Marzo 30 del 2022

1500 cohetes disparados al día desde Líbano a Israel: Así sería una futura guerra con Hezbolá, según las FDI

Las ciudades israelíes podrían ser bombardeadas con 1500 cohetes al día y el número de muertos podría llegar rápidamente a cientos si estalla una guerra con el grupo terrorista Hezbolá, informó The Times of Israel.

Funcionarios del ejército, en una evaluación militar publicada el jueves, dijeron que las predicciones de feroces combates en el frente interno de Israel formaron la base de los ejercicios realizados recientemente como parte del simulacro masivo de un mes de duración “Carrozas de fuego“, ahora en su tercera semana.

Durante el ejercicio, programado para durar hasta el 3 de junio, las tropas han estado practicando la respuesta a eventos repentinos en múltiples escenarios simultáneamente, con un enfoque en la defensa de la frontera norte, según las FDI.

El Mando del Frente Doméstico ha estado practicando una simulación en la que 80 sitios resultan gravemente dañados en ataques con cohetes con unas 300 víctimas, durante un estallido de varios días con el grupo terrorista Hezbolá.

El grupo terrorista libanés respaldado por Irán ha representado durante mucho tiempo la amenaza militar más importante de las FDI, con un arsenal estimado de casi 150 000 cohetes y misiles que pueden llegar a cualquier parte de Israel.

Los ejercicios también han incluido la práctica de maniobras para una posible invasión terrestre en el Líbano. A diferencia de los combates con terroristas con base en la Franja de Gaza, que se han basado en gran medida en campañas aéreas, una guerra en el Líbano probablemente tendría que hacer uso de una operación terrestre, según evaluaciones recientes.

Las FDI dijeron que su campaña probablemente terminaría matando a miles de personas en el Líbano, tanto civiles como combatientes de Hezbolá.

Hezbolá disparó más de 4 000 cohetes contra comunidades israelíes en la guerra de 2006, mientras Israel bombardeaba objetivos en el sur del Líbano. El mes de combates mató a unos 1 200 libaneses, la mayoría de ellos civiles, así como a 44 civiles israelíes y 121 soldados israelíes.

Las estimaciones anteriores de las FDI han puesto el número de cohetes que podrían apuntar a Israel diariamente entre 1 000 y 3 000.

Los oficiales militares dijeron que los simulacros tienen como objetivo aumentar la competencia y preparación de las tropas y los altos mandos para una guerra importante en múltiples frentes, así como la coordinación con otras organizaciones de emergencia, autoridades locales y ministerios gubernamentales.

Los simulacros también han planteado “bastantes” problemas con la forma en que el ejército maneja la logística, según el jefe de la Dirección de Tecnología y Logística de las FDI, Pini Ben Moyal. Dijo que los militares examinarían estos problemas y encontrarían formas de abordarlos, sin dar más detalles.

“Carrozas de fuego” es el ejercicio militar más grande en décadas. Se pospuso en mayo de 2021 ante la guerra con los grupos terroristas en la Franja de Gaza. Durante la última semana del simulacro, la fuerza aérea simulará una serie de ataques contra instalaciones nucleares en Irán.

 

Fuente: Enlace Judío