Abril 8 del 2022

¿Quién es Idit Silman, la legisladora que con su renuncia puso en jaque al gobierno de Israel?

Análisis. Antes de su repentina renuncia a la coalición, la diputada religiosa fue blanco de un incesante aluvión de insultos de parte de la misma fuerza a la que ahora se une, el Likud, que la elogió por su postura implacable ¿Es Stilman la chica buena que cayó en el engaño de Netanyahu?

De un plumazo, con su renuncia a la colación el miércoles por la mañana, Idit Silman se ha convertido en la favorita de todos aquellos que se oponen al gobierno del primer ministro Naftali Bennett.

Poco después de su anuncio, varios miembros de la oposición, incluido su líder Benjamin Netanyahu y sus asociados más cercanos, elogiaron a Silman por su «valiente decisión», expresando su voluntad de «recibirla con los brazos abiertos».

Idit Silman, la parlamentaria de derecha que conmocionó otra vez la política israelí.
(Noam Moskowitz)

Sin embargo, antes de su repentina renuncia, Silman era uno de los miembros más odiados de la Knesset en la coalición. Esto resultó en que ella estuviera en el extremo receptor de un bombardeo implacable de insultos y abusos de parte de la misma oposición a la que ahora se unirá, después de haber llegado a un acuerdo político con el Likud, de Benjamín Netanyahu.

Los miembros de la oposición asumieron, y en retrospectiva correctamente, que Silman era el «eslabón más débil» de la coalición, que ella sería la primera en renunciar si se le diera la oportunidad.

Sin embargo, durante su mandato como jefa del grupo parlamentario de la coalición, los miembros de la oposición la difamaron e insultaron continuamente, a veces de una manera casi descaradamente machista.

Yoav Kish, del partido Likud, calificó a Silman de «mentirosa», mientras que Bezalel Smotrich, del Partido Sionista Religioso, dijo que su conducta era «impulsiva, violenta y fea».

Meir Porush, legislador de Judaísmo Unido de la Torá.
(Alex Kolomoisky)

Meir Porush de la facción Judaísmo Unido de la Torá, quien fue criticado por Silman por su conducta durante una de las sesiones del pleno de la Knesset, llamó a la entonces diputada Yamina una «niña» que «no merece llamarme al orden».

El diputado del Likud Miki Zohar, que fue reprendido por Silman por llegar tarde a la reunión del pleno e interrumpirla para preguntar dónde estaba la votación, exigió que la legisladora «le respondiera como una buena chica».

Más tarde, los miembros de la oposición se aseguraron de llamar a Silman una «niña» en otras ocasiones también.

La oposición también alentó a cientos de activistas de derecha a manifestarse frente a la residencia privada de Silman y lanzar innumerables insultos en su dirección, incluidos el de «ladrona» y «traidora».

Manifestantes sostienen un cartel que critica a la legisladora Silman.
(Ynet)

Los ataques continuaron en las redes sociales, la cuenta de Twitter de Silman fue hackeada, y su imagen también atacada en Facebook por jóvenes afiliados al Likud, que publicaron fotos de ella con el título «Idit Silman es una mentirosa».

Silman también recibió numerosos mensajes privados amenazándola a ella y a su familia. En uno de esos mensajes, un remitente anónimo supuestamente deseó a Silman que su hijo «muriera en un ataque terrorista».

En noviembre pasado, Silman denunció que fue atacada por un individuo desconocido en una gasolinera en Modi’in. Netanyahu, por su parte, afirmó que Silman fabricó la historia «con el objetivo de desacreditar a todo un público, el mismo público al que mintió para obtener sus votos para su trabajo».

La policía finalmente cerró el caso por falta de pruebas, un hecho que dejó dudas sobre la credibilidad de Silman.

Miki Zohar, parlamentario del Likud que también criticó de manera machista a Silman.
(Noam Moskowitz)

Sin embargo, después de anunciar su renuncia a la coalición, Netanyahu llamó a Silman «una verdadera representante pública que actúa de acuerdo con los dictados de su conciencia».

Kish, quien anteriormente la había llamado mentirosa, elogió a Silman por su renuncia «que salvará a Israel y preservará el único estado judío y democrático del mundo».

Smotrich calificó su retiro como un «paso valiente y justo», mientras que Zohar comentó que Silman «hizo un movimiento maduro e importante».

Silman, por su parte, afirmó que durante su mandato había sido objeto de constantes amenazas y hostigamiento.

«Conduje a Jerusalem desde mi casa, y un automóvil me persiguió todo el camino. Me gritaron desde el auto con un megáfono hasta que llegué a la entrada de Jerusalem», explicó Silman.

Además, afirmó que su hijo le contó que un vehículo se detuvo frente a él, y una persona desde adentro le gritó «tu madre es el diablo».

Meir Porush, legislador de Judaísmo Unido de la Torá. (Alex Kolomoisky)

«Al final, me dieron seguridad las 24 horas. Esto es algo a lo que es difícil acostumbrarse», dijo Silman, y agregó que «tuve momentos difíciles, pero el acoso no me asustó ni me debilitó».

 

Fuente: Ynet Español