Investigación federal indagará presunto acoso antisemita en Brooklyn College

POR: Luke Tress

Foto ilustrativa: Estudiantes del Brooklyn College caminan entre clases en el campus en New York, 1 de febrero del 2017.

La queja de derechos civiles del Título VI alega que los estudiantes judíos en el programa de posgrado fueron arengados por compañeros y académicos, les dijeron que ´controlaran su blancura´.

NEW YORK.- El Departamento de Educación de Estados Unidos ha abierto una investigación sobre el presunto acoso a estudiantes judíos en una universidad de New York, tanto de parte de los académicos como de otros estudiantes.

Los profesores en el Brooklyn College acusaron a los estudiantes judíos de cometer opresión racial, y otros estudiantes discutieron abiertamente la violencia contra ellos, según la queja que llevó a la investigación.

El Centro Louis D. Brandeis para los Derechos Humanos bajo la Ley presentó una queja inicial al Departamento de Educación de Estados Unidos el año pasado. El centro presentó una queja a nombre de dos estudiantes judíos en el programa de maestría de Consejería de Salud Mental del Brooklyn College.

El centro Brandeis dijo el jueves que la Oficina para los Derechos Civiles del Departamento de Educación había abierto una investigación formal, e indicó que la oficina sólo investigó ciertos casos.

La queja inicial, presentada el pasado febrero, dijo que la universidad había violado el Título VI del Acta de los Derechos Humanos de Estados Unidos de 1964 al permitir el acoso antisemita. La ley prohíbe la discriminación sobre la base de la raza, color u origen nacional en programas que reciben financiación federal. La discriminación antisemita fue incluida como una violación del Título VI en el 2019.

La queja se enfoca en alegaciones del año académico 2020-2021.

El Centro Brandeis dijo que profesores del Brooklyn College usaron tropos antisemitas sobre el poder judío, incluso al decirles a los estudiantes judíos que eran ¨blancos¨ y ¨privilegiados¨ y, por lo tanto, oprimían a otras minorías.

Un profesor dijo que los judíos ashkenazi en Estados Unidos eran opresores, y denigraron a un estudiante judío frente a una clase por ser ¨blanco y privilegiado¨, dijo la queja.

En otra clase, se les pidió a los estudiantes que clasificaron sus identidades personales. Un estudiante judío fue reprendido por identificarse más judío que blanco, dijo la queja.

Uno de los denunciantes judíos es una mujer hispánica y se le dijo varias veces que ella no era una minoría porque era judía.

Los estudiantes en la universidad también intimidaron y acosaron a estudiantes judíos por su raza, dijo la queja. En un grupo de chat, un estudiante dijo que quería estrangular a su compañero judío, y otros dos estudiantes apoyaron la afirmación. Uno de los denunciantes judíos salió en defensa del estudiante amenazado, y fue etiquetado como racista.

A los estudiantes judíos que plantearon el problema a la facultad les dijeron que ¨controlaran su blancura¨ y que ¨mantuvieran la cabeza agachada¨, dijo el Centro Brandeis.

Uno de los estudiantes judíos planteó el acoso ante el centro de consejería de la universidad y le dijeron que ¨se quedara callado¨, dijo la queja.

La administración dijo en el momento que sabía de las ¨fricciones en curso¨ en el programa, y expresó apoyo a otros grupos de minorías, pero ignoró las quejas de acoso en contra de los judíos.

Foto ilustrativa: Estudiantes del Brooklyn College caminan entre clases en el campus en New York, 1 de febrero del 2017.

La queja describe varias otras instancias de estudiantes, administradores y profesores despreciando a los estudiantes judíos como ¨blancos¨ y ¨privilegiados¨. La universidad dijo que en un punto planeó limitar ¨el comportamiento inapropiado e intimidante¨, pero no cumplió.

Los estudiantes judíos dijeron que no se sentían seguros expresando sus puntos de vista en clase, a pesar de las reglas de calificación que les obligaban a hacerlo.

La queja dijo que el acoso violó el Acta de los Derechos Civiles de 1964, que prohíbe permitir un ¨entorno hostil¨ que es ¨suficientemente severo, generalizado o persistente, como para que interfiera con o limite la capacidad de un estudiante para participar en o beneficiarse de los servicios, actividades u oportunidades ofrecidas por la escuela¨.

La ley exige que las universidades financiadas con fondos federales pongan fin y eviten el acoso, incluso por parte de otros estudiantes.

En centro Brandeis pidió a la universidad que ¨elimine el entorno hostil¨, condene el antisemitismo, revise sus políticas de no discriminación, lleve a cabo sesiones de entrenamiento para combatir el antisemitismo y establezca una fuerza de trabajo para mejorar las condiciones para los judíos.

¨En un programa universitario para profesionales de la salud mental, a los judíos se les dijo que debían identificarse como blancos, son llamados privilegiados, y son acusados de ser opresores¨, dijo en una declaración Denise Katz-Prober, la directora de lniciativas Legales del Centro Brandeis.

¨Esto va completamente en contra de la historia judía. Ignora por completo siglos de discriminación y asesinatos judíos, que estamos viendo resurgir de manera aterradora, y promueve antiguos y peligrosos tropos antisemitas respecto al poder, conspiración y control judío¨, dijo ella.

¨Luchar contra la intolerancia no debería ser una competencia entre grupos minoritarios; no es un juego de suma cero¨, dijo.

La cuestión de si los judíos son blancos ha pasado a primer plano en días recientes, después de que Whoopi Goldberg describió el Holocausto como dos grupos de personas ¨blancas¨ que estaban ¨luchando entre sí¨. Sus comentarios provocaron un alboroto; desde entonces se ha disculpado.

El Brooklyn College dijo el jueves, ¨el Brooklyn College denuncia inequívocamente el antisemitismo en cualquier forma y no lo tolera en sus campus. Si bien la universidad no puede comentar sobre las investigaciones en curso, está comprometida a trabajar cooperativa y completamente con el Departamento de Educación de Estados Unidos.

¨La universidad aprecia el importante papel que los judíos estadounidenses han desempeñado en la rica historia del país, la ciudad y el campo. La iniciativa de la universidad ¨Estamos Contra el odio¨ presenta conferencias, talleres, conciertos, programas y otros eventos que reflejan el compromiso continuo de la universidad para celebrar las voces que conforman nuestra diversa comunidad en el campus¨.

El Centro Brandeis ha presentado quejas similares en otras universidades estadounidenses, incluida la Universidad de Stanford.

En el 2013, el Centro Brandeis representó a tres estudiantes judíos del Brooklyn College que se quejaron después de ser sacados a la fuerza de un evento anti-Israel patrocinado por Estudiantes por la Justicia en Palestina. El Brooklyn College se disculpó a continuación de una investigación y prometió enmendar sus políticas.

El mes pasado, seis profesores de la Universidad de la Ciudad de New York, el sistema universitario público al que pertenece el Brooklyn College, presentó una demanda federal de derechos civiles contra su sindicato, llamándolo ¨antisemita, antijudío y anti-Israel¨.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil