Abril 18 de 2022

Mensaje del presidente Herzog a las comunidades judías de todo el mundo, en vísperas de la festividad de Pesaj

Con motivo de la festividad de Pesaj, el presidente Herzog envió un emotivo mensaje a todas las comunidades judías del mundo.

“Queridos hermanas y hermanos de las comunidades judías de todo el mundo, Jag Pesaj Casher veSameaj, un muy feliz Pesaj. Pesaj,  la Pascua judía, como lo abordaremos extensamente con nuestros hijos y nietos en la noche del Seder, es la fiesta de la libertad. Es el hito de nuestra transformación de un grupo de individuos, en nuestra propia nación, un pueblo. Con el paso del tiempo, se torna cada vez más difícil preservar esta mentalidad de un pueblo, de unidad. No obstante, con el cambio de las generaciones, cimentar nuestra identidad colectiva, fortalecer nuestro sentido de pueblo y reconstruir nuestra unidad, se vuelve más importante, de hecho, crítico para nuestro propio futuro”.

“Al igual que un Estado de Israel seguro es fundamental para el futuro de la familia judía, unas comunidades judías mundiales vibrantes son vitales, para el bienestar del Estado judío. Nos necesitamos unos a otros y somos responsables unos por los otros. Kol Israel arevim ze baze. Cuando una comunidad judía en cualquier lugar del mundo experimenta dificultades, nosotros sentimos nuestras dificultades, vuestras dificultades, aquí en Israel. Cuando nuestra familia se halla bajo ataque en Ucrania, el dolor resuena en Miami, San Pablo y Jerusalén. Y por consiguiente, estoy tan orgulloso y conmovido  por el envío de apoyo, fondos, y asistencia de emergencia para los judíos de Ucrania y de Etiopía en nombre de organizaciones individuales y comunidades, que se enfrentan a esto, día a día”.

“Creo profundamente que la mutua responsabilidad debe ser no sólo una aspiración abstracta, sino nuestra luz de guía y nuestro principio operativo fundamental. Como presidente del Estado de Israel, he convertido en una prioridad absoluta la búsqueda de nuevas vías para profundizar los lazos  entre el pueblo judío y el hogar nacional judío. Nuestra visión del mundo y nuestra política pueden diferir enormemente pero no podemos renunciar a la capacidad o a la voluntad de reunirnos en torno a la mesa del Seder, como una gran y hermosa familia”.

“Pesaj es también, la fiesta de la primavera, Jag HaAviv, un tiempo de renovación, rejuvenecimiento y nuevos comienzos. En el plano nacional, al abrirse nuestro cielo, estamos nuevamente emocionados de poder  recibirlos en Israel, vuestro hogar, lejos de casa. En el ámbito regional, soplan nuevos vientos de una cálida paz en toda la región, tras los Acuerdos de Abraham, presentando nuevas oportunidades para todo el Oriente Medio”.

“Así que, para cada uno de ustedes, nuestros amigos, en todos los rincones del mundo, les deseo a todos una renovación personal y todos los nuevos comienzos a los que ustedes aspiren. Que en este Pesaj, puedan forjar vuestro propio camino de la esclavitud a la libertad. Disfruten de sus familias y seres queridos, y no se peleen por el afikoman. Feliz Pesaj y Leshaná Habaá BiIreushalaim Habnuiá, el año próximo en la Jerusalén reconstruida”.

 

Comunicado del portavoz de la presidencia