El magnate ruso Roman Abramovich movió su yate para que no se lo incauten

El barco del empresario mide 140 metros de largo y cuesta 500 millones de dólares.

My Solaris, el yate más reciente de Roman Abramovich, salió de Barcelona hacia el este. Foto: REUTERS

Para evitar que le incauten su lujoso yate, Roman Abramovich decidió moverlo del lugar donde estaba anclado. Es la embarcación My Solaris, el cual tiene en su poder hacer menos de un año y lo construyeron a pedido expreso del magnate ruso.

Según la aplicación Marine Traffic, el barco partió desde Barcelona y viaja a 14.6 nudos rumbo al este. El destino final no se sabe todavía. En total, cuenta con 48 cabinas, tripulación de 60 personas y 36 invitados.

Solaris viene con seguridad de última generación, el cual cuenta con un sistema que detecta misiles controlados por radar, ventanas a prueba de balas y protección blindada. A su vez, el mismo posee gimnasio, sauna, jacuzzi, un salón de belleza y dos aeropuertos para helicópteros.

Esta decisión tiene que ver con las embarcaciones de otros magnates rusos. Tanto en Alemania como en Francia ya hicieron lo propio con otros barcos, además de las sanciones contra los súper ricos rusos y aliados de Putin.

Por último, en los últimos días, ya se sospechaba que en el My Solaris había movimientos raros según testigos del lugar. Eso hizo pensar que zarparía pronto, algo que sucedió. Y el otro yate de Abramovich es el Eclipse, también con la bandera de Bermudas, que está en viaje cerca de las Islas Vírgenes británicas.