Más de 27 mil judíos inmigraron este año a Israel, 30% más que en 2020

Un total de 27,050 nuevos inmigrantes llegaron a Israel durante 2021, lo que representa un aumento del 30% con respecto a las cifras particularmente bajas del año anterior, anunciaron este miércoles el Ministerio de Inmigración y Absorción de Israel, la Agencia Judía y Nefesh B’Nefesh, informó The Times of Israel.

En lo que respecta a América del Norte, los recién llegados incluyeron a 4,000 inmigrantes de EE. UU., la cifra más alta desde 1973 y un aumento del 30% con respecto al año pasado, otros 280 desde México y 400 desde Canadá.

Francia experimentó un salto del 40%, con 3,500 llegadas, el número más alto en 4 años. Hubo 7,500 inmigrantes de Rusia, un aumento del 10% desde 2020, y 3,000 de Ucrania este año, un 5% más.

Otros países también experimentaron un aumento, con 900 llegadas de Argentina, 55% más que el año pasado, 630 del Reino Unido, 550 de Sudáfrica y 550 de Brasil.

Las cifras también mostraron que 1,636 inmigrantes de Etiopía llegaron a Israel como parte de la Operación Tzur Yisrael, que ha renovado la inmigración de judíos del país después de un paréntesis de años.

En general, la inmigración aumentó un 30% este año en comparación con 2020, aunque se mantiene por debajo de las cifras anuales registradas en los años anteriores a la pandemia de COVID-19.

La cifra total coincidió con la de 2016. En 2017 hubo un ligero ascenso a 29,000 y eso continuó en 2018 con 30,000, alcanzando un récord de 35,000 en 2019. Sin embargo, con el inicio de la pandemia de coronavirus y las restricciones que provocó a los viajes internacionales, los números cayeron.

En 2020, solo 22.000 se mudaron a Israel para comenzar una nueva vida allí.

La ministra de inmigración, Pnina Tamano-Shata, celebró las nuevas cifras y elogió la contribución que los inmigrantes judíos han hecho a la sociedad israelí.

“La Aliá sigue batiendo récords. A pesar de la pandemia y sus limitaciones, la Aliá a Israel no se detuvo y nos complace dar la bienvenida a decenas de miles de inmigrantes que eligieron hacer Aliá este año”, dijo. “Los inmigrantes son un motor de crecimiento increíble para la economía israelí y son una potencia nacional, económica y moral para la nación”.

Tamano-Shata ha atribuido el aumento de la inmigración a las mejoras que ha realizado su ministerio para eliminar los obstáculos a la inmigración, la digitalización del proceso y una mejor cooperación con los consulados en el extranjero.

La campaña nacional para fomentar la inmigración, denominada horizontes israelíes, tiene un presupuesto de 11.4 millones de dólares.