Judíos de Arizona demandan para evitar que el estado ejecute personas con Zyklon B, el cual usaban los nazis para gasear a los judíos

POR: Nicole Raz y Mala Blomquist

Latas vacías de gas venenoso del pesticida Zyklon B son exhibidos en el museo del antiguo campo de concentración Auschwitz I.

(Jewish News of Greater Phoenix a traves de JTA).- Los líderes de la comunidad judía de Arizona están demandando al estado para evitar que use cianuro de hidrógeno, el mismo gas letal que se utilizó en Auschwitz, para llevar a cabo la pena capital.

Durante el Holocausto, los nazis usaron gránulos de Zyklon B, una formulación de cianuro de hidrógeno, en las cámaras de gas en Auschwitz y otros campos de exterminio. En el apogeo de las operaciones de Auschwitz en 1943 y 1944, un promedio de 6,000 judíos cada día fueron asesinados con gas ahí.

Utilizar el gas en ejecuciones en Estados Unidos es “equivalente a aprobar lo que hicieron los nazis”, dijo Janice Friebaum, exvicepresidente y portavoz de la Asociación del Holocausto de Phoenix.

“Es una forma muy dolorosa de matar a una persona y es fundamentalmente inhumana”, dijo Friebaum. “Pensar que se les hizo a millones de personas durante el Holocausto es lo suficientemente horrible, pero pensar que 70 u 80 años después estamos pensando en usarlo como un método de pena capital es alucinante”.

Arizona puso fin al uso de la ejecución por gas letal en 1992, pero permitió el uso de gas para personas que ya habían sido sentenciadas en ese momento, dejando a 17 personas sujetas potencialmente a esta forma de ejecución. El estado está buscando actualmente órdenes de ejecución para dos presos condenados a muerte, Frank Atwood y Clarence Dixon, quienes serían elegibles para ser ejecutados con gas.

Arizona no ha llevado a cabo una ejecución desde el 2014, y la última vez que lo hizo con gas de cianuro de hidrógeno fue con Walter LaGrand en 1999. LaGrand mostró “agonizante asfixia y arcadas” y tomó 18 minutos para que muriera, de acuerdo con el relato de un testigo presencial publicado por el Tucson Citizen en el momento. (LaGrand, un ciudadano alemán, supuestamente eligió el método de ejecución debido a su resonancia con el Holocausto).

The Guardian dio la noticia el año pasado de que Arizona estaba renovando su cámara de gas en preparación para llevar a cabo ejecuciones, que llevó a cabo por última vez en el 2014. El periódico también informó que el estado estaba comprando químicos que pudieran formar Zyklon B.

Esa noticia provocó una protesta inmediata a nivel local y más allá. La demanda, que la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles de Arizona presentó esta semana a nombre del Consejo de Relaciones de la Comunidad Judía del Gran Phoenix y dos miembros de la comunidad judía local, representa una nueva frontera en el esfuerzo por evitar los planes del estado.

La demanda alega que el estatuto estatal que permite que el gas cianuro sea usado para una forma de ejecución viola la prohibición de la constitución estatal de Arizona de un castigo cruel e inusual. No es, dicen sus demandantes, un desafío amplio a la pena capital en principio o una defensa de los hombres que enfrentan la ejecución.

“No estamos discutiendo los méritos de la pena de muerte, ni la culpabilidad o inocencia de los acusados -simplemente que, debido a nuestra trágica historia, tenemos una lente única para declarar que el uso de Zyclon B es una práctica cruel y bárbara cuyo uso no tiene lugar en la sociedad moderna”, dijo Paul Rockower, director ejecutivo del JCRC de Phoenix y uno de los demandantes individuales. El otro, Alan Zeichick, es un miembro del directorio de JCRC.

¨Bajo ninguna circunstancia, se debe usar el mismo método de ejecución que fue usado para asesinar a más de 1 millón de personas, incluidos judíos, durante el Holocausto, en la ejecución de personas en el corredor de la muerte¨, dijo Jared Keenan, abogado principal de la ACLU de Arizona. “Arizona ha reconocido los horrores del gas cianuro como un método de ejecución y lo ha eliminado en todos los casos, excepto en un pequeño conjunto de casos -es tiempo de que la corte elimine el uso de gas cianuro para ejecuciones de una vez por todas. Independientemente de la posición de la gente sobre el tema de la pena capital, está claro que el uso de esta práctica barbárica es cruel y debe ser abolida”.

El próximo paso para la demanda es una audiencia el 7 de marzo, donde los acusados en el caso -incluidos el estado de Arizona, el Departamento de Correcciones, Rehabilitación y Reentrada de Arizona; el Fiscal General de Arizona, General Mark Brnovich y otros -tendrán una primera oportunidad para presentar el caso para permitir que continúe la ejecución con gas en el estado.

“Lo que estamos pidiendo que la corte haga es esencialmente ordenar a los acusados que nos digan a nosotros y a la corte si hay hechos o si algo ha cambiado desde que el protocolo ha estado vigente desde finales de los años 1990”, dijo Keenan. “Sólo queremos saber si hay algo nuevo que haya cambiado que le permitiría al gobierno argumentar esencialmente que su uso actual de gas cianuro, o planes para usar gas cianuro, no viola la prohibición en contra del castigo cruel e inusual”.

La tradición judía prescribe la pena de muerte en algunas situaciones, pero en la práctica las cortes judías raramente, si es que alguna vez, han llevado a cabo ejecuciones, y muchos líderes judíos en Estados Unidos han abogado durante mucho tiempo en contra del castigo. (Israel abolió la pena de muerte en 1954).

Tim Eckstein, presidente del directorio de JCRC, dijo que la demanda está enraizada en esa tradición.

“Hace miles de años, evitaban la mutilación, la quema en la hoguera, y lanzar al condenado a una pira funeraria -prácticas comunes en otras culturas”, dijo.  “Hoy, esos mismos valores morales y ético requieren que tomemos una posición en contra de una práctica que sabemos, desde una historia muy reciente, que es cruel, inhumana y muy probablemente causará dolor y sufrimientos severos”.

Una versión de este artículo apareció en el Jewish News of Greater Phoenix y está republicado con permiso.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil