El padre de Espinoza fue un hijo leal de Israel, a diferencia de su hijo – Opinión

POR: Eli Kavon

El filósofo Baruch Spinoza.

Es poco conocida la vida de Michael Spinoza, el padre de Baruch Spinoza, pero fue un hijo leal de Israel y seguidor del rabinato de Amsterdam.

El 27 de julio de 1656, el liderazgo de la comunidad sefaradí de Amsterdam expulsó a Baruch Spinoza, judío y pensador libre, de su ciudad. El auto de excomunión (el herem) era severo: ¨Maldito sea de día, y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acueste, y maldito sea cuando se levante; maldito sea cuando salga, y maldito sea cuando entre¨. El auto continua, ¨El Señor no lo perdonará; el enojo y la ira del Señor se enfurecerán contra este hombre¨. La historia de Spinoza es legendaria. Ha inspirado a muchos judíos que rechazaron la autoridad rabínica y defendieron la libertad de pensamiento rechazando la tradición.

Es poco conocida la vida de Michael Spinoza, el padre de Spinoza. A diferencia de Spinoza, Michael era un hijo leal de Israel y seguidor del rabinato de Amsterdam. En su destacada biografía de Spinoza de 1999, el historiador Steven Nadler rastrea las raíces de la familia conversa Spinoza. Muchos de los conversos eran esos judíos expulsados de España en 1492, quienes más tarde enfrentaron la conversión forzada al cristianismo en Portugal en 1497. Vivían abiertamente como buenos cristianos, pero algunos hicieron lo que pudieron para observar alguna forma de judaísmo en secreto, una práctica peligrosa con la amenaza de la Inquisición. Aquellos que fueron afortunados escaparon al Imperio Otomano, a los estados papales y para principios del siglo XVII, a la Holanda protestante.

Canal de Amsterdam: Aproximadamente a 2 metros debajo del nivel del mar, la ciudad está construida sobre 11 millones de postes de apoyo.

Amsterdam se convirtió en un proyecto de recuperación para traer a aquellos conversos que habían sido católicos por tanto tiempo, de regreso al redil. Quizás esa es la razón por la que Spinoza fue tratado tan duramente. Amenazó la misión de la comunidad sefaradí -la portuguesa de la nación hebrea -y no podía permitir que contaminara a aquellos conversos que habían regresado al judaísmo a través de la dirección del rabinato. Su refutación de la autoría Divina de la Biblia y su rechazo a la creencia en milagros no podían ser tolerados en Amsterdam y tenía que ser rechazado.

No había indicio en la vida joven de Spinoza de que el hijo de Michael estaba preparado para la herejía. Nadler describe la intensa involucración de Michael en la comunidad sefaradí -¨Cuando Spinoza nació [en 1632], su padre, Michael, estaba sirviendo su primer período en el ma´amad (la junta) de la congregación Beth Jacob. También fue el primer período de Michael como uno de los deputado (diputados) de la comunidad judía portuguesa¨.

No había indicación de que un hijo de Michael se convertiría en un rebelde -tenía cinco hijos y no había indicio de que ninguno de ellos rechazaría a la comunidad judía, la identidad judía y la autoridad rabínica. Aquellos historiadores que creen que las raíces conversas de Spinoza de algún modo lo alienaron de un rabinato que no tenía presencia en mucho de la historia de los conversos, están probablemente equivocados. La descripción de Nadler de las escuelas al que el joven Spinoza asistió es completa. Sin embargo, de niño y estudiante no había ningún presagio de que Spinoza rechazaría el judaísmo y sería expulsado de la comunidad décadas después.

Michael continuó siendo un participante activo y líder de la comunidad judía de Amsterdam hasta su muerte en 1654. Fue enterrado en un cementerio judío. No vivió para ver a su hijo excomulgado. Algunos se preguntan que habría pensado al saber que su hijo estaba enterrado en Niewe Kerk, una iglesia protestante barroca holandesa en La Haya.

El autor es rabino de la Congregación Anshei Sholom en West Palm Beach, Florida.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil