Una reliquia del gueto de Varsovia: la fascinante historia detrás de una edición del Libro de Ester

Avraham Hendel empleó a miles de judíos en su fábrica, en el corazón del gueto de Varsovia, en un intento por salvar sus vidas como «trabajadores esenciales”. A cambio, recibió como regalo el Libro de Ester, unos meses antes del levantamiento y la destrucción definitiva del gueto. Ahora el ejemplar fue descubierto y será subastado.

«Regalo de los trabajadores de la fábrica a A. Hendel, Varsovia, año 5766”: El mensaje, en apariencia simple, encarna una historia heroica y trágica que tuvo lugar en el Gueto de Varsovia, durante los días del Holocausto.

El destinatario es Avraham Hendel, un acaudalado industrial judío que dirigía una fábrica en el gueto y empleaba a miles de judíos, entre ellos especialmente muchos rabinos. El trabajo postergó el trágico final de sus vidas, hasta que finalmente muchos fueron enviados a los campos de exterminio.

El Libro de Ester que sobrevivió al Holocausto
(Casa de subastas)

El regalo es un ejemplar del Libro de Ester, escrito en el gueto, y entregado como muestra de gratitud por los trabajadores de la fábrica. El pergamino, descubierto hace poco, será subastado por una suma inicial de 8.000 dólares.

“El rollo está cubierto por un pequeño tubo metálico labrado en plata”, explicó Tomer Rosenfeld, dueño de la casa de subastas, en una entrevista con los estudios de Ynet. «El estuche fue hecho por un joyero judío polaco llamado Israel Zakman, y este pergamino tiene una historia conmovedora”, evaluó.

El estuche del pergamino está labrado en plata.
(Casa de subastas)

Hendel fue llamado el «Salvador del Rebe». «Debe recordarse que la situación en el Gueto de Varsovia era sombría. Aquellos que no tenían empleo, llegaron literalmente al borde de la inanición», sostuvo Rosenfeld.

Después del Levantamiento del Gueto de Varsovia y la liquidación final, Hendel se disfrazó de sacerdote cristiano y logró escapar y ser rescatado una y otra vez, incluso después de ser capturado y enviado a Dachau. “Más tarde emigró a Israel y vivió en Tel Aviv”, contó Rosenfeld.

Libro de Ester, junto al mensaje de los trabajadores al dueño de la fábrica.
(Casa de subastas)

“Su familia dice que Hendel logró salvar el pergamino, hasta que se vio obligado a usarlo para salvarse a sí mismo durante la guerra. El rollo pasó a manos no judías y permaneció allí durante varias décadas, hasta que un hombre no judío se lo entregó a un rabino de Viena”, relató.

En el último tiempo salieron a la luz algunos artículos históricos de la época del Holocausto y surgió el debate público sobre la necesidad de que sean preservados en poder de instituciones públicas, tales como Yad Vashem. “Pase lo que pase con esta reliquia, incluso si va a parar a una colección privada respetable, creo que contará la historia del heroísmo judío», concluyó Rosenfeld.