Irán promete venganza por el asesinato de Soleimani si no se juzga a Trump

Una serie de incidentes inusuales tienen lugar mientras Teherán conmemora el aniversario del asesinato de su general, incluyendo el ataque con drones a las fuerzas estadounidenses en Bagdad, el secuestro de un buque de carga con bandera de los Emiratos Árabes Unidos por parte de los rebeldes Houthi y los hackers vinculados a Irán que atacaron un sitio web de noticias israelí.

El presidente iraní Ebrahim Raisi, hablando en el segundo aniversario del asesinato del general Qassem Soleimani por parte de Estados Unidos, expresó que el ex presidente estadounidense Donald Trump debe enfrentar un juicio por el asesinato o Teherán «se vengará».

Irán y los grupos aliados con él en Irak y otros países estuvieron celebrando eventos para honrar a Soleimani, el comandante de la Fuerza Quds, el brazo de ultramar de los Guardias Revolucionarios de élite. Fue asesinado en Irak en un ataque con drones el 3 de enero de 2020, ordenado por el entonces presidente Trump.

Carteles del general iraní Qassem Soleimani en su ciudad natal de Kerman en Irán. (Reuters)

«Si Trump y (el exsecretario de Estado Mike) Pompeo no son juzgados en un tribunal justo por el acto criminal de asesinar al general Soleimani, los musulmanes tomaremos nuestra venganza de mártires»

Ebrahim Raisi, presidente de Irán

«Si Trump y (el exsecretario de Estado Mike) Pompeo no son juzgados en un tribunal justo por el acto criminal de asesinar al general Soleimani, los musulmanes tomaremos nuestra venganza de mártires», aseguró Raisi en un discurso este lunes.

«El agresor, el asesino y el principal culpable -el entonces presidente de Estados Unidos- debe ser juzgado y enjuiciado conforme a la ley (islámica) de la retribución, y la sentencia de Dios debe llevarse a cabo contra él», añadió Raisi.

Según las leyes islámicas de Irán, un asesino condenado puede ser ejecutado a menos que la familia de la víctima acepte recibir «dinero de sangre» mediante una reconciliación

Los funcionarios judiciales iraníes se comunicaron con las autoridades de nueve países tras identificar a 127 sospechosos en el caso, entre ellos 74 ciudadanos estadounidenses, según dijo el fiscal general Mohammad Jafar Montazeri a la televisión estatal.

«El criminal ex presidente (Trump) está en la cima de la lista», aseveró. 

El presidente iraní Ebrahim Raisi. (Captura de pantalla)

«El agresor, el asesino y el principal culpable -el entonces presidente de Estados Unidos- debe ser juzgado y enjuiciado conforme a la ley (islámica) de la retribución, y la sentencia de Dios debe llevarse a cabo contra él»

Ebrahim Raisi, presidente de Irán

El domingo, Irán instó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en una carta a pedir cuentas a Estados Unidos y a Israel, que según Teherán también estuvo involucrado en el asesinato, informaron los medios iraníes.

Días después del asesinato, Estados Unidos indicó a las Naciones Unidas que el asesinato fue en defensa propia. El entonces fiscal general de Estados Unidos, William Barr, dijo que Trump tenía claramente la autoridad para matar a Soleimani y que el general era un «objetivo militar legítimo».

Cientos de simpatizantes de las milicias respaldadas por Irán se reunieron el domingo en el aeropuerto internacional de Bagdad para conmemorar el aniversario de la muerte de Soleimani y corear consignas antiestadounidenses.

Dos drones armados fueron derribados el lunes cuando se acercaban a una base militar iraquí que acoge a las fuerzas estadounidenses cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, según informaron fuentes de seguridad iraquíes.

Ataque informático al periódico israelí The Jerusalem Post.

A última hora del domingo, el movimiento Houthi de Yemen, alineado con Irán, se apoderó de un buque de carga con bandera de los Emiratos Árabes Unidos que, según dijo, participaba en «actos hostiles», pero que, según los saudíes, transportaba material hospitalario.

En Israel, el lunes, el periódico Jerusalem Post dijo que su sitio web había sido hackeado en lo que llamó una aparente amenaza al país, con una ilustración que parecía recordar a Soleimani.