Emigró a Israel siete años después del atentado terrorista en su bat mitzvá

La celebración de Hana Bentov en una sinagoga de Copenhague, Dinamarca, en 2015 se convirtió en una pesadilla cuando un terrorista asesinó al guardia de seguridad judío que custodiaba el evento. A siete años del incidente, la joven emigró a Israel y se enrolará en el Ejército. “Este es mi país”, dijo.

Siete años después del atentado terrorista en Copenhague, Dinamarca, en el que fue asesinado el guardia de seguridad Dan Rozen mientras custodiaba la celebración del bat mitzvá de Hana Bentov, ella y su familia emigraron a Israel con la ayuda de la Agencia Judía. La joven se enrolará pronto en el Ejército.

«Después del atentado, estaba decidida a emigrar a Israel. Les dije a mis padres que lo haría incluso sin ellos. Al final, todos se unieron a mí: mis padres y mis dos hermanos», contó Hana.

Hana Bentov. (Yuval Chen)

«Aparentemente, ese fue el destino de mi bat mitzvá, pero creo que incluso en tiempos oscuros hay luz, porque si el ataque no hubiera ocurrido, no habríamos emigrado a Israel»

Hana Bentov

En febrero de 2015, disparos mortales interrumpieron la celebración del bat mitzvá de Hana Bentov en una sinagoga del Centro Judío de Copenhague, cuando un terrorista mató a tiros a un guardia de seguridad, miembro de la comunidad judía de Dinamarca. Horas antes del ataque, el agresor había llevado a cabo un atentado en un bar de la ciudad, en el que una persona murió.

Hana, que hoy tiene 19 años, afirmó que no pasa un día sin pensar en el atentado. «Nunca olvidaré ese día. Ese incidente me afectó mucho», manifestó. «Aparentemente, ese fue el destino de mi bat mitzvá, pero creo que incluso en tiempos oscuros hay luz, porque si el ataque no hubiera ocurrido, no habríamos emigrado a Israel».

«Recuerdo todo, como si hubiera sucedido ayer. En medio del bat mitzvá, el guardia de seguridad entró de repente y pidió a todos los invitados que bajaran al sótano. Era extraño, no entendía lo que estaba pasando. Nos quedamos en el sótano durante varias horas. Aunque estaba terriblemente asustada, tenía que tener el control de la situación y calmar a mis amigas que estaban muy nerviosas. Ellas lloraban y lloraban, y yo tenía que permanecer tranquila por ellas», recordó Hana. El incidente hizo que la familia Bentov se acercara a la comunidad judía en Dinamarca y también recibieron mucho apoyo de otras comunidades judías de todo el mundo.

«Estoy muy emocionada. Desde que decidí emigrar a Israel a la edad de 12 años, he estado pensando en enrolarme en el Ejército»

Hanna Bentov

El difunto guardia de seguridad, Dan Rozen, tenía 37 años cuando fue asesinado por el terrorista. Era muy popular en la comunidad y siempre se ofrecía como voluntario para custodiar eventos. Esa mañana protegió físicamente a la familia Bentov y a los niños que estaban en la sinagoga. «Nosotros le debemos a Dan nuestras vidas», dijo la madre de Hana, Mattie Bentov, de 47 años. «Se abrió un profundo agujero en nuestros corazones después de su horrible asesinato. Dan permanecerá para siempre en nuestras almas y sus familiares seguirán siendo parte de nuestra familia para siempre. Dedicamos nuestra aliá (inmigración a Israel) a su memoria», añadió.

La noticia sobre el atentado en Yedioth Ahronoth.
(Archivo de Yedioth Ahronoth)

“Quiero defender al país”

En unos meses, Hana comenzará su servicio militar. «Estoy muy emocionada. Desde que decidí emigrar a Israel a la edad de 12 años, he estado pensando en enrolarme en el Ejército. Todavía no sé adónde iré, pero quiero defender a mi país”, expresó.

Hana Bentov con sus padres. (Yuval Chen)

La familia Bentov vive actualmente en el centro de absorción de la Agencia Judía en Raanana, y pronto se mudará a su propia casa en la misma ciudad. «Aquí en Israel están nuestras almas, está nuestro hogar judío, donde viviremos como judíos sin miedo», declaró Hana.

El presidente en funciones de la Agencia Judía, Yaakov Hagoel, felicitó a la familia Bentov, y señaló que «su inmigración a Israel es un emocionante cierre. La Agencia Judía continuará fortaleciendo al Estado de Israel y asistirá a cualquiera que desee inmigrar mientras que al mismo tiempo fortalecerá la seguridad de las comunidades judías en el exterior”.