Bennett: Las FDI están teniendo su más grande rearme en años

El primer ministro israelí Naftali Bennett dijo a la Knéset este lunes que el ejército y otros servicios de seguridad del país están experimentando su mayor rearme en años, informó The Times of Israel.

Los comentarios de Bennett se produjeron cuando las FDI estaban trabajando intensamente para prepararse para un posible ataque militar contra las instalaciones nucleares de Irán.

Esto en medio de la creciente preocupación de que las conversaciones en curso entre las potencias mundiales y Teherán en Viena sobre frenar el programa nuclear de este último puedan resultar en un acuerdo que Israel considere inaceptable o en ningún acuerdo en absoluto.

“Estamos invirtiendo en el rearme de seguridad de las FDI y de todo el sistema de defensa. Yo diría que esto fue un rearme que no hemos visto en años. Este rearme es importante para nuestra supervivencia, y estoy muy contento por ello y estoy decidido a llevarlo a cabo rápidamente”, dijo Bennett, en declaraciones al Comité de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knéset.

El gobierno de Bennett aumentó el presupuesto de defensa de 2022 a casi 19 mil 200 millones de dólares, una gran parte de los cuales se destinará a planificar el compromiso militar con Irán, incluidos miles de millones para actualizar o adquirir vehículos, artillería y más.

En una crítica a su predecesor Benjamín Netanyahu, Bennett afirmó que el ejército había estado en “picada” durante años, lo que “dañó gravemente la seguridad nacional israelí, en todas las dimensiones”. Bennett fue ministro de Defensa de Netanyahu en 2019 y 2020.

Bennett reiteró que Israel no será parte de un acuerdo nuclear con Irán y hará todo lo que considere necesario para garantizar la seguridad del país.

“En términos de las conversaciones de Viena, las conversaciones nucleares, de hecho estamos preocupados. Es importante para mí decir y aclarar aquí de una manera que no se pueda malinterpretar: Israel no es parte de los acuerdos, Israel no está obligado por lo que está escrito en los acuerdos si se firman, e Israel continuará garantizando su total libertad de operación en cualquier lugar y en cualquier momento, sin limitaciones”, dijo Bennett.

El resto de las declaraciones del primer ministro se realizaron a puerta cerrada.

Esta fue la primera aparición de Bennett como primer ministro ante el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa, un organismo parlamentario destinado a supervisar el ejército, la política exterior y asuntos relacionados.

En sus comentarios al comienzo de la reunión, Bennett le dijo al comité que Irán estaba “en la parte superior de nuestra lista de desafíos”.

“Irán es la cabeza del pulpo que envía enemigos y apoderados y sus tentáculos hacia nosotros, en todas nuestras fronteras. Estamos lidiando, día y noche, con Irán y sus aliados. Estamos haciendo un cambio, moviéndonos hacia una mentalidad de ataque constante y no solo de defensa constante”, dijo.

Israel ha estado involucrado en enfrentamientos de baja escala con Irán durante años, principalmente a través de ataques aéreos regulares contra objetivos vinculados a Irán en Siria y en ruta a Siria, así como ataques ocasionales, tanto físicos como ciberataques, contra instalaciones nucleares iraníes, según informes extranjeros.

Israel se ha opuesto a una revitalización del acuerdo nuclear de 2015, en lugar de presionar para que los negociadores renueven el acuerdo con restricciones más estrictas sobre Irán y aborden la actividad maligna en la región más allá del asunto nuclear.

Los funcionarios han amenazado con que Israel podría tomar medidas militares para evitar que Irán obtenga un arma nuclear, incluso sin el apoyo de otras naciones.