Mayo 17 del 2022

En Israel, la autora ganadora del premio Nobel Olga Tokarczuc reflexiona sobre los polacos, los judíos y un mesías

POR: Jessica Steinberg

La escritora polaca y ganadora del premio Nobel de literatura Olga Tokarczuk posa para una foto después de una conferencia de prensa en Jerusalem, el domingo, 15 de mayo del 2022.

La escritora dice que no le gusta involucrarse en política, pero indica que los polacos comparten el ´sentido de peligro que Rusia representa para el mundo libre´ de Ucrania.

La autora polaca ganadora del premio Nobel, Olga Tokarczuk, responde a las preguntas con respuestas tan reflexivas y tortuosas como muchos de los pasajes en su novela galardonada del 2014 ¨Los Libros de Jacob¨.

Tokarczuk, de 60 años y con rastas, se encuentra actualmente en Israel para el Festival de Escritores de Jerusalem, su tercera visita al país.

¨Cada vez que aterrizo, siempre me emociona que este país exista¨, dijo.

Es el primer viaje de regreso de Tokarczuk desde que ganó el Premio Nobel de Literatura en el 2018.

En la sesión de apertura del domingo en la noche del Foro Internacional del Libro y Festival de Escritores en el YMCA de Jerusalem, el escritor Julian Barnes -desde su hogar en Inglaterra -fue galardonado con el Premio Jerusalem del 2022, seguido de una conversación entre Tokarczuk y Tamar Ish-Shalom.

Las 912 páginas de ¨Los Libros de Jacob¨ están divididas en siete libros que comienzan en 1752 en Rohatyn (actualmente en Ucrania occidental, pero parte de Polonia antes de la Segunda Guerra Mundial) y termina en Korolówka en la era del Holocausto, sobre Jacob Frank, un judío polaco que afirmaba ser el mesías.

La escritora polaca y ganadora del premio Nobel de literatura Olga Tokarczuk posa con su libro ¨Los Libros de Jacob¨, durante una conferencia de prensa en Jerusalem, 15 de mayo del 2022.

¨Los Libros de Jacob¨ fue publicado en el 2014, y sólo recientemente fue traducido al hebreo.

Tokarczuk dijo que ve el trabajo, una novela histórica que cuenta la historia dual de polacos y judíos que le tomó ocho años escribir, como su obra maestra.

Y, sin embargo, dijo Tokarczuk, hablando con un grupo de periodistas el domingo en la tarde, cuando los polacos hablan sobre los judíos, hablan sólo sobre el Holocausto.

¨Los polacos pueden ver a través de este libro cuánto convivieron estas dos culturas y cómo se influyeron entre sí¨, dijo Tokarczuk, quien no es judía.

Tokarczuk también invocó la Segunda Guerra Mundial al reflexionar sobre la situación actual en Ucrania y el papel de Polonia en ayudar a los refugiados ucranianos, con unos tres millones refugiados actualmente en su país.

¨No conozco a nadie que no haya hospedado o ayudado de alguna manera¨, dijo.

Los polacos comparten el ¨sentido del peligro que Rusia representa para el mundo libre¨ de los ucranianos, dijo Tokarczuk, agregando que el gobierno polaco había advertido sobre el riesgo de una agresión rusa durante años.

¨Nadie podía imaginar que esta guerra sería tan cruel, tan anacrónica¨, dijo Tokarczuk, agregando que la guerra trae a la mente imágenes horribles de la Segunda Guerra Mundial.

Pero, si bien puede escribir trabajos políticos que examinan la humanidad y la sociedad, Tokarczuk no se ve a sí misma interfiriendo en la política actual.

Se sintió atraída por el personaje de Jacob Frank, una figura histórica de poca monta que se convirtió al islam y luego al catolicismo. Los judíos ortodoxos lo veían como un traidor que amenazaba la vida judía, mientras que los católicos lo veían como un extraño, un infiel que había pasado muchos años en prisión.

La escritora polaca y ganadora del premio Nobel de literatura Olga Tokarczuk posa para una foto después de una conferencia de prensa en Jerusalem, el domingo, 15 de mayo del 2022.

Tokarczuk pasó muchos años investigando su vida.

¨Busqué en museos, archivos, todo tipo de lugares que no son los primeros lugares en los que buscarías¨, dijo.

Tokarczuk y su esposo viajaron por toda Europa para seguir el viaje de Frank, y ¨para ver cómo veían las personas estos lugares¨, dijo.

¨No soy una historiadora. Nunca lo fui, y no tenía un sistema para escribir esta clase de novela histórica. Tuve que aprenderlo todo¨, dijo.

Si bien Tokarczuk pasó muchos años investigando y escribiendo sobre Jacob Frank, no siente mucha empatía por él ni lo comprende.

¨Algunas veces es manipulador y un psicópata, así que cuando escribí sobre él, siempre traté de traer los puntos de vistas de otros¨, dijo.

Comparó su estilo de escritura con saltar a través de un arroyo, de piedra en piedra.

¨En esta metáfora, las piedras son los hechos históricos¨, dijo Tokarczuk. ¨Y el agua es mi imaginación, mi creatividad, mi habilidad para darles a estos hechos algo de carne¨.

Dijo que intentó escribir un libro que pudiera leerse como un trabajo histórico, pero que también les daría a los lectores el placer de leer una novela épica.

Tokarczuk dijo que ¨Los Libros de Jacob¨ era su mayor esfuerzo creativo hasta la fecha, pero tuvo un costo físico enorme.

Su amiga la envió a un médico chino que le dio una mirada y preguntó que había estado haciendo que había agotado tanto sus energías vitales.

Ahora está mejor, pero, dijo, ¨No estoy segura de volver hacer algo así¨.

La próxima novela de Tokarczuk, a punto de ser publicado en Polonia, es un thriller.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel