HILLEL CANCELA ABRUPTAMENTE EL DISCURSO EN PRINCETON DE LA VICEMINISTRA DE RELACIONES EXTERIORES ISRAELÍ

La Viceministra de Relaciones Exteriores de Israel Tzipi Hotovely habla en Chabad de Princeton después que su discurso en el Hillel local fuera cancelado debido a la presión de progresistas. 7 de noviembre del 2017.

Tzipi Hotovely critica la ´dictadura liberal que impide a los estudiantes estadounidenses oir a un representante oficial del gobierno israelí´, todavía hablará en Chabad de Princeton.

Una charla de la Viceministra de Relaciones Exteriores de Israel Tzipi Hotovely planificada en el Centro Hillel para la Vida Judía en la Universidad de Princeton fue abruptamente cancelada el lunes, a continuación de una petición por parte de activistas progresistas en el campus.

Hotovely, quien actualmente está en medio de un recorrido de campus universitarios estadounidenses destinado a combatir la creciente influencia del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) en las universidades estadounidenses, dijo que la decisión de Hillel de cancelar su conferencia «sin advertencia y sin una causa justa» atestigua una «profunda y severa crisis de valores».

A pesar de la retractación de Hillel, Hotovely, sin embargo, habló en Princeton como estaba planeado, después que Chabad de Princeton intervino y acordó ser el anfitrión de la viceministra.

«Una dictadura liberal impide a los estudiantes estadounidenses oír a un representante oficial del gobierno de Israel», dijo Hotovely, quien en una declaración para Haaretz añadió que ella está «triste por la falta de apertura hacia diferentes opiniones de Israel».

Una pequeña demostración por los activistas estudiantiles progresistas que se oponían a la visita tuvo lugar sin interrupción.

De acuerdo a un vocero de Hotovely, Hillel de Princeton invitó a la viceministra de relaciones exteriores a hablar hace más de dos meses. La visita, sin embargo, fue cancelada solo horas antes de que el evento se llevara a cabo después de que cerca de 200 activistas de izquierda, encabezados por una organización estudiantil llamada La Alianza de Judíos Progresistas, firmaran una petición oponiéndose a la visita planeada de Hotovely.

La oposición de Hotovely a un estado palestino y su defensa de la expansión del asentamiento en la Franja Occidental, dijo la petición, «causa un daño irreparable a los prospectos de una solución pacífica para el conflicto israelí-palestino». El Centro para la Vida Judía, alegó que la petición, ha excluido previamente a oradores de izquierda y que la decisión de recibir a la «oradora racista» Hotovely «[tergiversa] las políticas y valores de nuestra comunidad judía».

En una declaración, la Rabina Julie Roth, la directora de Hillel de Princeton, dijo que el centro «decidió posponer el programa con Hotovely hasta que podamos examinar apropiadamente el programa a través de nuestro Comité Asesor de Israel. Somos afortunados de que nuestros colegas en Chabad estuvieron de acuerdo en ser los anfitriones del programa hoy como originalmente estaba planeado y estamos alentando a nuestros estudiantes que están interesados en asistir. Lamentamos el cambio de última hora y pedimos disculpas a la Sra. Hotovely por el inconveniente. Estamos deseando un continuo debate sólido y saludable en torno a Israel en nuestra comunidad».

En una carta enviada a Roth, Hotovely dijo que «al cancelar esta conferencia, usted está infringiendo la libertad académica fundamental de los estudiantes. Está negando la libertad básica de los estudiantes de oír diferentes puntos de vistas, cuestionar, desafiar, y pensar por sí mismos». Al estar de acuerdo con las «demandas de voces radicales», añadió ella, Roth está «silenciando la voz de la democracia israelí».

Los organizadores de la protesta en Princeton, Mikaela Gerwin, Talya Nevins, Rafi Lehmann, y Zora Alum, dijeron a Haaretz que ellos nunca tuvieron la intención de lograr que el evento se cancelara, o evitar que Hotovely hablara en Princeton. Su intención, dijeron ellos, era destacar lo que ellos describieron como la «hipocresía» del CJL, el cual mantenía un estándar de no patrocinar «grupos u oradores que, como una cuestión de política o práctica, fomenten una atmósfera de descortesía, intención de perjudicar a Israel, o promover el racismo o el odio de cualquier clase», pero luego aplicaban este estándar solamente a los oradores de izquierda¨.

«Estamos agradecidos de que Hillel oyera nuestras preocupaciones», dijeron ellos, describiendo la decisión de posponer el evento como una «victoria para Hillel» y un modelo para otras filiales de la organización sobre cómo abordar las quejas estudiantiles. A pesar de los intentos de pintar su protesta como anti-Israel o pro-BDS, los organizadores dijeron «no tenemos afiliación con BDS y no estamos interesados en BDS». Ellos, de hecho, estaban felices con el evento en sí, y «apreciaban la oportunidad de enfrentar a [Hotovely]».

«Esto se trata de los estudiantes judíos-estadounidenses y las instituciones judías estadounidenses», dijeron ellos. «Si actores israelíes están involucrados no es el núcleo de esto. Esta es una conversación judía-estadounidense».

Otras dos paradas en el recorrido de los campus estadounidenses de Hotovely, su charla en Columbia la semana pasada y otra charla en NYU programada para el próximo martes, también fueron organizadas por las filiales locales de Hillel.

 

Fuente: Haaretz
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil