Grupo de ayuda a refugiados judíos se prepara para posible crisis humanitaria en Ucrania

POR: Luke Tress

Un hombre de pie en un cráter de un proyectil de artillería en el este de Ucrania, el 17 de febrero del 2022.

¨Estamos extremadamente preocupados¨: HIAS, con su socio ucraniano, se preparan para posibles millones de refugiados huyendo de la invasión rusa, pide a los líderes europeos que se preparen.

La agencia de ayuda a los refugiados judío-estadounidense HIAS y su socio ucraniano se están preparando para una posible crisis humanitaria si las tropas rusas invaden Europa oriental.

Una incursión u ocupación rusa podría causar un masivo desplazamiento de millones de civiles, que necesitarán servicios básicos y apoyo después de huir de la lucha en busca de seguridad dentro de Ucrania y en los países vecinos.

HIAS y su grupo hermano ucraniano, Derecho a la Protección, han estado preparando planes y ayuda para una potencial guerra, usando más de dos décadas de experiencia en el país.

¨Estamos por supuesto extremadamente preocupados de que cualquier conflicto que se intensifique llevaría al desplazamiento de cientos de miles, si es que no son millones, de personas¨, dijo Rachel Levitan, vicepresidente de política y relaciones internacionales de HIAS.

Según estima Estados Unidos, una invasión rusa podría matar hasta 50,000 civiles y causar un flujo de refugiados de 1 a 5 millones de personas.

El jueves, los aliados de la OTAN rechazaron las afirmaciones rusas de que estaba retirando sus tropas de los ejercicios que han alimentado los temores de un ataque, reavivando los temores de una guerra inminente. Se cree que Rusia ha acumulado aproximadamente 150,000 fuerzas militares alrededor de las fronteras de Ucrania.

Las preocupaciones se han intensificado en Occidente sobre qué está haciendo Rusia exactamente con esas tropas -incluido un estimado de un 60% de las fuerzas terrestres rusas en general. El Kremlin insiste en que no tiene planes de invadir, pero ha considerado por mucho tiempo a Ucrania como parte de su esfera de influencia y la expansión de la OTAN hacia el este una amenaza existencial.

Los tanques armados rusos son cargados en plataformas de ferrocarril para volver a su base permanente después de los simulacros en Rusia, el 16 de febrero del 2022.

HIAS ha trabajado en Ucrania desde el 2001, primero enfocándose en ayudar a los judíos del país. Después de que la mayoría de los judíos que quisieron irse se mudaron a Estados Unidos e Israel, HIAS comenzó a trabajar con el pequeño número de buscadores de asilo que se habían mudado a Ucrania.

Su filial en Ucrania, Derecho a la Protección, se separó para convertirse en una organización independiente en el 2013. Los dos grupos todavía cooperan estrechamente y comparten recursos.

Durante la lucha en Ucrania oriental en el 2014, HIAS y Derecho a la Protección utilizaron su experiencia trabajando con refugiados para ayudar a los ucranianos desplazados internamente, principalmente con asistencia legal y ayuda humanitaria. Unas 14,000 personas han muerto en los combates con los separatistas respaldados por Rusia, que se han estado gestando por casi ocho años.

Los combates han desplazado por la fuerza a más de 2 millones de ucranianos, y 3 millones necesitan ayuda humanitaria debido al conflicto, según las Naciones Unidas.

El año pasado, la ONU dijo que 734,000 personas fueron consideradas desplazadas internamente en Ucrania. También hay alrededor de 36,000 personas apátridas y cerca de 5,000 refugiados y buscadores de asilo en Ucrania.

Incluso sin un ataque, la presión sostenida de Rusia sobre Ucrania ha obstaculizado aún más su tambaleante economía y dejado a una nación entera bajo una tensión constante.

Derecho a la Protección tiene 10 oficinas en todo el país y emplea a 160 personas, aproximadamente la mitad de los cuales están en la frontera oriental. Los servicios que proporcionan incluyen ayudar a las personas a tener acceso a los beneficios del gobierno, asegurar servicios básicos en lugares que fueron afectados por el conflicto y brindar apoyo de salud mental.

¨Nos estamos asociando con Derecho a la Protección para asegurarnos de que estén posicionados de modo que, si hubiera una escalada de violencia que conduzca al desplazamiento, estén posicionados para ayudar a responder a eso. Hay una serie de diferentes escenarios para los que estamos planeando¨, dijo Levitan.

Las fuerzas rusas están estacionadas en varias de las fronteras de Ucrania, lo que quiere decir que una invasión podría venir de múltiples direcciones, así que la organización no puede dirigir sus recursos a un área específica para prepararse.

