La hipocresía de cancelar la charla de Hotovely en Princeton

Viceministra de Relaciones Exteriores Tzipi Hotovely.

Editorial de Opinión: JVP, la misma organización judía que trató de cancelar el discurso de la Viceministra de Relaciones Exteriores Tzipi Hotovely en la Universidad de New York, recientemente recibió a la terrorista palestina Rasmea Odeh, quien ha llamado a la destrucción de Israel. Pero cuando se refiere a los oradores de derecha, el silenciamiento aparentemente está bien.

Más y más discursos de oradores de derecha en los campus universitarios de Estados Unidos están siendo cancelados. Usualmente yo no comparto mis opiniones, pero cómo es que este silenciamiento está bien?

La semana pasada, le sucedió a la Viceministra de Relaciones Exteriores Tzipi Hotovely, quien estaba programada para dar un discurso en el Centro para la Vida Judía de la Universidad de Princeton, el cual está afiliado con la red Hillel de organizaciones judías. Yo mismo hablé ahí anteriormente este año.

Un grupo judío llamado Alianza de Judíos Progresistas (AJP) organizó una petición acusando a Hotovely de «declarar su oposición a un estado palestino» y «repetidamente hacer declaraciones racistas». La gente de Hillel entró en pánico y canceló el discurso, el cual fue eventualmente dado en el centro Chabad de Princeton. La asistencia fue impresionante, quizás en protesta al silenciamiento. El presidente de Hillel Internacional Eric Fingerhut pronto volvió a sus cabales y emitió una disculpa a Hotovely.

Hotovely. Son las opiniones política una razón para boicotear a alguien?

Juro que mis opiniones políticas sobre los asentamientos son exactamente opuestas a las opiniones de Hotovely, pero no he encontrado un atisbo de racismo en sus comentarios. Hotovely emitió una declaración afirmando que «hay una dictadura liberal gobernando aquí, la cual impide a los estudiantes estadounidenses oír a un representante del gobierno israelí…En lugar de dar a la juventud estadounidense una oportunidad de oír variedad de opiniones, una mentalidad estrecha evita que ella lo haga».

Otro intento fue hecho para cancelar el discurso de Hotovely en la Universidad de Columbia, el cual fue llevado a cabo como estaba planeado a principios de esta semana. La organización Voz Judía para la Paz (JVP) trató de evitar el discurso de Hotovely en la Universidad de New York, argumentando que la viceministra está negando el derecho de los palestinos a un estado independiente. Hotovely, por cierto, está a favor de una anexión que llevará a la concesión de la ciudadanía.

Eso es interesante. El derecho de los kurdos a un estado independiente tiene partidarios y oponentes. Disputas similares están teniendo lugar respecto al Tibet y el Sahara Occidental, así como Cataluña estos días. Son las opiniones políticas una razón para boicotear a alguien?

La primavera pasada, la misma organización tratando de silenciar a Hotovely, JVP, recibió a Rasmea Odeh, una terrorista palestina que está a punto de ser deportada de Estados Unidos después de entrar al país engañosamente. Odeh está llamando a la destrucción de Israel de la misma manera que los líderes de BDS están negando el derecho a existir del estado. Alguna vez se cruzó por la mente de los activistas que hay algo equivocado con sus reglas de ética? No me hagan reír. Los antisemitas no tienen reglas de ética, incluso si ellos son judíos.

 

Fuente: Ynetnews
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil