Mayo 24 de 2022

Oficial de la Guardia Revolucionaria de Irán ultimado en Teherán habría planeado ataques terroristas contra israelíes

Medios israelíes reportaron que el oficial de la Guardia Revolucionaria de Irán ultimado a tiros este domingo en Teherán habría sido el responsable de planificar ataques terroristas y secuestros de israelíes a lo largo del mundo.

De acuerdo con el Canal 13 israelí, el coronel Hassan Sayad Khodayari habría sido la persona que envió a Mansour Rasouli, un miembro de la Guardia, hacia Turquía para intentar asesinar al cónsul israelí en dicho país.

Rasouli, que presuntamente tuvo más objetivos, fue detenido e interrogado por el Mossad en territorio iraní por esta misión que se le encomendó.

Sayad Khodayari “fue asesinado durante un ataque con armas de fuego llevado a cabo por 2 motociclistas en la calle Mohahedin-e Eslam de Teherán”, dijo la agencia iraní IRNA.

Los 2 asaltantes le dispararon cinco veces a Khodayari en su automóvil en el corazón de la capital, dijeron medios estatales iraníes.

Los reportes lo identificaron como un “defensor del santuario”, una referencia a los iraníes que llevan a cabo las operaciones de Teherán en Siria e Irak dentro de la Fuerza Quds de la Guardia que supervisa las operaciones en el extranjero.

Aunque la Guardia dio pocos detalles sobre el ataque que ocurrió a plena luz del día en el corazón de la capital de Irán, el grupo culpó del asesinato a la “arrogancia global”, código típico de Estados Unidos e Israel.

Esa acusación, así como el estilo del ataque descarado, planteó la posibilidad de un vínculo con otros asesinatos de motociclistas previamente atribuidos a Israel en Irán, como los que tienen como objetivo a los científicos nucleares del país.

Los 2 gatilleros dispararon al coronel Hassan Sayad Khodayari cinco veces en su Kia Pride de fabricación iraní sin blindaje, dijeron los medios estatales, justo en una calle altamente segura donde se encuentra el parlamento de Irán.

Poca información estaba disponible públicamente sobre Khodayari, ya que los oficiales de la Fuerza Quds tienden a ser figuras sombrías que llevan a cabo misiones militares secretas que apoyan a Hezbolá, el grupo terrorista y partido político libanés, y otras milicias en SiriaIrak y otros lugares.

El fiscal de Teherán llegó a la escena del crimen pocas horas después del asesinato para investigar y exigió que la policía arrestara urgentemente a los perpetradores. La velocidad de la sonda sugirió la prominencia de Khodayari en la turbia estructura de las operaciones en el extranjero de la Guardia.

Las fuerzas de seguridad perseguían a los presuntos agresores, informó la televisión estatal, sin ofrecer más detalles ni dar un motivo para el asesinato.

Casi al mismo tiempo, los medios de comunicación estatales dijeron que las fuerzas de seguridad de la Guardia habían descubierto y arrestado a miembros de una red de inteligencia israelí que operaba en el país, sin especificar si tenían alguna conexión con el asesinato de Khodayari.

 

Fuente: Enlace Judío