¨Si la violencia llega a Kiev, que tiene una población de más de 3 millones de personas, entonces se podría ver a las personas moviéndose hacia el oeste y posiblemente cruzando a Polonia u a otro lugar¨, dijo Levitan. ¨Realmente dependerá de si, y después cómo, cualquier clase de conflicto se manifiesta para determinar cuál sería la respuesta¨.

Un guardia de frontera patrulla la frontera con Rusia en la región de Kharkiv de Ucrania, 2 de febrero del 2022.

Las personas usualmente huyen primero a otras áreas de su país en los conflictos, luego cruzan fronteras si tienen que hacerlo. Aquellos que pueden, tomarán aviones para salir del país, y los otros se mudarán con familiares en otras áreas. Todo depende de qué recursos tiene la gente, qué recursos están disponibles y la escala de la violencia y la amenaza, dijo Levitan.

Las personas mayores, las personas con discapacidad, los hogares encabezados por mujeres y los niños son especialmente vulnerables en la actual crisis, dijo HIAS. Los ancianos pueden quedar privados de los beneficios del gobierno en Ucrania si se mudan a una nueva área, así que a menudo se mudan con familiares que pueden mantenerlos.

En una crisis, Derecho a la Protección, desplegaría asistencia humanitaria incluyendo dinero en efectivo, alimentos y artículos no alimentarios, ayuda para la transportación, monitoreo de protección y asesoría legal.

Levitan dijo que la amenaza de guerra debería ser un llamado a la acción para los líderes europeos, que deben pensar cómo responderían a la afluencia de refugiados desde Ucrania y otras crisis similares.

¨Éste es uno de muchos ejemplos potenciales de conflicto que seguirán impulsando el desplazamiento hacia Europa. Es una situación que los estados miembros van a tener que seguir abordando¨, dijo.

HIAS dijo que estaba lista para asociarse con otros grupos internacionales judíos para ayudar a los judíos en Ucrania si es necesario.

Ucrania limita con los estados miembros de la Unión Europea de Rumania, Hungría, Eslovaquia y Polonia, y los no miembros Rusia, Bielorrusia y Moldavia. Ucrania no es miembro de la Unión Europea.

Miembros de las Fuerzas de Defensa Territorial de Ucrania y unidades de voluntarios militares de las Fuerzas de la Armada, entrenan cerca de Kiev, Ucrania, 5 de febrero del 2022.

Algunos de los vecinos de Ucrania han advertido de una posible crisis de refugiados.

El primer ministro nacionalista de Hungría, Viktor Orban, dijo que una invasión rusa podría enviar cientos de miles de ucranianos huyendo hacia su país.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, dijo que su país se estaba alistando para un flujo de refugiados.

¨Debemos prepararnos para lo peor¨, dijo.

Los funcionarios polacos locales cerca de la frontera, incluidos tres alcaldes de ciudades, y el Ministerio del Interior, han trazado planes y hecho preparaciones para aceptar a los refugiados. Los planes incluyen albergar a los refugiados en hoteles, dormitorios, instalaciones deportivas y otros lugares.

Rumania, Eslovaquia, Lituania, Letonia y Estonia también han discutido la preparación para los refugiados ucranianos.

El ministro de defensa eslovaco, Jaroslav Nad, dijo que aquellos huyendo de una guerra recibirían estatus de refugiados.

¨Desde la perspectiva del continente europeo, la situación actual es la más peligrosa desde la Segunda Guerra Mundial¨, dijo Nad.

Los funcionarios europeos esperan que Rusia y sus aliados exploten la crisis de refugiados con fines políticos para sembrar divisiones en Europa, dijeron funcionarios estadounidenses a la NBC.

Funcionarios israelíes han implorado repetidamente a los israelíes en Ucrania que abandonen el país, y han discutido la evacuación de judíos ucranianos no israelíes.

La Radio del Ejército dijo el jueves que 110 judíos ucranianos están programados para llegar a Israel el domingo como nuevos inmigrantes, la mitad de menos de 35 a años.

HIAS, fundada en 1881 como la Sociedad de Ayuda para el Inmigrante Hebreo, fue iniciada en Estados Unidos para ofrecer recursos y ayuda a las oleadas de recién llegados judíos inmigrantes de Europa oriental. Más tarde, trabajó para reasentar a sobrevivientes del Holocausto y a refugiados judíos soviéticos.

En los años después del colapso de la Unión Soviética, HIAS acortó su nombre al acrónimo y se centro en el asentamiento de refugiados no judíos y la movilización de la comunidad judía estadounidense en torno a la defensa de los inmigrantes y judíos.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil