Israel es el sexto país más caro del mundo en comestibles

Según la investigación, el costo medio de los comestibles estándar en Israel asciende a $28,45 dólares por persona a la semana – una cifra superior a la de EE.UU., Dinamarca o Canadá.

Por Ben Zion Gad


Un supermercado Rami Levy en Jerusalén la semana pasada.
(Foto: YONATAN SINDEL/FLASH90)

Israel tiene el sexto costo más alto de comestibles en el mundo, según un nuevo estudio realizado por money.co.uk que analizó el costo promedio de una visita «estándar» a la tienda de comestibles en 36 países de todo el mundo.

Según la investigación, el costo promedio de los comestibles en Israel asciende a $28.45 por persona por semana – una cifra más alta que la de los EE. UU., Dinamarca o Canadá.

El país más caro para comprar comestibles fue Suiza, con un costo semanal promedio de $48.16. Suiza es conocida por su alto costo de vida, con precios de carne particularmente altos a $7,94 por 300 g de filetes de pollo y $5,20 por 100 g de carne de res.

Por el contrario, el país más barato para comprar comestibles fue Turquía, con un exiguo costo promedio de $8,95, solo alrededor de una quinta parte del de Suiza. Colombia quedó en segundo lugar con un gasto promedio de $9.71 por semana.

El estudio también analizó el costo de los comestibles en comparación con los ingresos semanales promedio y descubrió que el país con los comestibles per cápita menos asequibles era México, mientras que los Países Bajos se consideraban el país más asequible.

Activistas protestan contra el aumento de los precios de los productos de Osem frente a la fábrica de Osem Investments Ltd. en Shoham, en diciembre. (Foto: AVSHALOM SASSONI/FLASH90)

Aunque el costo promedio en los Países Bajos fue de $22.28 – en comparación con $14.47 en México – el ingreso mensual promedio en México es de $1,352, mientras que el ingreso mensual promedio en los Países Bajos supera los $4,900, o solo el 1.97% del costo/ganancia en comparación con el 4.65% de las ganancias individuales en México, más del doble.

Los precios de los comestibles han subido en todo Israel desde principios de 2022, lo que ha provocado una reacción violenta. Los precios de productos como frutas, productos Osem e incluso los pañales han aumentado en los últimos meses, lo que enfureció a los compradores y provocó llamados a boicots. El índice de precios al consumidor (IPC por sus siglas en inglés) de Israel aumentó un 2,8 % en 2021 y aumentó otro 0,1 % hasta el 2,9 % este año a partir del 30 de enero, informó la Oficina Central de Estadísticas en enero.

 

Traducción: Comunidad Judía en Guayaquil