funeral de Walid al-Sharif, de 23 años, que murió a causa de las heridas sufridas el mes pasado durante enfrentamientos con la policía israelí frente a la mezquita de Al-Aqsa en el Monte del Templo, el 16 de mayo de 2022 (Ahmad GHARABLI / AFP)

La buena voluntad inicial que los gobiernos de EE. UU. e Israel construyeron con Ramala el año pasado prácticamente se ha disipado en los últimos meses. Biden restauró las relaciones diplomáticas junto con cientos de millones de dólares en ayuda a los palestinos a los pocos meses de asumir el cargo y también anunció que reabriría el consulado de EE. UU. en Jerusalén – la misión de facto para los palestinos que fue clausurada por el expresidente Trump en 2019. Pero al enfrentarse a una oposición significativa de la frágil coalición de Israel, desde entonces ha postergado el cumplimiento de la promesa de campaña, lo que enfureció a la Autoridad Palestina.

El jueves, EE. UU. anunció que había restablecido una línea de comunicación con la Autoridad Palestina que había sido cortada por Trump. La unidad que una vez sirvió de forma independiente como el consulado de Jerusalén antes de que se incorporara a la Embajada de los Estados Unidos en Israel volverá a informar directamente a Washington, en lugar de al embajador de los Estados Unidos en Israel, en un paso burocrático pero simbólico.

Al negarse a ser considerada un subconjunto de las relaciones de Estados Unidos con Israel, la Autoridad Palestina ha estado boicoteando en gran medida la Unidad de Asuntos Palestinos – ahora llamada Oficina de Asuntos Palestinos – y no hubo indicios después del anuncio del jueves de que la política en Ramala cambiaría.

Estados Unidos también ha estado planeando nombrar al subsecretario adjunto Hady Amr para el papel de enviado especial ante los palestinos en un paso más destinado a impulsar los lazos con la Autoridad Palestina, pero Abbas no tomó bien la idea durante su llamada con Blinken y desde entonces, se ha suspendido, dijeron dos funcionarios estadounidenses y palestinos a The Times of Israel a principios de esta semana.

La oficina de Abbas dijo que utilizó la reunión del sábado para exigir una vez más que Estados Unidos reabriera el consulado, así como la misión diplomática de la Organización para la Liberación de Palestina en Washington. Biden se comprometió durante su campaña a reabrir la oficina que fue clausurada por Trump en 2019. Abbas también pidió a Biden que desechara la legislación de 1987 que consideraba a la OLP una organización terrorista – un paso que expondría al presidente demócrata a las críticas de los rivales que exigen que la Autoridad Palestina reforme su política de bienestar, que incluye pagos a los prisioneros de seguridad y a las familias de los atacantes que han matado a israelíes.

Los lazos de la Autoridad Palestina con Israel también se han deteriorado en los últimos meses. Las partes disfrutaron de un breve período de mejores relaciones luego de la juramentación del actual gobierno israelí en junio pasado. Abbas se reunió con varios ministros israelíes de alto nivel y Jerusalén autorizó un número récord de permisos de trabajo para palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza en una serie de otros pasos destinados a fortalecer la Autoridad Palestina. Pero esas acciones se han vuelto más raras en los últimos meses, ya que el flanco derechista de la tambaleante coalición ha presionado por políticas más agresivas en Jerusalén Oriental y Cisjordania.

Gente cargando el ataúd de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh en Jerusalén, 13 de mayo de 2022. (Yonatan Sindel/Flash90)

El mes pasado, Israel avanzó planes para aproximadamente 4.500 viviendas en asentamientos, la mayoría de las cuales estarían ubicadas en lo profundo de Cisjordania. La medida se produjo en medio de repetidos enfrentamientos en el Monte del Templo entre la policía israelí y palestinos y un día después del asesinato de la periodista de Al Jazeera Shireen Abu Akleh en circunstancias controvertidas, hechos que despertaron una gran ira en las calles palestinas.

La oficina de Leaf tuiteó después de la reunión del sábado que las partes discutieron “la relación entre Estados Unidos y Palestina, la asistencia de Estados Unidos a los palestinos, la profundización de los lazos y cómo los palestinos e israelíes merecen las mismas medidas de libertad, seguridad y prosperidad”.

Leaf estuvo acompañada por Amr y la directora de Asuntos Israelíes y Palestinos del Consejo de Seguridad Nacional, Cynthia Cook, quien continuará reuniéndose con funcionarios en Jerusalén y Ramala durante los próximos tres días.

Biden tiene programado visitar Israel y Cisjordania el próximo mes en un viaje que también se espera que incluya una parada en Arabia Saudita. Se suponía que la gira se llevaría a cabo a fines de este mes, pero se retrasó debido a lo que funcionarios de la Casa Blanca dijeron que eran razones de programación.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel