14 de febrero, Día de San Valentín. Por qué es un día trágico para el pueblo judío

En el siglo III, en Roma, el emperador Claudio había decidido prohibir los matrimonios entre gente joven, porque decía que, si los jóvenes permanecían solteros, obtendrían mejores resultados como soldados, sin tener responsabilidades con familia o hijos.

Aunque las autoridades romanas prohibían contraer matrimonio a los jóvenes soldados, por considerar que serían mejores guerreros, sin embargo, hubo un médico y sacerdote llamado Valentín, que se dedicaba a casar a las parejas en secreto.

Cuando Valentín fue descubierto, lo martirizaron y luego mataron.

Siglos más tarde, en el año 496, el papa Gelasio I instauró el día 14 de febrero como día de celebración de San Valentín.

San Valentín

Sin embargo, es necesario que sepamos, que este mismo día 14 de febrero, llamado “San Valentín”, que la mayoría de las personas lo asocian con el amor y la amistad, fue testigo de un horrible asesinato en masa de judíos, en la ciudad francesa de Estrasburgo.

Corría el año 1349, y la peste bubónica conocida como la Peste Negra, se había extendido por toda Europa, aniquilando comunidades enteras, que entre 1348 y 1349, mató a millones de personas. Se estima que el 60% de los europeos, murieron a causa de esa peste. Entonces, la gente aterrorizada, buscaban a alguien a quien culpar. Por lo tanto, los judíos eran una elección natural, y los acusaron de haber envenenado los arroyos y pozos de agua, e incluso el aire, para aniquilar a los cristianos.

Aunque era evidente que los judíos también se enfermaban y morían, sin embargo, muchos cristianos acusaban a los judíos de propagar deliberadamente la enfermedad para dañar a los cristianos. Más de 300 comunidades judías en Europa en ese momento, fueron atacadas violentamente por multitudes que los culpaban de propagar la peste.

Entonces, el emperador del Sacro Imperio Romano, Carlos IV, decretó que todos los bienes de los judíos asesinados podrían ser incautados por sus vecinos cristianos. Con este incentivo financiero para matar judíos, los ataques se intensificaron aún más, y treinta comunidades judías de Alsacia fueron atacadas.

Solo la ciudad de Estrasburgo, que tenía una gran comunidad judía, protegió a los judíos de su ciudad, aunque el ambiente en Estrasburgo ya era tenso. La Peste Negra, aún no había llegado a la ciudad, sin embargo, los ciudadanos esperaban ansiosos el primer caso de víctimas que murieran algún día, para poder acusar a los judíos.

Finalmente, el 10 de febrero de 1349, los ciudadanos se sublevaron, y derrocaron al gobierno de Estrasburgo.

Liderados por los gremios de los carniceros y sastres, que ahora estaban a cargo del gobierno, y que eran respaldados financieramente por nobles locales que odiaban a los judíos, esperaban apoderarse de las propiedades de los hebreos. Uno de sus primeros actos, fue arrestar a los judíos de la ciudad de Estrasburgo, acusados de envenenar los pozos cristianos, para expandir la Peste Negra.

La matanza

El viernes 13 de febrero de 1349, mujeres, niños y hombres, fueron sacados de sus hogares, encarcelados y acusados de asesinato, y se les dijo que cualquier judío que estuviera dispuesto a convertirse al cristianismo se salvaría. Mientras los aterrorizados judíos esperaban su destino, los nuevos líderes de la ciudad, iban construyendo dentro del cementerio judío, una enorme plataforma de madera para albergar a miles de personas.

Al día siguiente, aprovechando el día de su santo, “San Valentín”, designaron como la fecha en que ejecutarían a toda la población judía de Estrasburgo. En la mañana del 14 de febrero, una gran multitud se reunió para observar el horrible espectáculo.

Un sacerdote local, llamado Jakob Von Konigshofen, registró la espeluznante masacre:

“Quemaron a los judíos en una plataforma de madera en su cementerio, donde había alrededor de dos mil de ellos. Algunos niños pequeños, fueron arrancados de los brazos de sus padres y salvados, para que pudieran ser bautizados y criados como cristianos. A medida que la enorme estructura de madera se consumía, 2000 mil judíos fueron quemados vivos lentamente.

Después, la gente del pueblo revisaba entre las cenizas humeantes, no para buscar sobrevivientes, sino buscando objetos de valor. También, se decretó que toda deuda que se debía a los judíos fuese cancelada. Luego, el gobierno tomó el efectivo que poseían los judíos, y lo dividió entre los trabajadores de forma proporcional.

El dinero fue de hecho lo que mató a los judíos

Si hubieran sido pobres, y si los señores feudales no hubieran estado endeudados, no habrían sido quemados. Sin embargo, ni el gobierno, ni los ciudadanos de Estrasburgo, recibieron ninguna crítica, sino que, al contrario, unos meses después, el emperador indultó oficialmente a los ciudadanos de Estrasburgo por matar a los judíos de su ciudad, y por robarles su dinero.

Hasta aquí lo registrado por un sacerdote local, Jakob Von Konigshofen.

Aunque vale la pena aclarar, que el día de “San Valentín” ya existía desde mucho tiempo antes de todo este terrible suceso.

Solamente que, en la ciudad de Estrasburgo, la muchedumbre había aprovechado esa fecha de “San Valentín” para matar a casi todos los judíos que allí residían.

Con el paso del tiempo, muchos de nosotros nos fuimos olvidando que esta masacre de miles de judíos sucedida un día como hoy, 14 de febrero, día de “San Valentín”, sin embargo, por las almas de las víctimas, no debemos olvidarnos, sino que debemos recordarlo como un día trágico para el pueblo judío.