Mayo 10 de 2022

Rusia dijo que retirará sus tropas de Siria para reforzar sus fuerzas en Ucrania

Tropas rusas en el distrito sirio de Daraa al-Balad en la provincia de Daraa, en el sur de Siria, 1 de septiembre del 2021.

En un desarrollo preocupante para Israel, las bases ahora abandonadas supuestamente se transfirieron a las IRGC (Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica) y Hezbollah; Moscú ha sido la principal fuerza en Siria para evitar la expansión iraní.

Rusia ha comenzado el proceso de retirar algunas de sus tropas en Siria para ayudar a reforzar sus fuerzas en Ucrania, reportó el Moscow Times.

Según el informe del viernes en el periódico independiente con sede en Holanda, varias unidades militares han sido reubicadas desde bases en todo el país a tres aeropuertos mediterráneos no identificados, desde donde serán transferidas a Ucrania.

El informe también dijo que las bases ahora abandonadas han sido transferidas a los Cuerpos paramilitares de la Guardia Revolucionaria, así como al grupo terrorista libanés Hezbollah.

Damasco es un aliado incondicional de Moscú, el cual intervino en la guerra civil siria en el 2015 lanzando ataques aéreos para apoyar a las fuerzas combatientes del presidente sirio Bashar Assad.

La intervención de Rusia en Siria marcó un punto de inflexión en el conflicto.

Permitió a las fuerzas a favor del régimen recuperar el territorio perdido en una serie de victorias en contra de los rebeldes y yihadistas que involucraron bombardeos mortales y destrucción masiva.

El presidente ruso Vladimir Putin, derecha, escucha al presidente sirio Bashar Assad, durante su reunión en el Kremlin en Moscú, Rusia, el 13 de septiembre del 2021.

El nuevo acontecimiento podría ser problemático para Israel, que ha tratado de evitar el atrincheramiento iraní en Siria.

En una editorial de opinión para el noticiero de Canal 12 de Israel, el experto en Oriente Medio, Ehud Ya´ari, advirtió que sin la influencia rusa en Damasco y sobre el terreno, Teherán podría empujar más fácilmente sus unidades en Siria, así como influenciar el régimen de Assad.

¨Israel no tiene forma de influir verdaderamente las consideraciones del despliegue ruso en Siria¨, dijo Ya´ari. ¨Sin embargo, a medida que disminuya su presencia militar en este país, el creciente control de Irán en la región es un hecho preocupante. Vale la pena recordar que Rusia, incluso cuando coopera con Irán y Siria, siempre ha tratado de limitar y reducir el punto de apoyo de Irán ahí y la profundidad de la infiltración de Irán en el ejército y los servicios de seguridad de Assad¨.

Jerusalem y Moscú han mantenido en años recientes un llamado mecanismo de resolución de conflictos que funciona para evitar que las fuerzas israelíes y rusas se enfrenten en Siria. Israel ha emprendido una campaña de ataques aéreos durante años contra los combatientes a favor de Irán ubicados allí y para evitar la transferencia de armamento suministrado por Irán.

Tropas de las FDI descubren minas colocadas en la frontera siria, en lo que el ejército dijo que fue un ataque iraní fallido, en una fotografía sin fecha.

El primer ministro Naftali Bennett ha evitado criticar directamente a Rusia por invadir Ucrania, ya que Israel busca mantener su libertad de movimiento en los cielos de la vecina Siria, que están dominados por las fuerzas rusas.

Al principio de la invasión de Rusia a Ucrania, lanzada a fines de febrero, Israel trató de caminar por una cuerda floja diplomática entre Moscú y Kiev, preservando las relaciones con sus dos aliados y ofreciendo negociar conversaciones, mientras suministraba asistencia humanitaria a Ucrania.

Sin embargo, a medida que surgieron informes de las atrocidades rusas en Ucrania, Israel ha cambiado su tono y se volvió más directo en sus críticas.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel