Mayo 26 del 2022

El gobierno evalúa sancionar a una universidad por un acto que incluyó consignas antiisraelíes

El ministro de Finanzas estudia recortar el presupuesto de la Universidad Ben Gurion tras aprobar una manifestación en la que los estudiantes entonaron cánticos antiisraelíes, «violando los valores judíos fundamentales»

El ministro de Finanzas de Israel, Avigdor Liberman, ordenó este miércoles examinar la opción de recortar la financiación a la Universidad Ben Gurion de Beer Sheva después de que la institución acogiera una manifestación en sus instalaciones a principios de esta semana, durante la cual los participantes ondearon banderas palestinas y entonaron cánticos antiisraelíes.

El lunes pasado cientos de estudiantes beduinos participaron en un acto con motivo del Día de la Nakba celebrado la semana pasada en el campus. Nakba, catástrofe en árabe, es un día de conmemoración de la derrota árabe en la guerra de 1948-1949 en torno a la creación del Estado de Israel.

Avigdor Liberman, ministro de Finanzas de Israel.
(Alex Kolomoisky)

Según Liberman, la conducta de la universidad del sur violó los valores judíos fundamentales que las leyes del país tratan de proteger. «La manifestación marcó los acontecimientos conocidos por los estudiantes árabes como los eventos de la ‘Nakba’, durante los cuales se dijeron cosas y se ondearon banderas de una manera que cruza lo que es aceptable en tales manifestaciones», explicaron los colaboradores del ministro.

«Durante la manifestación se dijeron cosas que equiparan el Día de la Independencia de Israel a un día de luto, que niegan la existencia del Estado de Israel como Estado judío y democrático, que incitan al racismo y a la violencia, y que apoyan la lucha armada contra el Estado», agregaron desde el entorno del ministro. Los participantes y organizadores recalcaron posteriormente que sólo estaban actuando en virtud de su derecho a la libertad de expresión.

La concentración suscitó críticas en todo el país, entre ellas la del alcalde de Beer Sheva, Ruvik Danilovich, quien pidió al presidente de la universidad, el profesor Daniel Haimovich, que tomara medidas contra los estudiantes que participaron en la concentración.

Nakba. (Fred Csasznik)

En respuesta a las críticas, la universidad manifestó que había aprobado la concentración, ya que no tenía base legal para prohibirla, puesto que Israel mantiene vínculos oficiales con la Autoridad Palestina. Sin embargo, algunos dijeron que la administración prohibió a un grupo de estudiantes entrar en el recinto del campus con banderas israelíes mientras se celebraba el evento.

 

Fuente: Ynet Español