Sierra Club restablece los viajes a Israel después de la protesta por la decisión de prohibir las visitas

POR: Luke Tress

Foto ilustrativa: Excursionistas en el norte de Israel, 22 de febrero del 2019.

El grupo ambientalista estadounidense dice que tomó la decisión ¨apresuradamente¨ sin consultar lo suficiente con grupos externos, después de ser acusado de ¨lavado verde¨ de presuntos crímenes israelíes.

Sierra Club, un grupo ambientalista estadounidense sin fines de lucro, dijo el martes que restablecerá los viajes a Israel, cambiando de rumbo después de cancelar las visitas programadas en respuesta a las presiones de grupos antisionistas y progresistas, incluidos activistas judíos de extrema izquierda.

El cambio de rumbo se produjo después de una campaña de los principales grupos judíos, y tiene lugar mientras la organización sin fines de lucro con sede en California, busca acomodar las preocupaciones contemporáneas sobre la justicia racial con su misión ambiental de 30 años.

¨Recientemente, Sierra Club tomó apresuradamente una decisión, sin consultar con un grupo sólido de partes interesadas, para posponer dos salidas planificadas a Israel¨, dijo la organización en un comunicado atribuido al director ejecutivo en funciones, Dan Chu. ¨El proceso que llevó a esto se realizó de manera que generó confusión, ira y frustración¨.

¨Nosotros no tomamos posiciones en los asuntos de política exterior que están más allá de ese ámbito. No tenemos una comprensión profunda o el conocimiento necesarios para hacerlo, ni es nuestro lugar hacerlo¨, dijo el comunicado. El grupo también se comprometió a combatir el antisemitismo.

El comunicado dijo que Sierra Club ha ofrecido viajes a Israel por casi una década, y ¨tenemos la intención de actualizar nuestros calendarios pronto para ofrecer nuevas salidas a Israel más tarde este año¨.

En viajes futuros a Israel, Sierra Club se comprometió a obtener ¨aportes de una amplia variedad de socios¨ para profundizar la comprensión de la región por parte de los participantes.

Al no involucrar a todas las partes interesadas, desde nuestros miembros y partidarios, hasta una amplia serie de aliados, tradicionales y de otro tipo, causamos un profundo dolor a nivel personal y espiritual¨, dijo el comunicado.

Una serie de grupos judíos estadounidenses retrocedieron después de que Sierra Club anunció las cancelaciones la semana pasada.

El Consejo de Relaciones de la Comunidad Judía de San Francisco y Silicon Valley, las Federaciones Judías de América del Norte, el Centro Simon Wiesenthal, el grupo ambientalista Hazon y el Comité Legislativo Judío de California pidió a Sierra Club que revierta la medida.

Los grupos judíos aplaudieron el anuncio del martes.

El Consejo de Relaciones de la Comunidad Judía de San Francisco dijo que estaba ¨complacido de que Sierra Club abordara las preocupaciones de la comunidad judía sobre posponer las salidas a Israel, y su liderazgo está trabajando con organizaciones judías sobre la educación y el crecimiento¨.

El director del grupo, Tyler Gregory, dijo, ¨Es crítico que no permitamos intentos cínicos de deslegitimar a Israel, de empujar a los judíos y a otros con conexiones personales con Israel fuera de los espacios de la justicia social¨,

¨De igual importancia, no podemos permitir que un problema existencial tan crítico como combatir el cambio climático se descarrile por muchas políticas internas tóxicas¨, dijo Gregory.

Ross Macfarlane, la vicepresidente de Sierra Club, llamó por teléfono al rabino Abraham Cooper del Centro Simon Wiesental, para informarle de la decisión, dijo el centro el martes.

Macfarlane se disculpó por las repentinas cancelaciones de viajes a Israel, dijo que las visitas continuarán en el futuro y denunció al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) en contra de Israel, dijo el Centro Weisenthal.

Activistas BDS en la Ciudad de New York, 15 de mayo del 2021.

¨Apreciamos que Sierra Club haya actuado rápidamente para revertir las cancelaciones anunciadas de los viajes a Israel que pusieron a la famosa organización de conservación estadounidense directamente en la mira de los fanáticos del BDS, antisraelíes y antipacifistas¨, dijo Cooper.

El Sierra Club es una organización nacional estadounidense con sede en California. Había dicho que estaba cancelando sus viajes a Israel después de que activistas progresistas y antisionistas la acusaran de ¨lavado verde¨ del conflicto israelí-palestino. ¨Lavado verde¨ es el término utilizado por activistas anti-Israel para acusar al estado judío de usar causas ambientales para disfrazar presuntas violaciones de los derechos humanos. ¨Lavado rosa¨ es una acusación común contra Israel relacionada con los derechos LGBTQ.

El Sierra Club se ha esforzado por ampliar su alcance para incluir causas de justicia social, junto con su enfoque ambiental, después de que el grupo fuera criticado en el 2020 por presuntas declaraciones racistas por parte de su fundador, John Muir, un destacado ambientalista de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Muir hizo declaraciones consideradas despectivas hacia personas negras e indígenas, describiendo a otros grupos raciales como ¨sucios¨ y ¨perezosos¨, por ejemplo. Otras figuras tempranas del Sierra Club también tenían puntos de vista racistas, ha reconocido el club.

¨El Sierra Club es una organización de 129 años de antigüedad con una historia compleja, parte de la cual ha contribuido, y ciertamente reflejado, esos sistemas de opresión¨, dijo el grupo.

¨Si bien hemos logrados grandes avances durante la última década al considerar y abordar estos problemas, todavía tenemos un viaje muy largo por delante de nosotros para convertirnos en la organización antirracista que necesitamos ser¨, dijo.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil
Fuente: The Times of Israel