53% de los israelíes esperan que la situación de los judíos en Europa empeore – Universidad Hebrea

Un sobreviviente del Holocausto sostiene una Torah mientras llega a la entrada de Auschwitz para la Marcha de la Vida anual, marcando el Día de Recordación del Holocausto en mayo.

Los investigadores de la universidad comparten los resultados de una encuesta reciente en la víspera del Día de Recordación del Holocausto.

Una encuesta reciente realizada por el Foro Europeo de la Universidad Hebrea de Jerusalem encuestó a 1,006 adultos judíos y árabes israelíes sobre sus percepciones del antisemitismo en Europa y cómo influye en las políticas y críticas de la Unión Europea a Israel. La encuesta se llevó a cabo a través de entrevistas cara a cara realizadas en los hogares de una muestra al azar de la población.

Más de la mitad de los judíos encuestados (53%) vieron el antisemitismo en Europa como algo que continuará empeorando, y un cuarto (25%) vio la situación como algo que permanecerá igual. Una correlación se encontró entre las edades, nivel de observancia religiosa de los encuestados y cuán pesimistas eran con respecto a la situación.

La orientación religiosa también pareció influir qué países exactamente fueron percibidos como los más antisemitas. 39% de los encuestados sintió que Francia era el país más antisemita en Europa, mientras que 33% sintió que era Polonia. Alemania ocupó el tercer lugar con 15% de los encuestados considerando que es el país más antisemita, aunque los judíos ultra religiosos tenían más probabilidades de clasificar a Alemania por encima de cualquier otro. Los judíos religiosos y tradicionales percibieron a Francia como el país más antisemita, y los judíos seculares sintieron que Polonia era el peor infractor.

Más de la mitad (52%) de los encuestados árabes sintieron que el nivel de antisemitismo en Europa permanecerá igual, y un quinto (20%) incluso sintió que la situación para los judíos mejoraría. Los participantes árabes percibieron a Polonia y Alemania como los más antisemitas de todos los países europeos.

Sobre el tema de cómo la crítica a Israel se relaciona con el antisemitismo, sólo un tercio de los judíos encuestados sintieron que hay una relación directa entre los dos, pero más de la mitad sintió que hay al menos algunas veces una conexión.

Mitin de manifestantes en solidaridad con Israel y contra el antisemitismo, frente a la Puerta de Brandemburgo en Berlín, en mayo.

En lo que se refiere al antisemitismo dentro de las políticas de la Unión Europea, 27% de los encuestados judíos sintieron que no hay antisemitismo en esta área, un número igual de encuestados sintió que las políticas de la Unión Europea con antisemitas, y 40% percibió que el antisemitismo dentro de las políticas de la Unión Europea varía. Una mayoría de los árabes encuestados (53%) sintieron que no había motivación antisemita detrás de las políticas de la Unión Europea.

La principal autora de la encuesta y profesora en el Foro Europeo de la Universidad Hebrea, Gisela Dachs, explicó los hallazgos, afirmando, ¨Aunque la mayoría de los israelíes ve una relación entre las críticas a Israel y las políticas europeas y el antisemitismo, los encuestados fueron mucho más matizados que los políticos israelíes. Los israelíes que están familiarizados con Europa también saben cómo distinguir entre los diferentes países y eso se refleja ahí en la encuesta¨, continuó Dachs, para agregar, ¨la percepción de que Francia encabeza la lista de naciones europeas antisemitas no me sorprende. Durante largo tiempo, ha sido un secreto a voces que Francia está plagada de antisemitismo, y no sólo entre los políticos de extrema derecha y las poblaciones. Desde la Segunda Intifada de Israel en el 2000, los judíos franceses han empezado a sentir que puede no haber futuro para la generación más joven en Francia y muchos han emigrado a Israel para mantener su identidad judía¨.

La socióloga y directora del Foro Europeo de la Universidad Hebrea, Gili Drori, también compartió una interpretación de los resultados, ¨Esta encuesta revela la urgencia de estudiar la multidimensionalidad de la relación israelí-europea. Vemos que, junto a las relaciones muy fuertes de comercio y los acuerdos formales entre Israel y Europa, los israelíes observan el aumento del antisemitismo y el creciente poder de la derecha política en Europa con gran alarma¨.

El trabajo de campo fue hecho por el Instituto PORI y financiado parcialmente por la Fundación Hanns-Seidel en Jerusalem.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil