Lapid estima que la ONU acusará a Israel de Estado apartheid en 2022

En una sesión informativa, el ministro de Asuntos Exteriores afirmó que los esfuerzos palestinos por declarar al Estado judío de racista probablemente se traducirán en intentos de eliminar a Israel de competiciones deportivas y eventos internacionales.

El ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, aseguró este lunes que estima que durante el 2022 Israel será acusado por las Naciones Unidas de llevar a cabo una política de apartheid hacia los palestinos.

En una sesión informativa con periodistas en Jerusalem, Lapid afirmó que el impacto de tales acusaciones se sentirá en los eventos deportivos y culturales y probablemente dará lugar a esfuerzos para eliminar a Israel de todas las competiciones internacionales.

El ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, durante una reunión del gabinete el mes pasado.  (Gil Eliyahu)

«En mi opinión, sin un proceso político con los palestinos, las cosas sólo empeorarán», afirmó Lapid.

El ministro también contó que los palestinos aumentarán su presión sobre la Corte Penal Internacional de La Haya para que inicie una investigación activa sobre la conducta de Israel en los territorios. Esto tendrá repercusiones directas para los funcionarios israelíes, incluidos los líderes militares, según palabras del propio Lapid.

Añadió que los esfuerzos palestinos probablemente se dirigirán también al investigador de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, que el pasado mes de mayo sustituyó a Fatou Bensouda, considerada por Israel como pro-palestina.

Lapid aseveró a los periodistas que los enfrentamientos de mayo de 2021 entre Israel y las facciones islamistas de Gaza estaban siendo investigados por una comisión de la ONU, a la que se le dio un amplio mandato y que cuenta con no menos de 19 personas dedicadas a ello.

El primer borrador de las conclusiones de la comisión se publicará el próximo mes de junio y los funcionarios de Jerusalem esperan que sus conclusiones, entre otras cosas, califiquen a Israel de Estado de apartheid.

En comparación, dijo, la investigación de la guerra civil siria incluyó sólo 12 miembros del personal y un presupuesto mucho menor.

Una manifestación del BDS en el sur de Francia en 2016. (citizenside.com)

«Nuestros enemigos saben cómo hacernos daño y tratarán de expulsarnos de los eventos deportivos internacionales, lo que podría ser muy eficaz a través de las líneas políticas»

Yair Lapid, ministro de Asuntos Exteriores

Los palestinos también recurrieron a la comisión de la ONU para la prevención de la discriminación por motivos de raza en 2018, acusando a Israel de llevar a cabo una política de apartheid hacia ellos.

Esa comisión debe publicar sus conclusiones en el transcurso del año y allí también, según los funcionarios, Israel será calificado como un Estado de apartheid.

Los palestinos ya solicitaron a la CPI que formule su opinión sobre si Israel es racista en sus políticas en Cisjordania, y aunque dicha opinión no sería jurídicamente vinculante, daría legitimidad a ese argumento.

Lapid expresó que Israel debe tener cuidado de no parecer que se niega a negociar con los palestinos. «Esto sería un error de hecho porque los palestinos hablan de avanzar en un proceso de negociación, por un lado, pero apelan a la CPI en La Haya con demandas contra Israel por otro», agregó.

El ministro añadió que la Autoridad Palestina también paga estipendios a los terroristas condenados.

«Nuestros enemigos saben cómo hacernos daño y tratarán de expulsarnos de los eventos deportivos internacionales, lo que podría ser muy eficaz a través de las líneas políticas», comunicó Lapid, añadiendo que acusar a Israel de apartheid puede convertirse en una amenaza estratégica.

La Corte Penal Internacional en La Haya. (AP)

«La afirmación de que Israel es un Estado de apartheid es una mentira repugnante. Estamos tratando con un grupo de antisemitas y no lo veo a la ligera»

Yair Lapid, ministro de Asuntos Exteriores

El ministro denunció que el gobierno anterior descuidó la lucha contra el Boicot, la Desinversión y las Sanciones (BDS) y la campaña para deslegitimar a Israel, asunto en el que la actual coalición está invirtiendo esfuerzos.

«La afirmación de que Israel es un Estado de apartheid es una mentira repugnante. Estamos tratando con un grupo de antisemitas y no lo veo a la ligera», sostuvo.

Durante su sesión informativa, Lapid también se refirió a las conversaciones nucleares con Irán en Viena y aclaró que creía que al final terminarían con algún tipo de acuerdo.

«No conozco a nadie que crea que no habrá algún acuerdo. Expusimos nuestro punto de vista sobre lo que creíamos que debía ocurrir si no se alcanzaba un acuerdo, incluyendo más sanciones. Queríamos que nuestro punto de vista estuviera sobre la mesa», sostuvo. «Sería sorprendente que no se llegara a un acuerdo», agregó Lapid.

Además dijo que los estadounidenses estaban trabajando para lograr un acuerdo, incluso parcial.

«Nuestro objetivo es evitar que se levanten las sanciones», afirmó. «Israel dejo claro que si proporcionan ayuda humanitaria a Irán, permitirían al régimen desviar otros fondos a su programa de misiles y al terrorismo», expuso.

«No quiero criticar al anterior gobierno de Israel, pero se equivocó al retirarse de la sala donde se tomaban las decisiones sobre Irán»

Yair Lapid, ministro de Asuntos Exteriores

«Nuestro objetivo es estar en la sala para minimizar los daños o ver un acuerdo con el que podamos vivir. La guerra podría ser necesaria», sumó. 

Las potencias mundiales mantienen conversaciones con Irán para retomar el JCPOA de 2015. (Reuters)

«No quiero criticar al anterior gobierno de Israel, pero se equivocó al retirarse de la sala donde se tomaban las decisiones sobre Irán», planteó.

El ministro indicó que estaba claro que si los iraníes decidían aumentar su enriquecimiento de uranio al 90%, el mundo se vería sacudido y volvería a las sanciones totales, por lo que la política de Israel era destacar el tema de las sanciones más que el del uranio enriquecido.

«Estamos manteniendo conversaciones para dificultar el acceso al dinero. También estamos tratando de poner de relieve los asuntos que faltaban en el acuerdo de 2015, incluyendo el programa de misiles de Irán y su apoyo al terrorismo», comentó el ministro.

«No sé qué incluirá un futuro acuerdo, pero los chinos y los rusos se están inclinando más hacia nuestro lado que en el pasado y sentimos que tenemos su atención». Los equipos del Ministerio están en contacto casi diario con los estadounidenses», aclaró.

Cohete iraní lanzado durante un ejercicio militar el mes pasado. (Reuters)

Lapid enunció que aunque no cree que haya un mejor acuerdo nuclear con Irán, en lo que respecta a Israel, al participar en una conversación con las potencias mundiales, el Estado judío se encuentra en una posición mejor.