´En uno o dos años, perderemos el Negev´ advierte oficial retirado de las FDI

Oficiales de policía israelíes se enfrentan a beduinos durante una protesta en contra de la plantación de árboles por el Fondo Nacional Judío, afuera del pueblo beduino de al-Atrash en el desierto del Negev, al sur de Israel, 13 de enero del 2022.

Un ex jefe de la División de Operaciones de las FDI advirtió que Israel perderá el Negev, a menos que actúe fuertemente.

Aproximadamente 2,000 personas, residentes de poblados beduinos, se manifestaron durante largas horas el jueves en contra de la plantación de árboles por parte de Keren Kayemeth LeIsrael – Fondo Nacional Judío (KKL-JNF) en el Negev. Según los informes, un policía fue herido por una roca que le lanzaron y dos manifestantes fueron evacuados al Centro Médico Soroka en condición moderada, junto con el bloqueo de las carreteras a Arad y Dimona y lanzamientos de piedras contra vehículos viajando en esas carreteras.

El Mayor-General (retirado) Israel Ziv, ex director del Directorio de Operaciones de las FDI, abordó la situación en el sur del país el viernes en la mañana. En una conversación con Nissim Mash´al en 103FM, afirmó: ¨Esto me lleva de vuelta a las fotos del inicio de la Primera Intifada. El Estado de Israel no debería tomar el tema a la ligera. Si continuamos así, perderemos el Negev en uno o dos años¨.

Ziv amplió sus comentarios: ¨Estamos viendo una especie de levantamiento que está siendo intensificado por los políticos. Podría haber un levantamiento popular aquí. Una situación en la que la gente joven asumió la responsabilidad nacionalista y se pronunciaron contras las FDI, mientras que el liderazgo palestino no sabía sobre ello, y tampoco se preparó o se unió o montó en esta ola sino sólo más tarde¨.

¨Desafortunadamente, tenemos una situación similar en el sector beduino¨, dijo Ziv. ¨Hay un grupo de jóvenes aquí, algunos con hijos o esposos de mujeres traídas de Gaza o del sur de las Montañas de Hebrón. Hay un fenómeno de islamización acelerada entre esta sociedad. En todos los años recientes, mientras el Estado de Israel los ignoraba, ellos han construido una especie de autonomía¨.

Oficiales de policía israelíes se enfrentan a beduinos durante una protesta en contra de la plantación de árboles por el Fondo Nacional Judío, afuera del pueblo beduino de al-Atrash en el desierto del Negev, al sur de Israel, 13 de enero del 2022.

¨Viven en un sistema independiente de economía y conducta, algunos tampoco saben hebreo y no van a la escuela. Estamos viendo una especie de levantamiento, por supuesto, también está calentado por los políticos que quieren ganar sus puntos de ello¨.  Ziv advirtió que ¨Podría haber un levantamiento real aquí, quizás no en la escala de Judea y Samaria, pero a una escala que no permitiría la forma de vida de los residentes del Negev¨.

En respuesta, Mash´al le preguntó si su afirmación no era demasiado seria. Ziv respondió negándolo: ¨Desafortunadamente no. Quizás técnica u oficialmente aún estamos ahí, pero en la práctica, durante casi 20 años, no ha habido ningún asentamiento nuevo en el Negev. Desafortunadamente, apoyo la declaración de que Israel ha abandonado el Negev¨.

Cuando se le preguntó si la disputa es realmente por la tierra, Ziv respondió: ¨La tierra no está inequívocamente en términos para una disputa legal sobre la propiedad de la tierra. También hay una percepción tradicional de que los beduinos se aferran al Negev y se consideran los propietarios, y también está el interés nacionalista. Cuando las dos cosas se reúnen, vemos el resultado que estamos viendo ahora. Esto no se trata realmente de que le quiten a algún agricultor la tierra en la que cultiva su trigo. Hay una historia mucho más pesada aquí que esto. Miren lo que está pasando ahí, no creo que haya ni siquiera un negocio ahí que no paga por protección a los beduinos. ¿Es esto soberanía? ¿Es esta una situación donde hay ley y orden? El único que tiene el control ahí, es el que usa la fuerza¨.

Cuando se le preguntó cuál piensa que debería ser la solución para el problema, Ziv dijo que ¨el Estado de Israel no debería tomar el asunto a la ligera, sino poner este problema en lo más alto de sus prioridades. Esto es mucho más importante que el Ómicron. El coronavirus pasará en un año o dos, pero si continuamos así, perderemos el Negev. Necesitamos ocuparlo entre comillas, no con tanques, sino con una presencia fuerte de fuerzas de seguridad. Necesita ser reocupado económicamente, incluida la infraestructura, el establecimiento de asentamientos -todo. Necesitamos establecer un gabinete especial que lidiará 100 por ciento con este asunto¨.

Después se refirió a las muertes de los oficiales de las FDI en el accidente de entrenamiento de la unidad Egoz, cuando dijo que lo que condujo al tiroteo injustificado fue una rutina de robar armas de las bases. ¨Supe por los informes y conversaciones con las FDI, que el problema ahí realmente surge tanto de las circunstancias como de un problema esencial de una iniciativa, que es positiva en su base, pero no está coordinada entre los soldados y el marco de trabajo¨, explicó.

¨Esto es lo que provocó estas circunstancias tan terribles. Debe ser dicho que la situación es tal que, debido a que el equipo les había estado siendo robado el día antes y estaban ansiosos porque les serían robadas más armas, los oficiales tomaron la iniciativa que se derivó de mucha responsabilidad. Al final de un día de entrenamiento, ellos mismos fueron para escanear el área para ver si,  D-s no permita, no quedaban armas ahí. Mostraron una gran responsabilidad¨, explicó.

 

Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil