Después de 18 años, ciudad de Michigan condena las demostraciones de ´El Poder Judío Corrompe´ como antisemitas

POR: Andrew Lapin

Foto ilustrativa: Un manifestante parado afuera de la Congregación Beth Israel en Ann Arbor, Michigan, flanqueado por carteles anti-Israel y antisemitas.

El consejo municipal de Ann Arbor pide a los manifestantes anti-Israel que marchan afuera de una sinagoga que ´renuncien al extremismo y desbanden y cesen su espectáculo semanal de intolerancia agresiva´.

ANN ARBOR, Michigan (JTA).- Durante 18 años, un grupo de manifestantes se ha reunido cada sábado afuera de una de las sinagogas de la ciudad durante los servicios matutinos de Shabbat, blandiendo carteles con lemas como ¨El Poder Judío Corrompe¨.

Esta semana, el ayuntamiento de Ann Arbor por primera vez emitió una resolución formal condenando las protestas como antisemitas.

La resolución responde a las súplicas de los miembros de la Congregación Beth Israel, una sinagoga conservadora a sólo unas pocas cuadras del centro Hillel de la Universidad de Michigan, así como a las de los vecinos de la sinagoga. Ellos han apelado a la municipalidad durante años para que tome acciones decisivas en contra de los manifestantes, quienes, según dice, están atacando a los judíos en una casa de culto y acosando a los miembros de la comunidad.

El propósito declarado de los manifestantes es criticar la política de Israel, pero los miembros del grupo frecuentemente traen carteles y corean consignas antisemitas. El líder de facto del grupo, Henry Herskovitz, se identifica a sí mismo como un ex judío y ha difundido la negación del Holocausto y elogiado a los neonazis en publicaciones en blogs.

Un miembro de la congregación, además de un sobreviviente local del Holocausto, demandó a los manifestantes y a la municipalidad en el 2019, alegando que las protestas violan los derechos de la Primera Enmienda de los fieles a practicar con seguridad su religión y que la municipalidad no ha aplicado las ordenanzas locales que los manifestantes están violando. Esa demanda fue desestimada en septiembre, con la Corte de Apelaciones de Estados Unidos dictaminando que los manifestantes tenían un derecho a la libertad de expresión para continuar con sus actividades.

La Congregación Beth Israel en Ann Arbor, Michigan, ha sido el lugar de una protesta semanal contra Israel desde el 2003.

Durante años la ciudad se negó a involucrarse en lo que estaba sucediendo en la avenida Washtenaw. Eso cambió durante la reunión del consejo municipal el martes, tres días después de que un rabino y sus congregantes fueran tomados como rehenes durante los servicios por un atacante antisemita en Texas.

¨La Municipalidad de Ann Arbor condena todas las formas de antisemitismo, y en particular el mitin antisemita semanal en la avenida Washtenaw¨, afirma la resolución, que fue aprobada por unanimidad por todos los miembros del consejo con derecho a voto. La resolución también ¨hace un llamado a las personas que se reúnen para expresar antisemitismo en la avenida Washtenaw para que renuncien al extremismo y desbanden y cesen su espectáculo semanal de intolerancia agresiva¨.

La municipalidad además ¨declara su apoyo a la Congregación Beth Israel, sus invitados y a todos los miembros de la comunidad judía en Ann Arbor, cada uno de los cuales tiene el derecho de rezar, reunirse y celebrar sin intimidación, acoso o temor a la violencia¨.

¨Simplemente estaba eufórico¨, le dijo el rabino de Beth Israel, Nadav Caine, a la Jewish Telegraphic Agency, indicando que, a raíz de la demanda fallida que se había dirigido directamente a la municipalidad, ¨sería mucho más fácil no decir nada …Pensé realmente que fue valiente y consciente de su parte, que en este momento, los líderes hayan hablado sobre el odio que le sucede a las personas que no están en su grupo¨.

Caine se había mudado a Ann Arbor en el 2018, después de servir previamente como rabino en Ponway, California -el lugar de un tiroteo mortal antisemita en una Casa Jabad. Ver llegar la resolución de la municipalidad sólo tres días después de la crisis de rehenes de una sinagoga en Colleyville, Texas, Caine dijo: ¨fue el yin-yang de emociones extremas.

La situación de rehenes atrajo la atención del mundo y renovó el enfoque en las amenazas antisemitas atacando a las casas de culto judías. El rabino retenido como rehén en Texas, Charlie Cytron-Walker, es también un graduado de la Universidad de Michigan.

Pero la resolución, que no mencionó los acontecimientos en Texas, pero sí hizo referencia a los carteles antisemitas vistos en el edificio del Capitolio de Estados Unidos durante el intento de insurrección el 6 de enero del 2021, en realidad había estado en proceso durante meses, dijo Caine. Más notablemente, dijo, fue encabezada por el propio alcalde de Ann Arbor.

¨Esto no vino de, digamos, `amigos judíos`¨, dijo Caine, agregando que él y la congregación habían sido cautelosos sobre no parecer encajar ¨en el prototipo judío de la persona, que está haciendo que mis líderes hagan algo que no quieren hacer. De hecho, de eso se nos acusa, de usar el ´poder judío´¨.

Contactado para que comente, el alcalde de Ann Arbor, Christopher Taylor dijo que no podía recordar los orígenes exactos de la resolución, pero que había resultado de ¨conversaciones¨ con la federación de Ann Arbor. Dijo que la municipalidad había emitido alguna proclamación en contra del grupo en el 2004, antes de convertirse en alcalde, pero que una resolución del 2021 condenando el acoso antiasiático, había ¨resurgido¨ el deseo de emitir algo más contundente en contra de este grupo.

Taylor ha hablado en contra de los manifestantes antes y ha visitado la sinagoga para disculparse directamente con los feligreses.

Los manifestantes ¨expresan tropos antisemitas, venden conspiraciones y su objetivo es perturbar a una congregación inocente¨, le dijo a JTA. ¨Eso es completamente inconsistente con los valores de Ann Arbor, punto final¨.

El rabino Nadav Caine de la Congregación Beth Israel en Ann Arbor, habla en apoyo de una resolución de la municipalidad para condenar las protestas semanales afuera de su sinagoga como antisemitas, mientras detrás de él otro manifestante exhibe un cartel anti-Israel, 18 de enero del 2022.

Pero, dijo Taylor, la municipalidad tenía poco poder para tomar más medidas contra ellos. ¨La gente tiene el derecho a reunirse en las aceras públicas y hablar ahí¨, dijo. ¨No podemos tomar una acción de intervención en el derecho de la Primera enmienda de nadie¨.

Caine dijo que Ann Arbor, una ciudad universitaria con una larga historia de políticos progresistas y movimientos sociales de izquierda, tiene una tendencia a mirar al otro lado cuando los judíos están siendo atacados.

¨Nos pareció, realmente nos pareció -no sólo a mí- que Ann Arbor no era un lugar para el odio, excepto para odiar a los judíos¨, dijo.

Pero la sinagoga tenía fe en que la municipalidad tomaría una postura, lo cual es parcialmente la razón por la que Beth Israel se ha negado a involucrarse en la demanda de sus propios fieles¨, dijo Caine.

¨Tuvimos que preguntarnos conscientemente a nosotros mismos, ´¿La ciudad es nuestra enemiga?´¨, dijo. ¨Tenemos que comprender que no lo son¨.

Las reuniones de la Municipalidad de Ann Arbor han sido lugares de manifestación para los activistas locales anti-Israel que, según dicen los observadores, a menudo cruzan la línea hacia el antisemitismo. Incluso en la reunión del martes, en la que la resolución fue aprobada, un grupo durante el período de comentario público levantó un cartel anti-Israel para la cámara del Ayuntamiento detrás de Caine; de la presidente de la sinagoga, Deborah Loewenberg Ball; y de Eileen Freed, directora ejecutiva de la Federación Judía de Greater Ann Arbor, mientras hablaban apoyando la resolución.

Los activistas también corearon ¨¡Dejen de disparar a los palestinos!¨ después de que cada orador judío terminaba sus comentarios.

Estos residentes de Ann Arbor, que frecuentemente presionan al ayuntamiento para adoptar resoluciones anti-Israel, también se asocian con los manifestantes de la sinagoga Beth Israel. Una activista local anti-Israel, la toxicóloga ambiental Mozhgan Savabieasfahani, declaró recientemente su intención de postularse para la municipalidad a continuación de una postulación sin éxito en el 2020, en la que había señalado a los donantes judíos de sus oponentes en publicaciones en las redes sociales.

Aunque Caine espera que los manifestantes continúen sus acciones semanales, dijo que la declaración de la municipalidad aún ayudará mucho a la congregación.

¨Cuando entras a la sinagoga, hay un panfleto que explica lo que está sucediendo afuera¨, dijo. ¨Así que ahora, lo que puedo decir es, ¨Quiero que sepan que esto no representa a Ann Arbor´¨ – y luego, dijo, citará la resolución.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil