Abril 4 de 2022

Familia y compañeros de policía lamentan la muerte de un policía «héroe» mientras eliminaba a terrorista de Bnei Brak

El padre y la prometida sollozando recuerdan cómo Amir Khoury nunca rehuyó el peligro, quería proteger a las personas, mientras lloran al oficial que corrió para neutralizar al asesino y pagó con su vida.

Amir Khoury, 32, de Nof Hagalil, oficial de policía que murió en un tiroteo con un terrorista en Bnei Brak el 29 de marzo de 2022 (Cortesía de la familia)

El domingo, Amir Khoury estaba en casa con su prometida Shani Yashar cuando comenzaron a filtrarse noticias de un ataque terrorista en Hadera, en el que murieron dos policías. Khoury, un policía, se volvió hacia Shani y le aseguró que él no correría la misma suerte.

“Si veo a un terrorista frente a mis ojos, lo voy a aplastar. No voy a dejar que nadie salga lastimado, por eso soy policía”, recordó que le dijo, mientras ella le suplicaba que “no fuera un héroe”.

Tres días después, Yashar subió las escaleras hasta la casa de los padres de su amado, llorando junto con ellos mientras intentaban comprender la enormidad de la muerte de Khoury.

Al final, había sido un héroe y lo pagó con su vida.

Khoury fue asesinado a tiros el martes por la noche cuando llegó a la escena de un ataque terrorista en Bnei Brak, ayudando a eliminar al terrorista Diaa Hamarsheh, de 27 años, y evitando que continuara con su ataque de muerte y destrucción en el barrio de Tel Aviv.

“Él era así, siempre el primero cuando algo fallaba”, dijo el miércoles su padre Jeries Khoury, ex policía. “No tenía miedo”.

Khoury, de 32 años, estaba apostado en Bnei Brak como policía en motocicleta. Él y un compañero fueron los primeros en llegar a Hamarsheh durante el ataque, que ya había cobrado la vida de cuatro personas en dos lugares diferentes.

“Era un héroe, la forma en que él y el otro oficial actuaron salvó vidas”, dijo el comandante de policía de Tel Aviv, Amihai Eshed, a la familia llorando mientras filmaba una cámara de noticias del Canal 12.

Las imágenes de la cámara corporal publicadas el miércoles mostraban a Khoury y su compañero, cuyo nombre no ha sido autorizado para su publicación, corriendo hacia la escena. Cuando llegan a la calle Herzl, Khoury, que conducía la motocicleta, parece recibir un disparo, después de lo cual el terrorista muere a tiros.

Khoury fue llevado a un hospital cercano, donde fue declarado muerto. La policía anunció el miércoles que Amir y el policía que estaba con él serán mencionados por sus acciones heroicas.

Su padre Jeries recordó haber intentado sin éxito ponerse en contacto con su hijo después de enterarse del ataque, que ocurrió poco antes de las 8 p.m.

“Le envié un mensaje y no respondió”, dijo entre lágrimas. “Después de aproximadamente una hora y media apareció la policía. Cuando los vi en la puerta, supe lo que pasaba”.

Oficiales de policía hacen una visita de condolencia el 30 de marzo de 2022 a la familia de Amir Khoury, el oficial de policía que murió en un tiroteo con un terrorista en Bnei Brak el 29 de marzo de 2022. El padre de Khoury, Jereis, está en el centro y su prometida, Shani, está a la derecha. (captura de pantalla del canal 12)

A Khoury, un árabe cristiano, le sobreviven sus padres y dos hermanas. Su funeral fue el jueves en su ciudad natal de Nof Hagalil, anteriormente conocida como Alto Nazaret.

Jeries dijo que Amir había planeado visitar a las familias de los dos policías fronterizos que murieron en el ataque terrorista en Hadera el domingo.

En cambio, fueron otros policías los que visitaron la casa de Khoury en Nof Hagalil, junto con Yashar, quien conoció a Khoury hace seis años a través de la policía. Los dos habían planeado casarse en los próximos meses.

“¡Se supone que no debería venir aquí sola! Era el amor de mi vida”, gritó al entrar a la casa.

Asistentes al funeral de Ya’akov Shalom, quien murió en un ataque terrorista en Bnei Brak, 30 de marzo de 2022 (Yonatan Sindel/Flash90)

Las otras víctimas incluyen a los residentes de Bnei Brak, Avishai Yehezkel, de 29 años, que estaba protegiendo a su bebé de los disparos, Ya’akov Shalom, de 36 años, y los ciudadanos ucranianos Victor Sorokopot, de 38 años, y Dimitri Mitrik, de 23.

Shalom y Yehezkel fueron enterrados en Bnei Brak el miércoles temprano.

Según las noticias del Canal 12, se espera que una delegación haredi de Bnei Brak asista al funeral de Khoury para expresar su gratitud por sus acciones, y un residente del asentamiento de Alon en Cisjordania se ha ofrecido a financiar autobuses para llevar a la gente de Jerusalén al funeral.

“Ya me llamaron más de 300 personas”, dijo a Canal 12. “El hombre dio su vida allí para proteger a los judíos ultra ortodoxos y creo que se le debería agradecer por eso”.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel